domingo, 16 de julio de 2017

Crítica: The Bad Batch

Título: The Bad Batch
Año: 2016
Género: Drama - Distopía - Romance
Duración: 118 min. 
Director: Ana Lily Amirpour
Guión: Ana Lily Amirpour
Fotografia: Lyle Vincent
Interpretes: Suki Waterhouse, Jason Momoa, Jayda Fink, Keanu Reeves, Diego Luna, Jim Carrey, Giovani Ribisi, Yolanda Ross, Aye Hasewaga, E.R. Ruiz, Cory Roberts, Louie Lopez Jr.
Nota: 6,5
Sinopsis: Tras ser expulsada de la sociedad, Arlen se topará con una tribu de caníbales. En un dramático giro de la situación, Miami Man, uno de los miembros de la tribu necesitará de la ayuda de la chica.


Crítica:
'Una chica vuelve sola a casa por el desierto'. Así de esta manera fusionado parte del título de la película que supuso el debut de Ana Lily Amirpour en la pantalla grande junto con el paisaje donde sucede su segunda película se podría titular la esta cinta. Amirpour construye una muy interesante historia que vuelve tanto en la forma como en el fondo a plasmar ciertas ideas que ya vimos en 'A girl walks home alone at night' y las convierte directamente en obsesiones. 'The Bad Batch' es, en líneas generales una cinta mas sólida que la anterior película de la directora a pesar de que esta vuelve a mostrar ciertos vicios a la hora plasmar en imágenes su historia lo que deriva en que algunas escenas no posean la fuerza necesaria, otras exploren con demasiada temeridad la fina línea entre lo que puede resultar poético y lo que puede ser ridículo y donde además nos encontramos con ciertos personajes secundarios que resultan demasiado perfilados y de los que nos gustaría saber mucho mas. Pero como diría Miami Man.. vayamos por partes...
La esfinge lo sabe todo. Las personas que tienen papeles en regla pueden vivir en las ciudades, viven dentro del sistema, los que no, son expulsados de ellas donde tendrán que sobrevivir. El desierto es el hogar de aquellos a los que por un motivo u otro la sociedad les ha dado la espalda. En el año 2003, el británico Michael Winterbottom dirigió la notable distopía 'Código 46' ('Code 46') que comparte con 'The Bad Batch' la idea del exilio forzado para las personas que no son consideradas aptas para vivir en sociedad. En ambos casos, dos personajes antagónicos, William Geld y Maria Gonzales o Arlen y Miami Man acabaran encontrándose.
Es obvio que muchos espectadores y muchas críticas hablaran de la tetralogía de 'Mad Max' a la hora de referirse a la última cinta de Amirpour, no solo por la estética sino también y muy especialmente por la posible comparación que se podría establecer entre Immortal Joe y The Dream, a lo que hay que sumar que aunque aquí no hay un guitarrista albino tenemos un DJ que ameniza a los habitantes del pueblo donde es acogida la protagonista. Pero no quiero dejar de lado a 'The propositon', película dirigida por John Hillcoat y guión de Nick Cave. La cinta no solo comparte con 'The Bad Batch' su árido paisaje, también la familia resulta vital en ambas películas y la violencia es un claro detonante para mostrar la importancia de los lazos familiares.
De todas las referencias que se pueden observar en 'The Bad Batch' sin duda alguna la mas clara es 'A girl walks home alone at night' la anterior película de Amirpour ya que por momentos el espectador puede tener la sensación de que esta nueva cinta de la directora no deja de ser su 'Desperado'. 'The Bad Batch' no deja de ser 'A girl walks home alone at night' con mas presupuesto, con un inicio menos dubitativo, mucho mas directo y salvaje pero que en el fondo nos cuenta una historia muy parecida y en donde la Amirpour vuelve a mostrar ciertas ideas que rozan ya lo obsesivo pero de una manera mas compacta, coherente y con mas ritmo que en 'A girl walks home alone at night'.
Resulta llamativo que el grupo sudafricano 'Die Antwoord' forme parte de las primeras escenas de ambas películas. En el caso de la cinta que supuso el debut en pantalla grande de Amirpour gracias a la presencia de ese traficante de drogas llamado Saeed, al que da vida Dominic Rains y cuya estética está claramente inspirada en la de Ninja, cantante de dicho grupo (Recordemos que Ana Lily Amirpour llevaba una camiseta de Die Antwoord en la presentación de la película en el Festival de cine fantástico de Sitges). Es solo cuestión de tiempo ver a Ninja y Yo-Landi como protagonistas de una película de la directora y que probablemente sea la película que grupo merece y no la decepcionante y tremendamente infantil 'Chappie' de Neill Blomkamp (O probablemente este solo sea un simple deseo de la persona que escribe estas líneas)
Como ya hizo Amirpour en 'A girl walks home alone at night' esta se muestra tremendamente hábil a la hora de fusionar las imágenes con la música aunque en 'The Bad Batch' hay que reconocer que en algún momento a directora y guionista se le ha ido un poco de las manos. No hay en su última película una escena con la misma fuerza que la que Amirpour nos dejó en su anterior cinta con el tema 'Death' de White Lies de fondo, el tiempo y la composición de ese momento consigue justificar el visionado de toda la película. A los ya citados Die Antwoord y White lies, hay que sumar de nuevo la presencia de Federale, banda cuyas composiciones se inscriben dentro del género conocido como 'western music' (Música con raíces folks que se solía escuchar en el Oeste de Estados Unidos. Muchos de los temas del grupo bien podrían formar parte de cualquier película de Sergio Leone. Otra banda que hay que destacar aunque Amirpour no haya contado con ella para sus bandas sonoras en Calibro 35, cuyas composiciones están inspiradas en las películas policíacas italianas de los años setenta. Si ver al grupo liderado por Enrico Gabrielli en directo es una experiencia increíble -Calibro 35 es sin duda alguna uno de los mejores grupos que hoy en día se puede ver encima de un escenario-, escuchar la música de Federale nos hace pensar que la sensación va a ser muy similar) o algún tema de Boy George (Que por el ambiente de la película hace que no pueda dejar de pensar en Cowboy George) o Ace of Base entre otros. Es una lastima que la directora deje de lado a otras bandas como Radio Tehran cuyos temas fueron compuestos por Ali Azimi y que para la persona que escribe estas líneas fue el verdadero descubrimiento de 'A girl walks home alone at night'.
'The Bad Batch' y 'A girl walks home alone at night' son dos películas que parecen cortadas por el mismo patrón. Hay demasiadas ideas comunes a ambas cintas como para pensar que Amirpour no ha cogido la historia que le sirvió para debutar en pantalla grande y ampliarla, modificarla, mejorar aquellas partes que fallaban y mejorarlas. Esta vez, la directora y guionista cambia el vampirismo por el canibalismo, pero vuelve a mostrar a una chica joven que deambula bien por las calles de una ciudad bien por el desierto, otra vez volvemos a ver una 'smily face' bien sea tatuada en la mano del traficante de drogas bien sea en el pantalón de la protagonista, otra vez volvemos a encontrarnos con un monopatín que es usado para que personas que por diversos motivos no pueden moverse lo usen para desplazarse, otra vez volvemos a encontrarnos con la importancia de un pequeño animal, bien sea un conejo bien sea un gato, otra vez los personajes parecen no tener nombre sino apodos, otra vez las ciudades donde viven las protagonistas son lugares donde el mal campa a sus anchas, otra vez volvemos a ver como dos personas que a pesar de todo aquello que las diferencia e encuentra pero parece que se alejan....

...pero sobre todo otra vez el camino de ambos personajes se cruzará en medio de la nada de la misma manera: Las drogas, el colocón que sufren los protagonistas harán que estos se vayan de la fiesta en la que se encuentran y que precisamente no están disfrutando. Si Arash se queda embobado mirando la luz de una farola, Arlen hace lo mismo con las estrellas. En ambas situaciones dichos personajes se encuentran indefensos ante la amenaza que se cierne sobre ellos: Una extraña vampira o un caníbal, pero algo surgirá entre los personajes que hará que estos últimos no solo se apiaden de Arash y de Arlen sino que surgirá entre ellos algo especial.
Hay que analizar la moralidad que desprenden ambas películas. En 'A girl walks home alone at night', la vampira a la que da no-vida Sheila Vand ataca a todos ellos que no se comportan de forma correcta, a los pecadores que habitan la ciudad donde vive, mientras que en 'The Bad Batch', Arlen rechaza la aparente comodidad de la ciudad que la ha acogido: Bajo su manto de tranquilidad, de seguridad, de confort se encuentra el vicio, el mal. Las apariencias engañan y aquellos que parecen mas libres son los que mas tienen que esconder. En ambos casos, las dos protagonistas rechazan el mal que habita en sus ciudades.
En 1999, David Lynch dirigió 'Una historia verdadera' (‘A straight story’) cinta que se alejaba del cine al que nos tiene acostumbrados el director. Como no podía ser de otra manera se escribieron líneas y líneas acerca de la película y del aparente giro radical que esta había supuesto en la filmografía de Lynch. De todo lo que leí hubo algo que creo que acertó completamente, no recuerdo quién lo escribió pero sus palabras venían a decir que Lynch lo único que había hecho era coger a sus personajes oscuros y sacarlos a la luz. Se puede decir que Amirpour ha hecho algo parecido: Ha cogido a sus personajes y los ha sacado de la oscuridad de la noche a la luminosidad del día en el desierto. Los personajes que muestra la directora: La vampira, el chico, su padre drogadicto y con problemas o la transexual que se ve en algunas escenas parecen tener su replica en 'The Bad Batch', el canibal, Arash, el loco que va gritando por las calles de Confort o ese vagabundo que deambula por el desierto (Poner en cuarto lugar y por tanto establecer una comparación entre la transexual y al vagabundo no es algo gratuito ni aleatorio, ya que ambos personajes parecen vivir según sus reglas alejándose de las normas establecidas por las férreas sociedades que hay a su alrededor)
Amirpour juega en muchos momentos en el filo de una navaja. Su apuesta por lo poético puede caer en lo ridículo pero esta consigue sorprendentemente hacer que dichas escenas salgan a flote y no hundan la película (Lo siento, ver a Miami Man lapicero en mano me resulta del todo increíble). Otro de los fallos achacables a 'The Bad Batch' son las inevitables referencias que un espectador habitual de 'Los Simpsons' encontrará. Como no puede ser de otra manera entendemos que estas similitudes son fruto del azar pero restan credibilidad a la cinta. SPOILER SPOILER SPOILER. En la siguiente línea se va a hablar de una escena que puede llevar implícito un spoiler por lo que te recomendamos que si no quieres leerlo saltes al siguiente párrafo. Al ver a Arlen caminar por el desierto en pleno colocón, el espectador no podrá dejar de pensar en el 'viaje' de Homer Simpson tras comer el chili más picante del mundo. De la misma forma, al ver el conejo del que se encariña Honey hace imposible no pensar en tenacitas. FIN DEL SPOILER
Tampoco debemos dejar de lado que Amirpour solo se centra en sus dos protagonistas, algo que de algún modo parece alejarla de su anterior película donde esta profundizaba en la historia del traficante de drogas y en la del padre del protagonista. En ‘The Bad Batch’ los secundarios aparecen simplemente perfilados, lo que a ciertos espectadores les puede suponer una cierta decepción ya que alguno de ellos parece apuntar muy buenas maneras como para construir una sólida historia alrededor de ellos.
Los casetes vuelven a estar de moda: 'Por trece razones', 'A girl walks home alone at night', 'Baby Driver' y ahora como no podía ser de otra manera 'The Bad Batch'. Habrá que ver si al final la obsesión reciente de ciertas producciones conseguirá que las cintas de música vivan su revival de la misma manera que ocurre con el vinilo. Suponemos que nadie se atreverá a recuperar los laserdics.
'The Bad Batch' es una muy interesante distopía que resulta una película mucho mas compacta que 'A girl walks home alone at night' y donde el espectador se encontrará con los suficientes elementos como para querer volver a verla. Atentos a los mensajes que se muestran en la película, especialmente aquellos que llevan en las camisetas las mujeres que se encuentran con 'The Dream' y que dan a la película un toque perverso y sádico como pocos. Con una gran banda sonora y una protagonista en estado de gracia, 'The Bad Batch' es una muy recomendable película que con el tiempo se convertirá en una pieza de culto. Muy recomendable.



Lo mejor: Sin duda alguna, Suki Waterhouse,
Lo peor: La sensación de estar otra vez ante 'A girl walks home alone at night'