jueves, 21 de junio de 2018

Crítica/Análisis Incident in a Ghostland - Ghostland

Título: Ghostland - Incident in a Ghostland

Año: 2018
Género: Terror
Duración: 91 min.
Director: Pascal Laugier
Guión: Pascal Laugier
Música: Georges Boukoff, Todd Bryanton, Anthony d'Amario y Ed Rig
Interpretes: Crystal Reed, Mylène Farmer, Anastasia Phillips, Emila Jones, Taylor Hickson, Kevin Power, Rob Archer, Mariam Bernstein, Alicia Johnston, Ernesto Griffith, Adam Hurtig
Nota: 9
Sinopsis: Pauline y sus dos hijas se trasladan a vivir a casa de su tía recientemente fallecida donde serán atacadas por una pareja de psicópatas. Años después, Beth tras recibir una llamada de su hermana, volverá a la casa donde sucedió todo para intentar ayudarla  y enfrentarse así a sus propios fantasmas.

Crítica:
'Tu mundo comienza mas allá de este pasaje. Ve ahora'
Sutter Crane

Pascal Laugier ha vuelto. Tras la excesivamente comercial 'El hombre de las sombras' ('The Tall Man'), el director francés vuelve a rodar una cinta que se podría definir como enfermiza y malsana, una cinta que no solo muestra lo mejor de Laugier si no que además consigue plasmar la esencia y el espíritu propio de las películas de Alexandre Bustillo y Julien Maury. 
Ghostland
'¿Cómo podía contar a sus padres 
que las cosas malévolas estaban por todas partes?
En el éter y en el polvo.'
Elizabeth Keller

La mudanza de Pauline y sus dos hijas se convertirá en una terrible pesadilla cuando estas sean atacadas por una pareja de psicópatas. Tiempo después, Beth la menor de las chicas, tras recibir una llamada de auxilio de su hermana, volverá a la casa donde esta sigue viviendo con su madre y donde Beth tendrá que enfrentarse a los fantasmas que la atormentan en sus pesadillas.
Laugier vuelve a situar gran parte de la historia de su película en una casa. 'El orfanato' ('Saint Ange'), 'Martyrs', 'El hombre de las sombras' ('The Tall man') y ahora este 'Incident in a Ghostland' ('Ghostland) vuelve a hacer de una casa o de un orfanato en su defecto, de un sitio que tiene que trasmitir tranquilidad y seguridad, el lugar donde el terror cobra forma, donde las pesadillas se hacen realidad. En 1997, David Lynch dirigió una de sus obras cumbre ,'Lost Highway' donde el director plasmó la idea de convertir el lugar donde viven los dos protagonistas en la perfecta representación de los miedos y la paranoia en la que estos se ven inmersos. Las cintas de vídeo que reciben Fred Madison y su mujer (Algo que también está presente en 'Caché' de Michael Haneke) o las palabras que el personaje interpretado por Robert Blake le dice a Fred Madison (Bill Pullman) hacen patente la idea de que aquello que nos ha de dar seguridad se convierte en la representación física de las peores pesadillas (Ese extraño hombre, esa persona que no entra en ninguna casa sin ser invitado fue también usado por Jennifer Kent en 'The Babadook' donde esta volvió a explorar otra vez la misma idea: La casa, el hogar como lugar aterrador e inhóspito)
Lovecraft. Escritor de terror. De lejos, el mejor de todos. Con estas palabras de Elizabeth Keller comienza 'Incident in a Ghostland' ('Ghostland'). En 1994, John Carpenter dirigió la soberbia 'En la boca del miedo' ('In the mouth of the madness'), una cinta donde a pesar de que muchos espectadores podrán pensar en que Sutter Crane es un claro guiño a Stephen King (En un momento de la película, John Trent cita el nombre del escritor norteamericano ya que este piensa que es King el autor de novelas de terror mas leído y no Crane) posee cientos de referencias al universo creado por Lovecraft en sus novelas. Resulta imposible no pensar en la cinta de Carpenter al ver la de Laugier  no solo por ser claros homenajes a Lovecraft sino también porque ambas poseen una estructura similar: Tras una escena inicial (El ataque a la familia Keller, la llegada de John Trent a un manicomio, el mismo lugar donde Alejandro Amenabar situó parte de la historia de 'Regresión' - 'Regression'), los protagonistas buscarán respuestas en un pueblo donde estos tendrán que enfrentarse a sus propios fantasmas y a plantearse todo tipo de preguntas. Es llamativo que en ambos casos la figura del escritor esté presente de alguna e importante manera. Las portadas de los libros escritos por Elizabeth Keller harán otra vez que el espectador piense en las novelas de Crane, 
El espectador encontrará ciertos paralelismos entre la por ahora última cinta de Pascal Laugier y la de Carpenter, y también lo hará entre 'Incident in a Ghostland' ('Ghostland') y 'Martyrs' películas  ambas escritas por el propio Laugier. Vera y Beth. Anna y Lucie. Vera y Lucie, dos mujeres traumatizadas por todas aquellas torturas que vivieron hace años. Beth y Anna, dos mujeres que intentarán ayudar a estas y que se tendrán que enfrentar a sus propios fantasmas. Puede que esta sea el punto mas criticable de la cinta de Laugier ya que este parece haber cogido la idea, la estructura de la película que le lanzó a la fama para construir la historia de su nueva película. Anna ('El internado' -'Saint Ange'), Vera y Lucie ('Martyrs'), Julie ('El hombre de las sombras' -'The tall man'), Vera y Beth ('Incident in a Ghostland' -'Ghostland'). Son las mujeres las verdaderas protagonistas de las películas de Laugier y son ellas los personajes fuertes y las que sufren, las que se enfrentan a todo tipo de adversidades.
Maury y Bustillo son otros dos de los nombres claves en el reciente cine francés de terror. La brutal y salvaje 'A L'Interiur' que igual que 'Martyrs' conoció un muy flojo e innecesario remake, su peculiar acercamiento al mito del vampirisimo con 'Livide', su homenaje al cine de los años ochenta con la injustamente infravalorada 'Aux jeux des vivants' ('Among the livings') y la muy decepcionante 'Leatherface' son las por ahora cuatro películas dirigidas por el dúo de directores franceses que para bien y para mal no dejan indiferente al espectador. Sin riesgo a equivocarnos podemos decir que Laugier ha hecho suya la esencia de Maury y Bustillo.
No solo los psicópatas de 'Incident in a Ghostland' ('Ghostland') parecen extraídos directamente del imaginario de los directores de 'A L'Interieur' (Sin duda alguna, la última película de Laugier tiene dos de los mejores psicópatas que hemos visto en mucho tiempo en el cine. El hombre gordo y la mujer que le acompaña, sobre todo esta, son dos personajes que casi merecen su propia película) sino que ademas la atmósfera y ciertas ideas y escenas parecen inspirarse claramente en 'Livide' tanto es así que la casa de Clarice Giordan parece una especie de reimaginación de la de Deborah Jessel (Ahí está ese momento donde una de las chicas descubre unos cuadros con cientos de insectos y pregunta cual era el problema de su tía. La forma en la que Anna -Chloé Marcq- se revuelve al salir de la casa en la que vive nos lleva inevitablemente a pensar en una Beth invertida. La manera en la que los directores muestran a la chicas resulta excesivamente similar) e incluso 'Aux yeux des vivants' (El uso de muñecos nos puede remitir directamente a esta película como también la idea de volver a encontrarnos ante dos psicópatas en los que se establece una relación paterno-filial en el caso de la cinta de Maury y Bustillo y materno-filial en el de la de Laugier) Los espectadores mas observadores detectarán incluso una extraña máscara de cerdo que parece un guiño a 'Leatherface', la última cinta de Maury y Bustillo.
En los dos siguientes parrafos se va a hablar explicitamente de ciertas partes importantes de la película por lo que va a haber SPOILERS. Si no deseas leerlos, te recomendamos que busques la marca que indica que puedes seguir leyendo sin problemas. John Trent y Beth Keller, dos personas que se replantearan su realidad. Una de ellas, Trent por culpa de Sutter Crane que le llevará a dudar de su propia existencia, que le llevará a pensar si no es mas que un personaje del escritor. La otra, Beth Keller, será su propia Crane. Ella misma, como vía de escape dudará de cual de las realidades en las que vive es la verdadera y en cual le interesa seguir viviendo. 'Tu mundo comienza mas allá de este pasaje. Ve ahora' Estas palabras de Crane se pueden poner en boca de la madre de Beth. Laugier vuelve otra vez a mostrar personajes femeninos que se enfrentan a una realidad de alguna manera distorsionada lo que deriva en que en sus películas el espectador se encuentre con ciertos giros de guión mas o menos sorprendentes, justificables y lógicos. Son Vera y Lucie las dos mas claras referencias para la creación de Beth y Vera, para mostrar como los fantasmas de una pasan a la otra, para mostrar como lo que le afecta a una, le ocurre a la otra.
CONTINUAN LOS SPOILERS Carles Torrens dirigió en el 2016 'Pet', una exploración de la locura que ganó el premio al mejor guión en el Festival de cine fantástico de Sitges y cuya escena final desconcertó a propios y extraños, llevando a mas de uno a no acabar de entender la lógica de la manera elegida por Torrens para cerrar su película. Es inevitable pensar en Beth como una mezcla entre Seth (Dominic Monaghan) por la forma en la que esta se cree salvadora de su hermana y Holly (Ksenia Solo) por la manera en la que esta confunde las distintas realidades en las que vive. Laugier se aleja de Torrens pero el director francés nos deja un epílogo que nos lleva a pensar que hay mucho mas en su película, que como espectadores se nos ha pasado algún detalle por alto y que es necesario volver a ver esta película. A mi por lo menos, esas supuestas palabras tranquilizadoras me han perturbado bastante. Trent veía una película, Beth reconoce que le gusta escribir historias FIN SPOILERS SPOILERS
Por encima de la historia y los guiños al cine de Maury y Bustillo, hay algo que llamará especialmente la atención de los espectadores mas detallistas y eso no es otra cosa que el gran parecido que existe entre Jodelle Fernald coprotagonista de 'El hombre de las sombras' ('The Tall man') del propio Pascal Laugier y algunos de los planos que muestran a Crystal Reed en 'Incident in a Ghostland' ('Ghostland'). No sabemos si esto es otro guiño del director, si tiene un componente de admiración o si hay alguna oscura intención que se nos escapa y desconocemos. Laugier parece coger ciertos elementos de 'Martyrs', del cine de Maury y Bustillo y de la novela de Jack Ketchum 'La chica de al lado' ('The girl next door') que fue llevada al cine por Gregory Wilson en el año 2007 y que ese mismo año conoció una versión de los hechos sufridos por Sylvia Likens dirigida en este caso por Tommy O'Haver. 'Incident in a Ghostland' ('Ghostland') es sin duda alguna, una de las grandes películas de terror de la temporada, una de esas películas enfermizas y malsanas que harán las delicias de los amantes del género. En definitiva, una de esas cintas de obligada visión.


Lo mejor: Esa pareja de psicopatas. La escena de las muñecas.
Lo peor: Ciertos clichés en este tipo de películas que no ayudan demasiado a la historia. El personaje de Paul Titley.