miércoles, 27 de junio de 2018

Crítica/Análisis: No Dormirás

Título: No Dormirás

Año: 2018
Género: Terror - Drama
Duración: 106 min.
Director: Gustavo Hernández
Guión: Juma Fodde
Música: Alfonso González Aguilar
Interpretes: Eva de Dominici, Natalia de Molina, Belén Rueda, Germán Palacios, Eugenia Tobal, Juan Manuel Guilera, María Zabay, Susana Hornos, Miguel Ángel Maciel, María Alfonsa Rosso
Nota: 5
Sinopsis: Una joven actriz se une al reparto de una alternativa obra que se representará en un antiguo manicomio. Alma Böhm, la directora de la misma es conocida por llevar a sus actores a limites inimaginables obligándolos a no dormir para aprovechar para sus performances los delirios y las alucinaciones que sufren estos.

Crítica:
"La película que van a ver hoy,
es un homenaje al 'no reason'
el más poderoso elemento de estilo"
Teniente Chad - 'Rubber'

Alma Böhm. Directora de teatro que considera que si vas al circo quieres ver que el trapecista hace su número sin red y que si este cae, no has de mirar o no vas a mirar hacia otro lado. Su obra mas conocida: 'Insomne', performance donde obligó a una actriz a estar nada mas y nada menos que 108 horas sin dormir. Privada de sueño. El ego de los actores es frágil y por eso son fácilmente manipulables. Sólo esta idea parece sustentar el hecho de que Bianca (Eva de Dominici) acceda a trabajar con alguien como Böhm (Belén Rueda). En el año 2017, David Pérez Sañudo dirigió 'Aprieta pero raramente ahoga', un notable cortometraje que se beneficia del excelente trabajo de Fernando Albizu. En él, Daniel (Adam Jezierski) se presentaba a una entrevista para conseguir un mas que curioso trabajo: Cuidar de Sigfrid, el perro de Cosme (Albizu). Puede que al lector le sorprenda que en las primeras líneas de esta crítica/análisis se empiece hablando del cortometraje de Pérez Sañudo pero es que ambos poseen una misma idea común: Por diversos motivos, por ego, por dinero, por avaricia, por escapar de una vida que es poco menos que una condena, Daniel y Bianca se dejaran embaucar por Cosme y Alma Böhm. Las distintas motivaciones de Daniel y Bianca hacen de ellos, dos personajes fácilmente manipulables.
La privación del sueño puede llevar a personas sanas a padecer síntomas propios de la esquizofrenia. Tal es el estado al que puede llegar aquel que no puede dormir durante largos períodos de tiempo que esta técnica es considerada como tortura. Juma Fodde toma como base esta idea para construir su historia que sin ninguna aparente justificación está situada en 1984. 'No dormirás' posee un muy interesante punto de partida: La exploración de los efectos producidos por una prolongada y forzada privación del sueño que hace que quién la sufre se encuentre en una especie de limbo donde la realidad y las pesadillas se confunden.
En el año 2008, Pascal Laugier dirigió la brutal y enfermiza 'Martyrs', película de la cual Fodde parece haber extraído ciertas ideas y conceptos para hacerlos suyos y así escribir el guión de 'No dormirás'. La tortura y el sufrimiento extremo es utilizado por una extraña secta para hacer que ciertas personas con una especial capacidad y tolerancia al dolor abran una puerta entre dos mundos, un vínculo entre este mundo y el más allá. 'No dormirás' es la versión light de la cinta de Laugier, una visión mas edulcorada y destinada a todo tipo de públicos que la aleja al menos en forma  que no en el fondo de lo que el director francés mostró en su película. Aquí no hay brutales torturas físicas sino 'solamente' psicológicas, centradas en la privación del sueño y que son aceptadas de forma voluntaria por los protagonistas. Anna y Lucie son la Bianca de Hernández y Fodde, personas dotadas de una especial capacidad con la que podrán abrir algunas puertas que para el resto de las personas siempre permanecerán cerradas. La búsqueda de respuestas es algo innato a las personas, la necesidad de hallar consuelo sea de la forma que sea, sirve tanto a Laugier como a Hernández y Fodde para justificar las acciones de Alma Böhm y esa extraña madame interpretada por Catherine Bégin.
Dos años después de que Pascal Laugier dirigiera 'Martyrs', Quetin Dupieux hizo lo propio con la hilarante y surrealista 'Rubber, película protagonizada por un neumático que se rebelaba contra el mundo, se enamoraba y que gracias a sus poderes se dedicaba a reventar cabezas allá por donde pasara. El director francés hacia de 'Rubber' una loa al sin sentido. Nada en su película tenía la mas mínima lógica pero el conjunto resultaba de lo mas estimulante. Dupieux que ya había dejado muestras de su peculiar manera de entender el cine con 'Steak' y 'Non Film', sentó o mejor dicho afianzó con 'Rubber' las bases de lo que por ahora es su irregular carrera cinematográfica. Un soberbio monólogo del personaje interpretado por Stephen Spinella acerca del sin sentido abría la historia escrita por el propio Dupieux a la que se le podían achacar mil errores pero desde luego no el no mostrarse sincera con el espectador desde el principio. Ese buscado sin sentido de 'Rubber' parece estar presente aunque de manera no intencionada en 'No Dormirás': La interesante base sobre la que se apoya la película se desmorona por toda una serie de escenas forzadas, carentes de sentido algo que el espectador notará especialmente en el tercio final de la película que llevará a este a pensar que ni Fodde como guionista ni Hernández como director saben como cerrar 'No dormirás'. Pero sin duda hay un detalle que a todo aquel que haya visto 'Rubber' no se le pasará por alto al hacer lo propio con 'No Dormirás': Ambas juegan con la idea del público que observa los andares de neumático o el proceso que va sufriendo Bianca poco a poco, pero mientras en la cinta Dupieux el surrealismo y el exceso de esta consiguen que esta idea se vea de una forma natural y que incluso se establezca una especie de juego, de dualidad con aquellos que están viendo la película, en 'No dormirás' resulta excesivamente forzado, como buscando el mismo efecto que Laugier consiguió con su 'Martyrs'. y esa extraña secta. Mientras 'Rubber' se reía constantemente de si misma, 'No dormirás'  se toma demasiado en serio.
Jodde y Hernández han hecho de su película algo mas efectista que efectivo y con sus giros de guión la película pierde toda la fuerza y la poca coherencia de la misma. A pesar de la existencia de todo un sistema para evitar que los actores que participan en tan extrema obra de teatro se duerman, estos pueden estar a solas, encerrados en sus cuartos donde hay camas. La obsesión del padre de la protagonista y de sus compañeros de representación por cortarle el pelo, un hecho que se podría utilizar perfectamente para jugar con las distintas realidades en las que se ve envuelta la protagonista y hacer plantearse al espectador que es real y que no, queda diluido en la trama. Y de alguna manera, igual que decíamos que ocurría con 'Incident in a Ghostland' ('Ghostland') de Laugier y su esencia a lo Maury y Bustillo, el edificio pero sobre todo esos insectos que se observan en ciertas escenas pueden llevar a mas de un espectador a pensar en 'Livide'.
Fede Álvarez. Gustavo Hernández. 'Posesión Infernal' ('Evil dead'). 'La casa muda'. Dos directores uruguayos que por diversos motivos impactaron con su primera película. 'No respires' ('Don't Breathe'). 'No dormirás'. El título de las siguientes películas de Álvarez y Hernández indican que no deben hacer los protagonistas de las mismas. Dos películas cuya trama esta situada en gran parte en un edificio, en una casa, en un manicomio. Si Álvarez y a pesar del sello 'Marcus Dunstan' que se podía percibir en ciertas partes de la trama, nos dejó un excelente ejercicio de estilo que iba de menos a mas, Hernández hace de 'No dormirás' una impersonal película que por momentos parece estar rodada con el piloto automático puesto.
'No dormirás' es una cinta irregular que parece recrearse en el plano que muestra a una Belén Rueda rejuvenecida pero que se ve bien y consigue entretener a pesar de que esta se desinfla en su parte final. Dejando de lado los personajes interpretados por Eva de Dominici y Bélen Rueda, el resto están simplemente perfilados algo que no ayuda especialmente a la trama. Por desgracia, Hernández parece confundir la idea de la locura con sobreactuar algo que se percibe claramente en alguno de los actores. Guillermo Nieto se alzó merecidamente con el premio a la mejor fotografía y Pablo Zumárraga con el de mejor montaje en el Festival de Málaga. 'No dormirás' es una película que se puede disfrutar si no se espera demasiado de ella. Aceptable pero fallida.


Lo mejor: La escena con la que se abre la película.
Lo peor: La forma en la que la película se va desinflando.