jueves, 11 de enero de 2018

Crítica: Insidious: La última llave - Insidious: The last key

Título: Insidious: La última llave - Insidious: The last key
Año: 2018
Género: Terror - Thriller
Duración: 103 min.
Director:  Adam Robitel
Guión: Leigh Whannell
Música: Joshep Bishara
Interpretes: Lin Shaye, Leigh Whannell, Angus Sampson, Kirk Acevedo, Caitlin Gerard, Spencer Locke, Josh Stewart, Tessa Ferrer, Aleque Reid, Ava Kolker, Bruce Davison, Javier Botet
Nota: 5
Sinopsis: La parapsicologa Elise Rainier deberá volver a la casa donde se crió para enfrentarse a una malvada presencia que quiere aprovecharse de sus poderes para sembrar el mal.



Crítica:
Hace ya un tiempo, el director de cine Alejandro Hidalgo subió a twitter una fotografía que a los seguidores de 'La casa del fin de los tiempos' nos hizo pensar que la saga de películas centradas en el universo 'Insidious' que comenzó en el año 2010 iba a salir de la monotonía y la previsibilidad a la que se estaban viendo avocadas por culpa de un mayor interés en la taquilla que en las historias que los creadores de la saga (Wan dirigió la primera y segunda parte, Whannell la tercera) querían contarnos y por toda una serie de películas surgidas alrededor de estas que se aprovechaban de su éxito comercial a pesar de que alguna de ellas carecía de la calidad suficiente para ser estrenadas en pantalla grande: Ahí está por ejemplo la desastrosa 'Anabelle'.
La decepción fue la tónica de 'Insidious: Capítulo 2' ('Insidious: Chapter 2') donde las explicaciones rompían de alguna manera el encanto del misterio, la monotonía la de 'Insidious: Capítulo 3' ('Inisidious: Chapter 3') que parecía tomar demasiados elementos de otras películas para mezclarlos con el toque paranormal marca de la casa y ofrecérselo al espectador bajo un seductor y sugerente envoltorio. Por desgracia y a pesar de que este 'Insidious: La última llave' ('Insidious: The last key') resulta, al menos en su parte final, bastante entretenida, el espectador no deja de encontrarse ante una historia demasiado encorsetada por unos clichés que ya cansan, con unos toques de humor que nunca funcionan y unos primeros cuarenta minutos realmente aburridos.
Desafortunadamente Robitel, director de 'The Taking of Deborah Logan' no es Hidalgo y a pesar del juego que establece Whannel en ciertas partes de su historia, esta deja demasiados interrogantes y situaciones del todo absurdas que solo sirven para hacer avanzar a la historia y situar a los personajes donde el guionista y el director quieren. No hay que buscar ningún tipo de coherencia en el guión, en las palabras o en las acciones de sus protagonistas Todo está construido con una clara intención y Whannell como guionista se permite todo tipo de licencias para ello. Es una lastima que las buenas ideas que la historia parece apuntar (El juego con los tiempos, las personas y los recuerdos) que nos nos llevan otra vez a pensar en Hidalgo, acaba en cierto modo eclipsado por un personaje principal que no tiene el carisma suficiente como para mantener toda una historia centrada en ella y por toda una serie de situaciones absurdas que no aguantan un mínimo análisis critico. No comparto el entusiasmo general acerca de Lin Shaye y su personaje sobre todo porque este no me parece lo suficientemente interesante para construir toda película alrededor de el, sin duda alguna me quedo con los Warren y 'Expediente Warren: The Conjuring' ('The Conjuring').
Uno de los motivos que me impulsó a ver esta película en el cine no fue otro que su reparto. Ver a Josh Stewart protagonista de la excelente 'The Neighbour' y las muy sádicas 'The Collector' y 'The Collection' todas ellas dirigidas por Marcus Dunstan y a Kirk Acevedo, compañero de la agente Olivia Duham en la serie de culto 'Fringe', eran elementos suficientes para captar mi atención y arriesgarme a pagar el precio de una entrada el día del estreno para ver la película en una sala llena de personas que comentan en voz alta cualquier mínimo detalle. Y creo sinceramente que a pesar de sus pequeños papeles, Stewart y Acevedo son sin ningún tipo de duda lo mejor de esta película, ya que ambos consiguen crear dos personajes oscuros y atormentados a los que habría que haberles dedicado un poco mas de tiempo dejando de lado los problemas familiares de la Rainier y sus sobrinas. Nota: Es una lastima ver a Bruce 'Willard' Davison en papeles secundarios como este o en lamentables producciones como 'Titanic 2' de Shane Van Dicke.
En el siguiente párrafo se hace referencia a cierta película que por comparación puede llevar implícitos ciertos SPOILERS por lo que si no quieres leerlo te recomendamos que saltes al siguiente párrafo. Como ya hemos comentado, la saga 'Insidious' y las sucesivas películas que surgieron gracias a su éxito empiezan a dar muestras de cansancio, de ser un chicle que no puede estirarse mas, de haber matado a la gallina de los huevos de oro. Es por eso que Whannell se vuelve a permitir el lujo de coger ideas y escenas de otras películas para mezclarlas sin ningún pudor ni reparo. Una: La ya mencionada 'La casa del fin de los tiempos': Una mujer vuelve a la casa en la que vivió donde percibe extrañas presencias. En el caso de la cinta de Hidalgo, el hijo de Dulce (Ruddi Rogriguez) desapareció en dicho lugar, en él de la de Robitel, Elise (Lynn Rainier) abandonó a su hermano a su suerte. En ambos casos, los recuerdos y el tiempo parecerán fusionarse de alguna manera para dar forma al drama vivido por Dulce y Elise. Pero hay otra película en la que es imposible no pensar al ver 'Insidious: La última llave' ('Insidious: The last Key') y esa no es otra que 'No respires ('Don't Breath') de Fede Álvarez. Si en el caso de la cinta de Álvarez, tres jóvenes van a casa con la idea de robar, en la de Robitel son otra vez tres personas las que acuden a una destartalada casa con la idea de ayudar a quien vive en ella (Elise y sus peculiares compañeros) o recuperar un silbato que se creía perdido (Christian Rainier y sus dos hijas) en una de las escenas mas incomprensible y ridícula de toda la película. Dos personas de apariencia frágil habitan en tan peculiares moradas (Una en medido de un suburbio, la otra todavía tiene muebles de los años 50 porque se conservan bastante bien.. es que ya no se hacen cosas como antes...) pero ya se sabe que todo el mundo, siempre, pero siempre, tiene mucho que ocultar. FIN SPOILERS FIN SPOILERS
Insidious: La última llave ('Insidious: The last key') es una continuación de 'Insidious: Chapter 3') y una precuela de 'Insidious', lo que llevará al espectador que haya visto 'Annabelle: Creation' a pensar que Whannel y Gary Dauberman debieron trabajar codo a codo en el guión de ambas historias. Es cierto que la cinta de David F. Sandberg es mejor que 'Annabelle' y también es cierto que la película de Robitel no es la peor de toda la saga pero sin duda alguna estamos ante un género sobresaturado, apunto de explotar algo que podemos hacer extensible al mundo zombie y que salvo extrañas excepciones como 'Verónica' de Paco Plaza, no ofrece nada nuevo y está cayendo en la mas absoluta de las monotonías. Insidious: La última llave ('Insidious: The last key') es una cinta con una parte final realmente interesante pero cuyos primeros cuarenta y cinco minutos son total y absolutamente prescindibles, lo que sumado a un guión lleno de agujeros, escenas ridículas y personajes que no aportan nada a la historia, nos lleva a pensar que Whannell ha de pasar ya página y empezar con otros proyectos alejados del universo 'Insidious'.


Lo mejor: Stewart y Acevedo.
Lo peor: Los primeros cuarenta y cinco minutos no aportan nada nuevo.

domingo, 24 de diciembre de 2017

Las 10 mejores películas del 2017 y una mención especial


1 - 'A Ghost Story' de David Lowery
Si, es cierto, 'A Ghost Story' es una de esas películas que o se aman o se odian y en ambos casos casi de manera visceral. Yo soy uno de los que la aman. Por su soberbia banda sonora, por la impresionante 'I get overhelmed', por el excelente trabajo de Rooney Mara, por que una simple sábana es capaz de transmitir mas que muchos de los actores actuales y por que la sensiblidad que ya mostró David Lowery en su anterior película 'Ain't them bodies saints' impregna a cada fotograma de 'A Ghost Story'. Sin duda alguna esta es una de esas películas que para bien o para mal, el espectador no se va a quitar de la cabeza. La famosa y hermosa frase de 'Drácula de Bram Stoker' de Francis Ford Coppola: 'He cruzado océanos de tiempo para encontrarte' es llevada por Lowery a su máximo esplendor.



2 - 'Blade Runner 2049'  de Dennis Villeneuve
Un director como Villeneuve no iba a arriesgar su excelente carrera por una película en la que no creyera. 'Blade Runner 2049' no es simplemente una cinta visualmente apabullante, no es simplemente una cinta con una excelente banda sonora. No, 'Blade Runner 2049' es una sobresaliente secuela a la que el tiempo pondrá en su justo lugar y que supone la perfecta continuación de las obsesiones mostradas por el director a lo largo de su filmografía. Sin duda alguna, esta es una de las grandes películas del año que por desgracia no ha encontrado el respaldo de la taquilla. Sorprende que viendo la cinta original de Ridley Scott o las películas de Villeneuve se haya echado en cara a 'Blade Runner 2049' que es una película lenta. Las buenas historias se cocinan a fuego lento y Villeneuve haciendo esto es un autentico maestro.



3 - 'Your Name' de Makoto Shinkai 
Makoto Shinkai mezcla de manera soberbia elementos propios de la ciencia ficción con la sensiblidad y el romanticismo de muchas novelas de Haruki Murakami y que ya se podía observar en la también sobresaliente '5 centímetros por segundo'. 'Your Name' es una de esas películas que se saborean de principio a fin, una autentica maravilla que gustará a los amantes del buen cine. Una delicia que hay que ver y disfrutar. Y siguiendo la línea de las dos películas anteriores, 'Your Name' cuenta con una excelente banda sonora





4 - 'Coco' de Lee Unkrich
No soy muy fan de las películas de la Disney, de hecho creo que lo peor de la proyección de 'Coco' fue el insufrible cortometraje que acompañaba a esta película 'Frozen: Una aventura de Olaf' ('Olaf's Frozen adventure') pero no por su pobre argumento sino por sus interminables veintidos minutos de duración que consiguieron que me acordara constantemente del cortometraje 'El gilipollas' de Victor García León y protagonizado por Juan Luis Galiardo. Pero tras las insipidas aventuras de Olaf llegó 'Coco' y esta se ganó al público. Es cierto que la película no es precisamente original, que Disney explota la lagrima fácil como nadie y que sus cintas suelen estar prefabricadas para llevar al espectador al lugar donde ellos quieren, pero todo eso y mas se lo permitimos y se lo perdonamos a 'Coco'. La historia del pequeño Miguel que se enfrentará a su familia y viajara a la Tierra de los muertos es simplemente preciosa. El público ha dejar fuera de la sala sus prejuicios al cine de Disney y dejarse llevar. Y si lo hace disfrutará de esta película como hacía tiempo que no lo hacía.





5 - 'The Square' de Ruben Östlund.
El nombre de Ruben Östlund empezó a ser conocido por muchos gracias a 'Fuerza Mayor' ('Turist') donde este analizaba las relaciones de pareja. Östlund vuelve a usar una cartera y un móvil como elemento disparador de su película donde utiliza también el arte para explorar la sociedad clasista, despreocupada e individualista en la que vivimos. 'The Square' no habla de arte, habla de nosotros, de las personas y de nuestra posición en el mundo. La cinta de Östlund se mueve entre el drama, la comedia y el patetismo para reflejar todo tipo de egoísmos y prejuicios. Sin duda alguna, una grandisima película.



6 - 'Logan' de James Mangold
No me gustan las cintas de los X-Men centradas en Lobezno. Todas me aburren hasta la saciedad por lo que no esperaba absolutamente nada de 'Logan', pero para mi sorpresa me encontré con la exploración de la decadencia de un personaje que me dejó pegado a la butaca. 'Logan' es sin duda alguna una excelente despedida para el personaje que ha marcado para bien y para mal la carrera de Hugh Jackman. Si Patrick Stewart consigue emocionarnos, Dafne Keen nos roba directamente el corazón. Este 'Logan' es sin duda alguna, la cinta violenta y oscura que el personaje se merecía.





7 - 'Verónica' de Paco Plaza.
Siempre he pensado que en el equipo Balaguero-Plaza era el primero el que ponía el talento y el segundo las ganas. Hasta este año. Si Balagueró nos dejó la decepcionante ‘Musa’, Plaza nos regaló una de las mejores cintas de terror del año. A pesar de que esta llegaba tarde, la saturación de cintas de temática paranormal con el sello Wan nos hacía pensar que esta era otra de esas películas que se suben al carro del éxito de estas, Plaza consiguió que ‘Verónica’ no solo diera miedo sino que además encontrara su sitio propio en un género que actualmente está sobresaturado.









8 - 'Detroit'
Detroit. 1967. La creciente tensión por los disturbios raciales que vive la ciudad hará que la noche del 25 de julio, tres jóvenes negros sean brutalmente golpeados y asesinados en el motel Algiers. Kathryn Bigelow vuelve a demostrar que es una de las mejores directoras en lo que al cine de acción y thriller se refiere y nos deja con 'Detroir' una película tan necesaria y actual como brutal. Bigelow sitúa la cámara de manera que hace de nosotros espectadores de excepción de los dramáticos hechos ocurridos en el motel Algiers. De la misma manera que hizo Villeneuve en 'Polytechnique', Bigelow explora no solo el hecho en si, si no además como las personas que se vieron involucradas intentaron superarlo y seguir con sus vidas.


9 - 'Wild River'
Taylor Sheridan autor de los guiones de 'Hell or High Water' o 'Sicario' entre otros, vuelve a ponerse detrás de las cámaras como director de uno de los mejores thrillers de la temporada. No hay increibles giros de guión, no hay sorpresas detrás de una puerta. No. En 'Wild River' hay sobre todo un grupo de personajes que han de enfrentarse a la perdida y a una dramática investigación. Si a todo eso le sumamos la extraordinaria banda sonora de Nick Cave y Warren Ellis, esta es otra de las películas de obligada visión de la temporada.







10- 'Nocturama' de Bertrand Bonello
Este año he podido ver dos películas que poseen una temática similar, una de ellas 'Ensayo para una revolución' ('Ceux qui font les révolutions à moitié n'ont fait que se creuser un tombeau') de Matthieu Denis y Simon Lavoie y esta 'Nocturama' de Bertrand Bonello. El hastío de un grupo de jóvenes les llevará a enfrentarse al sistema establecido usando para ello la violencia. El descontento ante una sociedad que enjaula a las personas y sus ideales es analizada por Bonello con la precisión de un cirujano ya que este encierra a sus protagonistas en el lugar que mejor representa todo aquello que pueden odiar: Un lujoso centro comercial. No debemos quedarnos solo con la historia que Bonello plasma en imágenes sino también y muy especialmente, el espectador debe reflexionar sobre los motivos que llevan a los protagonistas a hacer lo que hacen. Esto no es una justificación ni mucho menos, es simplemente un punto de atención para una historia que tiene mucho mas trasfondo del que podemos llegar a pensar. 'Nocturama' tiene sin duda alguna los mejores primeros cuarenta y cinco minutos del año.





Mención Especial
'Wonder' de Stephen Chbosky


Tras 'Las ventajas de ser un marginado' ('The Perks of being a wallflower'), novela que el propio Chbosky se encargó de llevar a la pantalla grande, este sigue explorando en 'Wonder' la dificultad de ser aceptado en un entorno tal hostil como un colegio o un instituto. La importancia de los amigos, los diversos traumas que arrastran los protagonistas, unos profesores enrollados como pocos... son muchos los puntos que hermanan a estas dos películas que hace que una sesión doble con 'Las ventajas de ser un marginado' ('The perks of being a wallflower') y 'Wonder' sea una muy grata experiencia. Dividida en diversos capítulos, 'Wonder' se acerca a todos aquellos que tienen algo que ver con su protagonista, Auggie, mostrando que todos anhelan aquello que no tienen. Si Auggie sufre aislamiento y rechazo por su físico, el resto de los personajes lo hacen por ser incapaces de aceptar o de enfrentarse a las circunstancias que les rodean. Resulta inevitable no pensar en 'Yo, él y Raquel' ('Me and Earl and the dying girl') de Alfonso Gómez-Rejón al ver 'Wonder' por el paralelismo existente entre el personaje de Greg (Thomas Mann) y el de Jack Will (Noah Jupe) obligados ambos a hablar con Raquél (Olivia Cooke) y Auggie (Jacob Tremblay) y que derivará en una gran amistad. Si en 'Las ventajas de ser un marginado' ('The Perks of being a wallflower'), Chbosky contó con Tom Savini como el señor Callahan, en 'Wonder' el director hace lo propio con Mandy 'Iñigo Montoya' Patinkin. Sin duda alguna 'Wonder' es una autentica delicia que se ve muy bien y se disfruta mucho.


sábado, 23 de diciembre de 2017

Las cinco mayores decepciones del 2017

A continuación os dejamos una lista de las cinco películas que desde nuestro punto de vista  y por diversos motivos han sido las cinco mayores decepciones del 2017. Como siempre esta lista es del todo subjetiva donde hemos valorado lo que las cintas nos transmitieron o si estas estaban a la altura de lo que esperábamos de ellas.


1 - 'Leatherface' de Julien Maury y Alexandre Bustillo
Nunca pensé que una cinta dirigida por Julien Maury y Alexandre Bustillo iba a encabezar la lista de las mayores decepciones del 2017, pero la primera película sin Béatrice Dalle y dirigida en Estados Unidos por el dúo de directores franceses es un claro quiero y no puedo. Maury y Bustillo se muestran incapaces de llevar a su terreno una historia que les es completamente ajena y a pesar de alguna pequeña muestra de la brutalidad a la que nos tienen acostumbrados en 'Leatherface' casi no hay rastro del sadismo de 'A L'Interieur', ni de la ambientación gótica de 'Livide' y por supuesto del amor a cierto tipo de cine que desprendía la muy apreciable 'Aux yeux des vivants'. La historia que narra el origen del mítico Leatherface tiene un poco de 'Asesinos Natos' ('Natural Born Killers') y del 'Halloween. El origen' ('Halloween') de Rob Zombie pero muy poco del sello Maury y Bustillo que los ha llevado a ser venerados por los amantes del terror más sádico y extremo. Esperemos que 'Leatherface' sea un toque de atención a una carrera que va de mas a menos y que los franceses vuelvan lo antes posible a lo que mejor saben hacer y se dejen de películas que parecen mas un encargo que otra cosa.



2 - 'Rings' de Francisco Javier Gutierrez


Resulta llamativo que las dos primeras películas de esta lista compartan el hecho de ser las primeras cintas rodadas en Estados Unidos por directores europeos que hasta ese momento habían dejado obras mas o menos apreciables. Es cierto que Francisco Javier Gutierrez solo había dirigido un largometraje realmente interesante titulado 'Tres días' pero la elección del director español para dirigir una mas que innecesaria tercera parte del remake americano de 'Ringu' nos llevó a pensar que esta podría ser una buena película. Nada mas lejos de la realidad. El sufrimiento de Samara no acabó cuando esta cayó al fondo del pozo, su venganza no consiste en morir siete días despues de ver una misteriosa cinta de video. No. Su verdadera venganza es que se sigan rodando películas como esta y que encima caigamos en la trampa una y otra vez. 'Rings' es una cinta prefabricada para intentar hacer que Samara vuelva a reinar en las taquillas lo que deriva en lo impersonal que resulta todo. Tras la notable 'It Follows', la sensación de que esta película no era necesaria no es un sentimiento, es una realidad.



3 - 'Saw VIII' ('Jigsaw') de The Spierig Brothers
Tras la muy interesante 'Daybreakers' y la soberbia 'Predestination', cinta esta última que sin duda alguna tiene que ocupar un lugar de privilegio en la historia de la ciencia ficción, la nueva película de los Spierig Brothers era esperada con gran interés. De la misma manera que ocurrió con Maury y Bustillo, que Michael y Peter Spierig fueran los elegidos para rodar la nueva secuela de una saga que agonizaba como la de 'Saw' supuso una gran noticia. Y de la misma manera que ocurrió con Maury y Bustillo, Michael y Peter Spierig fueron incapaces de coger una historia que les era ajena para hacerla propia llevándola a su terreno. Hay que ser sinceros, 'Jigsaw' es la octava entrega de una saga estirada a mas no poder y donde lo único que consigue mantener la atención del espectador son sus truculentas y excesivas muertes así como los increíbles e ilógicos giros de guión. Por desgracia no hay mucho que decir de esta película que probablemente no guste ni a los seguidores mas acerrimos de la saga.


4 - 'Death Note' de Adam Wingard

A pesar de la gran decepción que supuso 'Blair Witch', 'Death Note', la nueva película de Adam Wingard era esperada con ansia. La versión americana del clásico japones había levantado grandes expectativas sobre todo después de que el primer trailer de la película saliera a la luz. Y ahí se queda este 'Death Note'. Tres guionistas, entre ellos Jeremy Slater ganador del premio al mejor guión en Sitges por 'Pet', consiguen que la historia que tienen entre manos parezca mas un spin-off de la saga 'Destino Final' ('Final Destination') que de una adaptación de la obra de Tsugumi Ohba, llenándola de escenas absurdas y sin el menor sentido que pueden llevar a que muchos espectadores que no estén familiarizados con el universo 'Death Note' no acaben de entender la lógica de algunas partes. Si a eso le sumamos unos protagonistas sin el mínimo carisma (Lo de Ligth Turner y L es de juzgado de guardia. Solo salvaríamos de la quema general el trabajo de Margaret Qualley) ,una realización plana que parece recurrir a la cámara lenta por eso de que así parece todo mas cool y un horrendo uso de la música (Véase la escena final de la película), tenemos en 'Death Note' un perfecto resumen de todo lo que no hay que hacer a la hora de adaptar una historia que tiene millones de seguidores en todo el mundo.


5 - 'Passengers' de Morten Tyldum


'Passengers' tenía a prioir todos los elementos para ser una buena película. Tres buenos protagonistas, un realizador solvente y una historia que parecía que podía explorar los efectos del aislamiento y la sensación que produce en las personas. La sombra inicial del 'Foe' de Coetzee y sus constantes guiños a 'El resplandor', dejan paso a una mal llamada historia romántica que no deja de ser una versión espacial del 'Titanic' de James Cameron. Parece que el ser un producto destinado a la taquilla impidió que esta película desarrollara todas las ideas que planteaba durante su primera parte para acabar convirtiéndose en una cinta con un mas que peligroso mensaje. Esperemos que los jóvenes de hoy en día no consideren que este 'Passengers' es romántico pero mucho nos tememos que si.


miércoles, 20 de diciembre de 2017

Crítica: 'Detroit'

Título: Detroit
Año: 2017
Género: Drama - Thriller - Basado en hechos reales
Duración: 143 min
Director:  Kathryn Bigelow
Guión: Mark Boal
Música: James Newton Howard
Interpretes: Algee Smith, Malcolm David Kelley, Anthony Mackie, Will Poulter, Ben O'Toole, Jack Reynor, Kaitlyn Dever, Hannah Murray, John Boyega, Nathan Davis Jr., Darren Goldstein
Nota: 8
Sinopsis: Detroit. 1967. Durante los disturbios que ocurrieron ese año, un grupo de policías acudirá al Motel Algiers la noche del 25 de julio con la idea de dar con el paradero de un supuesto francotirador. Tres jóvenes de raza negra fueron golpeados brutalmente y asesinados por la policía.



Critica:
Sería altamente recomendable hacer una sesión doble con la por ahora última película de Kathryn Bigelow 'Detroit' y el 'Polythecnique' de Denis Villeneuve ya que ambas exploran con notable maestría la manera en la que un brutal acto de violencia afecta a las personas que lo sufren durante y sobre todo después del mismo. Dos hechos motivados por el odio a los negros o a las mujeres sirven tanto a Bigelow como a Villeneuve para profundizar en los sentimientos de las personas involucradas y que hacen de estas dos cintas, dos películas de obligada visión.
La estructura de 'Detroit' está claramente dividida en tres partes. La primera de ellas, con un claro tono documental puede frenar a mas de un espectador. No porque esta no esté bien rodada, no tenga fuerza o carezca de interés. No, simplemente la forma elegida por Bigelow para situar la historia y empezar a perfilar a sus personajes puede no ser la esperada lo que sumando a la sensación de que a la historia le cuesta 'asentarse' puede llevar a mas de uno a que esta primera parte los aleje de la propuesta de la directora. Con todo, este excelente prólogo es mas que necesario para poder tener cierta perspectiva de lo que ocurría en Detroit durante el verano del 67 y ver la historia dentro de un contexto y no como un simple thriller centrado en los abusos de autoridad.
La segunda de ellas está centrada en una larga escena que narra los hechos que ocurrieron en el Motel Algiers con el trágico resultado de tres jóvenes negros brutalmente golpeados y asesinados y donde Bigelow vuelve a dejar claro que actualmente es una de los mejores directoras en activo en lo que al cine de acción y thriller se refiere. La complejidad de este momento es solventado con notable maestría gracias a una perfecta puesta en escena y a unos actores totalmente comprometidos con sus papeles haciéndolos totalmente creíbles. No hemos de llevarnos a engaño, Bigelow sitúa la cámara de tal manera que hace del espectador un observador 'activo' gracias al tono realista, al tono propio del documental que sigue presente aunque de alguna manera alejado de la forma en la que hasta ahora lo había usado la directora. Bigelow hace de nosotros espectadores de excepción de lo ocurrido en el Motel Algiers lo que deriva en la sensación de frustración, impotencia y rabia que muchos de nosotros podemos llegar a sentir. Y si alguien no se siente así, por favor que se lo haga mirar.
Y por último, la tercera de ellas que explora no solo los hechos acontecidos después de los asesinatos en el Motel Algiers sino también y muy especialmente la manera en la que las personas que vivieron todo lo acontecido en él intentaron seguir con sus vidas tras un suceso tan dramático y brutal como ese. Si Villeneuve se centró en los personajes de Jean-FranÇois (Sébastien Huberdeau) y Valérie (Karine Vanasse), Bigelow hace lo propio con Larry (Algee Smith) cantante de The Dramatics cuyo mayor anhelo hasta esa noche era la de que su música fuera escuchada por la todo poderosa Motown. Cada uno de estos personajes afrontará aquello que vivieron de diversas maneras pero la herida que los asesinatos dejaron en ellos seguirá de una u otra manera siempre presente.
En el año 2006, el polifacetico Michael Winterbottom dirigió el docudrama 'Camino a Guantanamo' ('Road to Guantanamo') donde el director narraba la historia de Ruhal Ahmed, Asif Iqbal y Shafiq Rasul  conocidos como The Tipton Three que tras viajar a Paquistan para asistir a la boda de un familiar, fueron detenidos acusados de pertenecer a Al-Qaeda y enviados a la prisión de Guantanamo. Tras dos años y dos meses recluidos fueron liberados sin cargos. Winterbottom desarrollaba los hechos que vivieron los tres protagonistas ficcionando lo ocurrido y complementándolo con diversas entrevistas. 'Mi vida es completamente diferente. Mi forma de ver las cosas, mi forma de ver lo que ocurre en el mundo. El mundo no es agradable' Esta frase dicha al final de la película de Winterbottom por uno de los protagonistas bien podría ponerse en boca de Larry (Algee Smith) y la manera en la que empezó a ver el mundo y a enfrentarse a él tras los sucesos del motel Algiers.
Solo hay dos peros que poner a la película de Bigelow. Uno de ellos hace referencia a la manera en la que alguno de los personajes fuman, ya que lo hacen de una manera un tanto forzada, no natural. Esto que puede resultar extraño se puede observar también en algunos momentos de la notable serie 'Grupo 2 Homicidios' y que es algo que al menos para la persona que escribe estas líneas rompe un poco la veracidad de aquello que le están contando. El otro es la forma en la que Mark Boal construye a Krauss (Will Poulter al que vimos en 'Somos los Miller' - 'We're the Millers'- y que en principio iba a interpretar a Pennywise en la nueva versión de 'It' dirigida por Andrés Muschietti) donde parece que se indaga mas en una personalidad puramente psicopatica que en su mas que claro y patente racismo y superioridad moral y racial. El verdadero miedo, el verdadero terror viene de un grupo de personas que apoyándose en su poder y su autoridad sometió a otras por su color de piel. Personas que nos rodean con las que nos cruzamos todos los días y que desprecian a todo aquel que es diferente. El verdadero terror. El experimento de Standford sirvió para analizar el comportamiento de las personas cuando se tiene poder y control sobre los otros. Los sucesos del Motel Algiers demostraron cuatro años antes lo que ocurre en situaciones de sometimiento y abuso.
'Detroit' es una película necesaria que a pesar de narrar hechos que sucedieron en 1967 es una cinta actual como pocas. 'Los blancos iniciaron su propia migración a las afueras y dejaron sin dinero y empleos a los barrios urbanos, cada vez más segregados'. Las explicaciones que durante los primeros compases de la película sirven para empezar a situar a los espectadores pueden ser extrapolables a muchas situaciones que se han vivido durante los últimos años en diversos países. Los disturbios que ocurrieron en Francia en el 2005. Tras la muerte de Ziad Benna y Bouna Traoré las manifestaciones y revueltas que se produjeron tenían un claro componente de crítica que dejaba clara la frustración por el desempleo y los constantes abusos policiales. A pesar de la opinión de algunos políticos y de la gran presión de la prensa, los disturbios que sucedieron en Inglaterra en el 2011 poseían también un claro componente de descontento por culpa del desempleo y la falta de oportunidades. Disturbios en Cincinnati, en Ferguson, etc, etc..  En un comunicado de la Asociación Nacional para el avance de las personas de color (NAACP)  esta decía  que 'Misuri fomenta las disparidades raciales y étnicas en educación, salud, economía, distribución de poder y justicia criminal' como se puede observar, las palabras de la NAACP se pueden aplicar tanto a los sucesos que ocurrieron en Ferguson como en Detroit y en muchos otros lugares. Recientemente, Don Winslow autor de 'El cártel' publicó su nueva novela 'Corrupción policial' donde este a pesar de centrar su historia en Denny Malone y sus compañeros perfilaba la vida en los suburbios que finalmente explotaba sin remedio. Sinceramente creo que hay que ver 'Detroit' y reflexionar sobre todo aquello que está ocurriendo desde hace años...


Lo mejor: La excelente dirección de Bigelow y el trabajo de los actores
Lo peor: Que aprovechando el tirón de Star Wars se venda a John Boyega como gran protagonista de una película coral como esta.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Sobre 'Dark' de Baran bo Odar y Jantje Friese

Título: Dark
Año: 2017
Género: Drama - Ciencia Ficción
Duración: Aprox. 50 minutos por episodio
Director:  Baran bo Odar
Guión: Jantje Friese, Martin Behnke, Ronny Schalk y Marc O. Seng
Música: Ben Frost
Interpretes: Oliver Masucci, Karoline Eichhorn, Jördis Triebel, Louis Hofmann, Maja Schöne, Stephan Kampwirth, Andreas Piestchmann, Daan Lennard Liebrenz, Lisa Vicari, Paul Lux
Nota: 9,5
Sinopsis: La desaparición de un niño y un adolescente en un pequeño pueblo alemán romperá las frágiles relaciones entre los miembros de una comunidad llena de secretos ocultos a lo largo de los años.



Critica:
Era el único libro que había en casa,
Nunca pregunté como había ido a llegar a parar allí
Era gordo
Las palabras se amontonaban
Y exigían gran concentración para desvelar sus secretos
Resulta inevitable pensar en 'Stranger Things' a la hora de ver 'Dark', como resulta inevitable empezar a escribir acerca de la serie creada por Matt y Ross Duffer al hacerlo de la de Baran bo Odar y Jantje Friese. Un pequeño pueblo, una extraña desaparición (Consideramos la desaparición de Mikkel Nielsen como punto de partida de la serie, ya que la de Erik Obendorf se produce antes del comienzo de la misma). Un laboratorio. Una central nuclear. Ciertos elementos parecen comunes a ambas series, al menos inicialmente, porque si 'Stranger Thigs' recurre a la nostalgia como uno de sus puntos fuertes, algo que ya hicieron Maury y Bustillo en 'Aux yeus des vivants' en el 2014, 'Dark' recorre senderos y caminos que hacen honor a su título, donde el componente dramático tiene por momentos tanta o mas fuerza que el fantástico y los secretos son parte fundamental de la trama. Tras el primer episodio, el espectador verá que 'Dark' puede tener mas puntos en común con 'Twin Peaks' que con 'Stranger Things'. Tras el primer episodio, el espectador verá que 'Dark' es mucho mas que un notable e interesante ejercicio de nostalgia.
Dos patrones que se repiten. 23 años después. 33 años después. El mismo mes. El mismo día.. El silencio. Los secretos. La reacción de una familia cuya hijo ha desparecido. Infidelidades. Traiciones. El peso del pasado. Los inmensos bosques y campos que hay alrededor de la ciudad en la que viven los protagonistas y donde suceden los hechos. La ineptitud de las personas que investigan las desapariciones. Un policía traumatizado por la perdida, de un hijo, de su mujer. Las matemáticas. La dificultad que muestran ciertos personajes para entenderlas. Los auriculares del copiloto. Ciertas ideas planteadas por Baran bo Odar en su película 'Silencio de hielo' ('Das letzte Schweigen') en la que adapta una novela de de Jan Costin Wagner parecen ser el germen de 'Dark', tanto es así que ciertas escenas de la película podrían formar parte de la serie y al revés y a ningún espectador le resultaría extraño. El director nacido en Olten, Suiza, parece querer seguir indagando en como un hecho traumatico y violento destapa toda una serie de secretos que permanecían ocultos. Baran bo Odar envuelve el drama con elementos propios del thriller o la ciencia ficción.
En 1900, David Lynch y Mark Frost cambiaron sin ningún tipo de dudas el concepto que hasta la fecha se tenía de como debia de ser una serie de televisión. 'Twin Peaks' marcó un antes y un después y su legado es claramente visible en otras producciones. El descubrimiento del cadáver de Laura Palmer en un pequeño pueblo sirvió para que Lynch y Frost exploraran los secretos que permanecían ocultos. Las presiones de los productores llevaron a que el misterio de quién asesinó a Laura Palmer se resolviera demasiado pronto, lo que llevó a que la serie sufriera un claro bajón en lo a la historia se refiere. La forma elegida por los guionistas para seguir explorando las complejas relaciones entre los personajes acabó alejando a muchos espectadores de la serie cuya segunda temporada fue calificada por el propio Lynch como un error. Resulta inevitable hablar de 'Twin Peaks' a la hora de hablar de 'Dark' no solo porque ambas series sitúan la acción en un pequeño pueblo sino porque ambas exploran los secretos de los habitantes de dicho lugar, hotel incluido, de una manera que para muchos espectadores entre los que me incluyo puede resultar hermética, poco accesible haciendo que la frase que dice Homer Simpsons acerca de la serie de Lynch: 'Sensacional. No tengo ni idea de lo que está pasando', también pueda ser aplicada a la de Baran bo Odar sobre todo en la parte final de la misma.
Por comparación con otras películas y series en este y el siguiente párrafo se pueden desvelar ciertas ideas que podrían considerarse como SPOILERS por lo que si no quieres leerlo te recomendamos que saltes estos párrafos. De la misma manera que en 'Silencio de hielo' ('Das letzte Schweigen') podemos apreciar ciertas ideas o escenas que parecen extraídas de otras películas, en 'Dark' podemos hacer lo mismo sin ningún tipo de problema. Son múltiples las referencias que podemos encontrar en la serie creada por Baran bo Odar y Jantje Friese. A las ya mencionadas hay que sumar la sorprendente y notable 'Die Tür' donde un Anno Saul que a pesar de su muy entretenida 'Kebap Connection' se maneja mejor en el drama en que la comedia, adaptaba una novela del escritor turco alemán Akif PirinÇci (A día de hoy no conozco otra novela de PirinÇci que no sea titulada 'Felidae' editada en España en español. Me veo en la obligación de recomendar esta obra a todos aquellos amantes de las buenas lecturas este libro con estructura de novela negra clásica y protagonizado por un gato) en la que un padre, tras la trágica muerte de su hijo, descubrirá una extraña puerta que lo transportará al pasado. Resulta inevitable no pensar en el paralelismo existente entre los personajes interpretados por Mads Mikkelsen y Oliver Massucci, infieles y capaces de hacer cualquier cosa con tal de que el hijo perdido vuelva a su lado a lo que hay que añadir la imponente presencia física tanto de Mikkelsen como de Massucci. Pero tampoco podemos dejar de lado películas como 'Como ser John Malcovich' ('Being John Malcovich') de Spike Jonze por culpa de ese pasadizo que en este caso no lleva directamente a la mente del actor al que hace referencia el título  de la película sino a otro tiempo,...
SIGUEN LOS SPOILERS ...'Fringe' por la manera que tiene 'Dark' de jugar con el tiempo y los personajes liando la historia hasta un punto que puede ser considerado por mas de uno como excesivo (Nota: Podrá gustar o no la serie creada por J.J. Abrams, Roberto Orci y Alex Kurtzman pero sabía a donde quería llegar, algo que también parece trasmitir 'Dark' pero no por ejemplo 'Perdidos' - 'Lost'. Personalmente me resulta imposible no pensar en David Robert Jones al ver a Noah), la excelente 'Predestination' de The Spierig Brothers por ese extraño artefacto que utilizan algunos de los personajes y como no puede ser de otra manera por sus viajes en el tiempo y lo rebuscado de su historia (Sin duda alguna excelente) o incluso los espectadores mas dados al chiste podrán añadir eso de 'Como conocí a vuestra madre' ('How I met your mother') al título de la serie de Baran bo Odar. Incluso David Mitchell y su notable 'Relojes de hueso' ('Bone clocks') parece estar presente en 'Dark': La batalla entre los horologistas y los anacoretas, el viaje en coche de Hugo Lamb y el señor Pfenniger recuerda inevitablemente al de Noah (Mark Waschke) y Bartosz Tiedemann (Paul Lux). El domador de los versos cree que las imágenes y las palabras deben mezclarse en las cenizas para renacer en la imaginación de los hombres. Tan extraño personaje que parece que fue el que llevó a casa de Léolo el único libro que hay, parece tener su análogo en H.G. Tannhaus, con la salvedad de que este no trabaja con las palabras sino con el tiempo. No debemos dejar pasar por alto que ambos tienen una vital importancia en relación a ciertos libros a los que los protagonistas tendrán acceso y que servirán de alguna manera para justificar no solo el devenir de las historias sino las acciones de los personajes. 'Dark' es una sobresaliente historia en tres tiempos narrada desde un futuro que afecta al pasado.FIN SPOILERS. FIN SPOILERS
La complejidad de 'Dark' viene de motivada por los tiempos en los que se desarrollan las historias, las cuatro principales familias (Kahnwald, Nielsen, Doppler, Tiedemann) y el resto de personajes  que tienen mayor o menor importancia dentro de las distintas tramas que van formando parte de los diversos capítulos de la primera temporada. Es de agradecer la manera en la que Baran bo Odar usa la polivisión para que el espectador tenga claros ciertos paralelismos así como de ciertas fotografías colgadas en una pared que no vamos a reproducir en este blog y que servirán para que el espectador pueda situar a los personajes. Pero este ha de ser parte activa a la hora de ver 'Dark' y prestar atención a las palabras incluso en escenas que pueden parecer menos importantes o incluso de relleno. Las palabras acerca de Goethe y su obra y la forma en la que las repeticiones se reflejan a lo largo de un eje central parecen ser una clara señal por parte de los guionistas acerca de ante que tipo de historia nos vamos a encontrar.
La excelente banda sonora compuesta por Ben Frost autor también de la música de películas como 'Super Dark Times' de Kevin Phillips, 'In her skin' de Simone North o 'Sleeping Beauty' de Julia Leigh se complementa con una muy cuidada selección de temas que son usados por el director con bastante acierto, remarcando en muchos momentos el tono melancólico de la parte dramática que nos está contando. 
Baran bo Odar vuelve a contar con Karoline Eichhorn (Charlotte Doppler) con quién ya trabajó en 'Silencio de hielo' ('Das letzte Schweigen') y Stephan Kampwirth (Peter Doppler) en 'Who i am: Ningún sistema es seguro' ('Who I am: Keine system is sicher') a los que se Oliver Masucci que interpretó a Hitler en la película 'Ha vuelto' ('Er ist wierder da') basada en la novela de Timur Vermes y dirigida por David Wnendt ('Wetlands') y toda una serie de actores de origen alemán que resultan desconocidos para muchos de nosotros y cuyas interpretaciones resultan absolutamente brillantes: Maja Schöne (Hannah Kahnwald), Deborah Kaufmann (Regina Tiedemann), Walter Kreye (Tronte Nielsen), etc, etc... Hay que destacar el cuidado tanto a la hora de escoger el reparto como todo aquello que hace referencia al maquillaje y vestuario que consigue que la relación existente entre alguno de ellos resulte absolutamente creíble. Y esto siendo 'Dark' una serie de la complejidad que es, es todo un punto a favor.
La cosecha de este año en lo que a series se refiere ha sido excelente. A pesar de la decepción que ha podido suponer la segunda temporada de 'Stranger Things' debido especialmente al capítulo siete, la serie creada por Matt y Ross Duffer mantiene un gran nivel y esta se ve bien y entretiene mucho. Joe Penhall ideó la serie 'Mindhunter' pero la presencia de David Fincher como director de cuatro capítulos eclipsó totalmente su figura (La sombra de 'Fringe' es alargada. No solo por la presencia de Ana Torv como una de sus protagonistas, sino porque otra vez volvemos a encontrarnos ante la idea de un equipo de investigación del que parece que nadie quiere saber nada es relegado a trabajar en un sótano) ha sido una de las grandes sensaciones del año, 'The Sinner' a pesar de no haber llevado muchas de sus ideas mas allá de lo políticamente correcto mostrándolas pero no profundizando en la perversidad y sadismo que llevaban asociadas se convirtió en la serie tapada por excelencia y de cuya calidad a día de hoy nadie puede dudar o 'Por trece razones' ('13 reasons why') notable acercamiento a los sentimientos no solo de Hannah Baker sino también de sus amigos y sobre todo de su familia algo que la diferencia de la novela en la que se basa y que hace que la serie creada por Brian Yorkey se aleje de la peligrosa etiqueta que podría llevar a pensar que este es un producto hecho por y para exclusivamente un público adolescente. Pero si una serie ha destacado por encima de todas, esa ha sido sin lugar a dudas 'Dark', una producción alemana (Está distribuida por la todo poderosa Netflix pero la producción es de Wiedemann & Berg Television) que parece que llegó para ocupar el sitio a 'Stranger Things' y que sin duda alguna la ha desbancado.


Lo mejor: Todas y cada una de las historias que forman parte de 'Dark'. El excelente trabajo de los actores. La mezcla entre drama y ciencia ficción que hará las delicias de los amantes de ambos géneros.
Lo peor: Su complejidad puede jugar en su contra.

'Silencio de hielo' ('Das letzte Schweigen') Vs 'La Cosa' ('The Thing')

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Crítica: Leatherface Vs Saw VIII ('Jigsaw')

Título: Saw VIII - Jigsaw
Año: 2017
Género: Terror - Thriller - Secuela
Duración: 92 min.
Director:  The Spierig Brothers (Michael y Peter Spierig)
Guión: Pete Goldfinger y Josh Stollberg
Música: Charles Clouser
Interpretes: Matt Passmore, Callum Keith Rennie, Hannah Emily Anderson, Clé Bennett, Laura Vandervoort, Brittany Allen
Nota: 4
Sinopsis: Una serie de brutales asesinatos se están descubriendo por la ciudad. Un nuevo juego parece haber comenzado.. pero... ¿Es un imitador o es que realmente Jigsaw sigue vivo?




Título: Leatherface
Año: 2017
Género: Terror - Precuela
Duración: 90 min.
Director:  Alexandre Bustillo y Julien Maury
Guión: Seth M. Sherwood según los personajes creados por Tobe Hooper y Kim Henkel
Música: John Frizell
Interpretes: Stephen Dorff, Lili Taylor, Sam Strike, Vanessa Grasse, Finn Jones, Sam Coleman, Jessica Madsen
Nota: 4
Sinopsis: El inicio del horror. Una familia disfuncional. La reclusión en un centro psiquiátrico. El nacimiento de un mito del terror, el nacimiento de Leatherface.


Critica:
Una precuela. Una secuela. Dos películas cuyos títulos originales hacen referencia a dos asesinos míticos del cine de terror. Cuatro directores que hasta el momento habían destacado dejándonos obras como 'A L'Interieur' o 'Predestination' que se pueden considerar sin ningún tipo de dudas como cintas de culto, o nuevos e interesantes acercamientos al mito de vampirismo con 'Daybreakers' o 'Livide', se atreven por primera vez a llevar a la pantalla grande un guión escrito por otras personas e incapaces de hacerlo suyo y llevarlo a su terreno hacen que 'Saw VIII' ('Jigsaw') y 'Leatherface' sean dos de las grandes decepciones de la temporada.
Para la gran mayoría de aficionados al cine de terror fue una gran noticia leer que Maury y Bustillo iban a ser encargados de dirigir 'Leatherface' y que los conocidos como The Spierig Brothers iban a ponerse detrás de las cámaras para rodar la octava película de la saga iniciada en el 2004 por James Wan. En el primer caso porque la brutalidad mostrada por Maury y Bustillo en muchas de sus películas podría resultar perfecta para explicar los motivos que llevaron a Leatherface a convertirse en el brutal asesino que protagonizó una de mas míticas películas de terror rodada por Tobe Hooper en 1974 y titulada 'La matanza de Texas' ('The Texas Chain Saw Massacre'). En el segundo, por que los Spierig habían dado muestras suficientes de ser capaces de revitalizar a una saga que exceptuando la polémica generada por 'Saw VI' por haber recibido la calificación X en España (Algo que como ocurrió con 'A Serbian Film' generó una gran publicidad y convirtió a estas dos películas en codiciados objetos para los amantes del cine mas extremo y brutal. El efecto Streisand llevado al mundo del cine), había caído en una muy preocupante monotonía. Por desgracia, las expectativas creadas no están a la altura de los resultados y es difícil encontrar en 'Leatherface' y en 'Saw VIII' ('Jigsaw') el sello de esos directores que hace no mucho llegaron a deslumbrarnos con sus anteriores obras.
Además de la decepción que han supuesto las nuevas películas de Maury, Bustillo y The Spierig Brothers, hay varios puntos en común entre ambas obras que nos han llevado a escribir esta especie de crítica/análisis conjunta. Al hecho ya nombrado de que las dos parejas de directores se han enfrentado a un guión escrito por otras personas con el que han demostrado no sentirse lo suficientemente a gusto para rodar películas con su sello personal (Ni Maury y Bustillo, ni The Spierig Brothers han sido capaces de llevar las historias escritas por Seth M. Sherwood en un caso y Pete Goldfinger y Josh Stollberg a su terreno, lo que deriva en un acartonamiento y una falta de personalidad del todo preocupantes) hay que sumar que ni Maury y Bustillo, ni The Spierig Brothers han contado con la presencia de Béatrice Dalle ni de Ethan Hawke, dos actores que se pueden considerar fetiche para los directores y que en el caso de los franceses habían trabajado con la Dalle en todas sus películas hasta la fecha. Demasiadas señales de que Maury, Bustillo y The Spierig Brothers se estaban alejando demasiado del camino al que nos tienen acostumbrados.
Dejando de lado el uso de máscaras de diversos animales, hay un último detalle que resulta sorprendentemente común tanto a 'Saw VIII' ('Jigsaw') como a 'Leatherface' y ese no es otro que la importancia que tienen dos granjas, dos graneros en ambas películas y que servirán para justificar parte de las tramas de las historias así como la evolución de las psicopaticas personalidades de sus protagonistas. Si en un caso ese grupo de cinco extraños (Si, el mismo número de jóvenes que se escapan del hospital psiquiátrico Gorman en 'Leatherface') entre los que se encuentra Brittany Allen que el año pasado protagonizó de forma mas que notable la sorprendente 'It stainds the sands red', despierta en un granero reconvertido en el parque de atracciones Jigsaw, en 'Leatherface', tras la escena inicial que servirá para presentar a la peculiar familia del protagonista, un granero será el verdadero detonante de la historia.
Sin querer justificar la incapacidad de Maury, Bustillo y The Spierig Brothers para hacer de 'Leatherface' y 'Saw VIII' ('Jigsaw') las cintas que muchos de los seguidores de ambas sagas y de los directores esperaban, hay que reconocer que el mayor problema de ambas películas no es otro que los flojos guiones con los que los directores tienen que trabajar. La gran cantidad de tópicos, momentos vacíos y la falta de carisma de los personajes y situaciones en el caso de 'Leatherface' y las constantes trampas y giros de guión que parecen situar al espectador como otro de los pobres diablos torturados por Jigsaw pero que en ningún momento consigue escapar de la absoluta previsibilidad de la historia, hacen que el visionado de ambas películas resulte del todo decepcionante.

Leatherface
En el año 2007, Rob Zombie rodó 'Halloween. El origen' ('Halloween'), una cinta que molestó e indignó tanto a los seguidores de la película original como al director de esta, John Carpenter. La idea de mostrar la infancia de Mike Myers y así justificar de alguna manera su violento comportamiento rompía con la forma elegida por Carpenter para mostrar a un Myers donde la carencia de información sobre él lo hacía mas temible (El miedo nacía de lo natural. En una pequeña casa en medio del campo, en una zona residencial de una ciudad. Hooper y Carpenter mostraron al mundo que las amenazas surgen de los lugares tranquilos y los cotidianos. El mal no es algo ajeno a nosotros sino que nos rodea). Resulta claro que las cintas de Maury, Bustillo y Zombie parecen seguir en cierto modo la misma estructura: Presentación del personaje, ingreso en un psiquiátrico, huida y vuelta a los origines. Por desgracia no hay atisbo de la brutalidad a la que nos tienen acostumbrados Maury y Bustillo en sus películas, ni de la plasmó Zombie en la suya, lo que podrá llevar al espectador a quedarse con la sensación de que esta no es mas que una película de encargo.
La huida de los cinco protagonistas hacía el origen de uno de los asesinos mas míticos de la historia del cine de terror se verá salpicado por claras referencias a otras cintas como puede ser la ya citada 'Halloween. El origen' ('Halloween'. Bud, interpretado por Sam Colleman bien podría ser la evolución de él de Daeg Faerch en la película de Zombie. De hecho por momentos parece que Maury y Bustillo parecen jugar con esta idea) o incluso apuntes amorosos/criminales a lo Micky y Malloy Know de la notable y excesiva 'Asesinos Natos' ('Natural Born Killers'). Por desgracia, los motivos que llevaron a Leatherface a convertirse en quién es, deriva en una road-movie sin fuerza capaz de aburrir al espectador mas entregado. Ni una Lily Taylor y un Stephen Dorff en horas bajas consiguen salvar a esta película de la quema. Sin duda alguna y reconociendo mi amor por 'Aux yeux des vivants', el cine de Maruy y Bustillo ha ido de mas a menos. Esperemos que este 'Leatherface' que parece convertir a su protagonista en un joven incomprendido sacado de 'Sensación de vivir' ('Beverly Hills 90210') sea solamente un tropiezo en su carrera.

Saw VIII ('Jigsaw')
La saga iniciada por James Wan y Leigh Whannell lleva dando muestras de cansancio casi desde su segunda entrega. Cada nueva película ha convertido en el exceso por el exceso mismo, donde las muertes de los incautos protagonistas son cada vez mas crueles y salvajes y los giros de guión cada vez mas forzados para alargar una historia que no da para mas, en su preocupante sello de identidad. El concepto cliffhanger que solemos utilizar para denominar los finales de las series puede ser aplicado tranquilamente  a muchas de las películas de esta saga.
Dejando de lado la cinta original, solo 'Saw VI' consiguió diferenciarse del resto de películas ya que esta poseía una gran carga crítica al sistema sanitario norteamericano y podía llevar a muchos espectadores a situarse no al lado de alguna de las víctimas sino del verdugo. La ambigüedad moral de la cinta de Kevin Greutert con guión de Patrick Melton y Marcus Dunstan (Autores ambos de las cintas 'The Collector' y 'The Collection', secuelas apocrifas de 'Saw' y de la sobresaliente 'The Neighbour') hizo de esta película una rara avis dentro de la saga.
'Saw VIII' ('Jigsaw') no aporta nada nuevo, no revitaliza la saga, no consigue atrapar al espectador casi en ningún momento. The Spierig Brothers fracasan a la hora de crear tensión y no digamos a la hora de crear un mínimo misterio. Todo resulta tan previsible que ni los giros de guión de la parte final de la película consigue sorprender a un espectador que haya estado minimamente atento a la historia (Nota: Hay que reconocer que alguno de estos giros no tienen ningún tipo de sentido ni justificación), al resto puede que la forma elegida por los directores y guionistas (Puede que esto sea mas achacable a los segundos que a los primeros) para cerrar la película les resulte simple y llanamente una tomadura de pelo... Pero estamos ante la octava entrega de la saga.. Realmente, ¿Que se puede esperar después de siete películas?
'Saw VIII' ('Jigsaw') posee dos partes claramente diferenciadas y que se siguen con desigual desinterés. Una centrada en esos cinco incautos que han caído en las manos de Jigsaw o alguno de sus seguidores, personas que exigen a los demás una moralidad de la que ellos carecen, y otra que tiene como protagonista a Logan Nelson (Matt Passmore) y su compañera de trabajo Eleanor Bonneville (Hannah Emily Anderson), personaje tan forzado que resulta caricaturesco. De la misma manera que acabamos hablando de 'Leatherface' lo hacemos de 'Saw VIII' ('Jigsaw'), esperemos que esta película no sea mas que un tropiezo de sus directores... Esperemos...