sábado, 15 de octubre de 2016

Crítica: Pet

Título: Pet
Año: 2016
Género: Drama - Thriller
Duración: 94 min 
Director: Carles Torrens
Guión: Jeremy Slater
Música: Zacarías M. de la Riva
Interpretes: Ksenia Solo, Dominic Monaghan, Jennette McCurdy, Nathan Parsons, Denise Garcia, Janet Song, Alasdair Martin, Irene Roseen, Gary J. Tunnicliffe, Harmony McElligott
Nota: 6,5
Sinopsis: Seth es un introvertido joven que trabaja en un centro veterinario. Cuando se encuentre en el autobús con Holly una antigua compañera de instituto, este se obsesionará con ella. Pero debido al rechazo sistemático de la chica, Seth buscará otras maneras para llegar a ella...



Crítica:
Juan Antonio Rivera en su notable ensayo 'Lo que Sócrates diría a Woody Allen' acercaba ciertas ideas y conceptos propios de la filosofía al lector usando para ello ejemplos extraídos del cine. Rivera que ganó el premio Espasa ensayo en el 2003, se mostraba del todo acertado a la hora tanto de desarrollar las ideas que quería explicar con las películas que usaba para ello (Cintas de todas las épocas y géneros. Sirvan de ejemplo: 'Matrix', 'Ciudadano Kane' - 'Citizen Kane'-, 'El hombre del brazo de oro' -'The man with the golden arm'-, 'Blade Runner', etc, etc...) como a la hora de poner título a los diferentes capítulos de su libro con lo que conseguía captar irremediablemente la atención del lector ('16. La preferencia ética por vivir en un mundo real I. Matrix, Desafío total', '4. Fabricar fobias. La naranja mecánica', etc, etc...). 'Lo que Sócrates diría a Woody Allen' arrancaba con un capítulo dedicado a la adaptación cinematográfica de la novela de John Fowles 'El coleccionista' ('The Collector') que dirigió William Wyler en 1965 con Terence Stamp y Samantha Eggar en sus papeles principales. En ese capítulo titulado '1. Lo que no se puede conseguir a fuerza de voluntad I. El coleccionista', Rivera analiza en profundidad la relación entre Freddie y Miranda así como la evolución del espectador con respecto a los personajes y su posición inicial ante la historia. Muchas de esas ideas están de alguna manera presentes en 'Pet' ya que la cinta de Carles Torrens y escrita por Jeremy Slater puede ser considerada como una versión sádica y perversa de la novela de Fowles.
Si la idea de Freddie al secuestrar a Miranda es la de intentar conseguir que esta se enamore de él, la de Seth es salvar a la chica de su vida y como consecuencia de ello, que esta también se enamore de él. Tanto Freddie como Seth conocen a las personas con las que se han obsesionado desde hace tiempo (Desde la escuela o del instituto) y en ambos casos los personajes interpretados de manera notable por Terence Stamp y Dominic Monaghan muestran una absoluta incapacidad para relacionarse con la gente de una manera normal. Cambiemos las mariposas por los perros, si Freddie se siente atraído por coleccionar mariposas, Seth se encuentra ante la imposibilidad de tener un perro (Su sueldo de nueve dolares la hora le impide buscarse un piso donde dejen al inquilino tener animales, con ese sueldo según dice el personaje, le sorprende incluso tener luz) y en ambos casos bien Miranda o bien Holly se convertirán en una mariposa mas para la colección o una mascota a la que Seth ha de cuidar. Queda claro que en ambos casos la intención inicial de los personajes dista mucho de la violación (Tal y como indica Rivera en su ensayo), ya que la deformada realidad en la que viven les lleva a pensar que van a ser capaces de conseguir que las chicas cambien sus sentimientos hacia ellos y por tanto también su vida. Dejando de lado la inmoralidad del hecho de secuestrar tanto a Miranda como a Holly, estas son para Freddie y Seth lo más importante que tienen en sus vidas, y estos harán todo lo posible para que las chicas no sufran ningún tipo de daño.
Rivera recalca en su libro la ambigüedad del espectador al ver la cinta de Wyler, de como este empieza a sentir cierta simpatía hacia Freddie y un sentimiento adverso hacia Miranda, algo que también se puede apreciar en la cinta de Torrens. El espectador entrará en un juego donde sus simpatías hacia los personajes irán cambiando casi constantemente lo que consigue que 'Pet' no solo se siga con interés si no que además esta película nos atrape y nos enganche. (El gran trabajo de los dos protagonistas especialmente el de Solo es un pilar fundamental para conseguir algo tan difícil como esto). 'Pet' juega de manera notable con la posición del espectador con respecto a la historia y a sus personajes aunque la forma de hacerlo no sea ni limpia ni justificable. El guión de Jeremy Slater (Autor también de el de cintas como el de esa especie de remake encubierto de 'Cementerio viviente' -'Pet sematary'- titulado 'El efecto Lázaro' -'The Lazarus Effect'- o el de la vilipendiada 'Cuatro Fantásticos' -'Fantastic four'- de Josh Trank) revienta la lógica y la coherencia de la historia. 'Pet' es una de esas historias donde todo vale, donde se pueden mostrar escenas e ideas absolutamente injustificables, donde un mínimo análisis de la historia demuestra la cantidad de vacíos y agujeros que tiene la historia. Slater como guionista y Torrens como director se toman todo tipo de licencias para llevar a la película donde ellos quieren aunque eso juegue en contra del resultado final de la misma, ya que aunque esta nos guste, nos entretenga y nos mantenga en tensión, como espectadores tenemos la sensación de que se ha jugado con nosotros de una manera digamos que poco limpia.
Dejando de lado los mas que claros paralelismos entre 'Pet' y 'El coleccionista' ('The Collector'), es fácil pensar que también existen ciertas similitudes entre la cinta de Torrens y 'Swiss Army Man' de Dan Kwan y Daniel Scheinert. Si Hank (Soberbio Paul Dano) es un náufrago que se encuentra en una isla desierta sin ningún tipo de esperanza, Seth mira constantemente un póster de una isla que tiene en su casa. Si Hank se acuerda constantemente de una chica a la que ve en el autobús, Seth se reencuentra con Holly en el mismo medio de transporte. Si Sarah se decida a escribir mientras viaja, Holly hace exactamente lo mismo. Tanto Hank como Seth son dos náufragos que se encuentran irremediablemente atascados en medio de una isla desierta (Real o metafórica) y se obsesionan con una chica con la que coinciden en el autobús, y en ambos casos los dos personajes muestran una absoluta incapacidad para relacionarse con la gente. Pero mientras Dan Kwan y Daniel Scheinert saltan de lo soez a lo sublime casi de forma natural, Torrens busca impactar y sorprender al espectador. El director catalán deja de lado la profundidad de los diálogos de 'Swiss Army Man' y la imagineria propia del cine de Michel Gondry que usan los Daniels para su película, para rodar una historia donde lo importante es el perverso juego que se establece entre los dos protagonistas.
‘Pet’ posee una primera parte excesivamente lenta, cuya previsibilidad y su extraño tono puede frenar al espectador ya que por momentos este no podrá de dejar de pensar que está ante una nueva versión de 'El coleccionista' mas cercana a un telefilme que a un largometraje rodado para la gran pantalla, lo que sumado al hecho de que en 'Pet' hay un extraña atmósfera que recuerda al soberbio cortometraje 'Only Solomon Lee' de 'Alex Lora impide que este sepa como posicionarse, al menos inicialmente, ante la película de Torrens. Es cuando la historia se pone juguetona, cuando esta desprecia todo tipo de lógica y coherencia (Aunque son múltiples los ejemplos que se pueden poner es mejor no hacerlo ni aquí ni ahora y que sea el espectador el que vaya descubriendo los vacíos y las trampas de la historia) cuando Torrens consigue captar la atención del espectador y mantenerlo en vilo hasta el final. El director que hasta este momento se había mostrado mas hábil a la hora de dirigir cortometrajes que largos ('Emergo' con guión de Rodrigo Cortes fue su flojo debut en el largometraje. El soberbio 'Sequence' o 'Hide and Seek' demostraron que Torrens sabe como manejar las historias, la cámara y las atmósferas) rueda con pulso sacando el máximo provecho a dos grandes actores, aunque hemos de ser sinceros y reconocer que Torrens tiene mucho pero mucho mas que ofrecer y aunque 'Pet' nos ha gustado mucho esta lejos, muy lejos de lo que consiguió este con 'Sequence'.
'Pet' acaba siendo una muy entretenida película a la que el premio al mejor guión en el Festival de cine fantástico de Sitges no solo le viene grande si no que puede incluso jugar en su contra. El gran trabajo de Torrens detrás de las cámaras y de Monaghan y Solo delante de ellas consigue que el espectador se quede con un gran sabor de boca y eso a pesar de un guión con demasiadas escenas e ideas forzadas para hacer que la historia avance por donde el director y el guionista quieren. Muy Recomendable.


Lo mejor: Los dos protagonistas, especialmente Ksenia Solo.
Lo peor: Ese guión que hace suyo el concepto del todo vale.

Nota sobre el final de 'Pet'. Obviamente en el siguiente párrafo se hace referencia a la escena final de la película y por tanto hay SPOILERS. Por favor, si no quieres leerlos te recomendamos que no sigas leyendo. Son claras las escenas e ideas que están preparadas para que la historia vaya avanzando por donde Torrens y Slater quieren. No solo resulta inconcebible que Holly lleve encima constantemente un libro donde anota todo aquello que piensa o que hace, que nadie sospeche de una entrega a las dos de la mañana y de la que queda registro por escrito (Sobre todo después de la extraña desaparición del guardia de seguridad), o que la presencia policial en la película sea un elemento meramente secundario que aparece y desaparece de la historia sin el menor sentido (Aunque la justificación de tan extraño comportamiento es, como no puede ser de otra manera, forzar la sorpresa en el espectador), es el final de la cinta el momento que mas puede llamar la atención del espectador. Muchos podrán pensar en la idea de estar ante una escena forzada y sin ningún tipo de sentido.. ¿Cómo ha conseguido escapar? ¿Cómo ha conseguido sacar a Seth y la jaula sin que nadie la vea? Hemos de pensar en 'Taxi Driver'. La mítica cinta de Martin Scorsese escrita por Paul Scharder mostraba en su escena final a un Travis Bickle  que ha sido condecorado por haber salvado a Iris. Este momento posee cierta controversia debido al hecho de estar ante un delirio de una persona egocéntrica con grandes problemas psicológicos que son mostrados claramente durante toda la película. El hecho de que este sea considerado un héroe o que la familia de la chica le agradezca su ayuda no deja de ser un delirio de una mentalidad psicopatica, un delirio de grandeza. Lo mismo ocurre con 'Pet', la idea de presentar a Holly delante de un Seth que tiene dos dedos amputados o cuyos ojos parecen haber sufrido graves heridas no ha de tomarse al pie de la letra si no como otro delirio de una mente enferma. Igual que la compañera de piso de le aparece constantemente a Holly, Seth es la manera en la que ella controla la fiera que tiene dentro. Seth es el delirio que la mantiene cuerda. Si Freddie no consiguió forzar a Miranda a que lo amara, Seth si que consigue lo que quería: Salvar a Holly. Solo de esta forma es posible dotar al final de la película de sentido.