sábado, 13 de febrero de 2016

Crítica: Bobby Z - The death and life of Bobby Z

Título: Bobby Z - The death and life of Bobby Z
Año: 2007
Género: Thriller - Acción - Drama
Duración: 97 min.
Director: John Herzfeld
Guión: Bob Krakower y Larry Schapiro según la novela de Don Winslow
Música: Tim Jones
Interpretes: Paul Walker, Laurence Fishburne, Olivia Wilde, Jason Flemyng, Keith Carradine, Joaquim de Almeida, J.R Villareal, Jason Lewis, Jacob Vargas, Josh Stewart, M.C. Gainey
Nota: 4,5
Sinopsis: Tim Kerney es un perdedor. Tras el asesinato de Stinkdog de la hermandad aria y una condena a cadena perpetua, un pacto con el agente Gruzsa podrá librarle de la cárcel. Kerney solo tiene que hacer una cosa: En un intercambio de rehenes tendrá que hacerse pasar por el mítico traficante Bobby Z.


Crítica:
Me es absolutamente imposible no hablar en esta crítica sin hacerlo de la novela original escrita por Don Winslow debido a los sustanciales cambios que ha sufrido la historia escrita por este en su salto al cine y del prólogo de la misma escrito por Rodrigo Fresan, debido tanto a la forma en la que aborda el tema del doble como por su manera de tratar la adaptación de la novela al cine a lo que hay que sumar que es un prólogo que cuenta demasiado del libro. Afortunadamente soy una persona que no suele leer prólogos antes de la novela exceptuando el caso de las obras de Nabokov, y en este caso la decisión de hacer esto fue bastante acertada... Así que vayamos por partes...


Don Winslow dejó de ser un gran desconocido para muchos lectores gracias a su novela 'El poder del perro' ('The power of the dog') donde el autor narraba la lucha contra los cárteles de las drogas mejicanos y los oscuros juegos de intereses de los gobiernos involucrados para anteponer sus intereses particulares sobre los generales (En la notable 'Sicario' de Denis Villeneuve, uno de los protagonistas comenta al personaje interpretado por Emily Blunt eso de que esta está demasiado preocupada por no traspasar la línea de lo que es correcto o ético cuando esta se mueve como y cuando quieren los círculos de poder. Esta idea está presente en la historia de Winslow como en 'El cártel', notable novela del autor que siendo una continuación de las aventuras de Art 'Killer' Keller resulta muy superior a 'El poder del perro'). Winslow ha tenido desigual suerte en lo que a las adaptaciones de sus novelas al cine se refiere. En el año 2007, John Herzfeld director de '15 minutos' ('15 minutes') o la interesante '2 días en el valle' ('2 days in the valley') cinta con la que conocimos a Charlize Theron, dirigió la decepcionante 'Bobby Z' ('The death and life of Bobby Z') cinta de la que nos vamos a ocupar mas adelante. Cinco años después, en el 2012, el muchas veces excesivo Oliver Stone adaptó 'Salvajes' ('Savages') pero esta vez contando con el propio autor en tareas de guionista (Algo que no ocurrió en la cinta de Herfeld) dejándonos una notable y excesiva cinta cuyo tono resultaba perfecto para contar las aventuras de esos amigos que se enfrentaban a un cártel mejicano de la droga. (Según se puede observar en la cuenta oficial de Don Winslow en Twitter, su por ahora última novela 'El cártel' será llevada al cine en el 2017 por Ridley Scott, director que es capaz de lo mejor: 'Alien'  y de lo peor 'La Teniente O'Neil' - 'G.I. Jane', pero que consideramos otro director mas que apropiado para plasmar el universo Winslow en la gran pantalla).


'Bobby Z' ('The death and life of Bobby Z') juega con la idea del doble como muchos autores han hecho tanto en la literatura como en el cine. Hay ciertos puntos que resultan sorprendentes al leer el prólogo escrito por Fresan, ya que a pesar de la gran cantidad de datos que ofrece este no hace referencia a Nabokov, autor que en muchas de sus novelas juega con la idea del doble y cuya obra 'Desesperación' ('Despair') nos viene a la cabeza al ver la cinta de Herzfeld debido a que este comete el mismo error que tuvo Rainer Werner Fassbinder al adaptar la novela del escritor ruso al cine: Su personaje protagonista y su supuesto doble están interpretados por distintos actores lo que resta credibilidad a ambas películas (Si en 'Bobby Z', el traficante que da título a la película esta interpretado por Paul Walker y por un Jason Lewis que a pesar de todo el maquillaje que puede llevar encima no consigue que creamos que alguien va a pensar que son la misma persona, en la película de Fassbinder, es Dick Bogarde quién interpreta a Hermann Hermann y su supuesto doble por Klaus Löwitsch, lo que rompía con la idea de llevarnos a pensar si realmente ambos personajes se parecen o si todo no es mas que la deformación de la realidad de un personaje claramente ególatra). Pero hay algo que personalmente me llamó todavía mas la atención a la hora de leer el prólogo de Fresan y eso no es otra cosa que las referencias a 'Inseparables' ('Dead Ringers') de David Cronenberg. Es claro que el director canadiense juega con la idea del doble (Beverly y Elliot Mantle están ambos interpretados Jeremy Irons) ya que los protagonistas se intercambian para Beverly pueda acostarse con las mujeres que Elliot seduce, pero en este caso hablamos de dos hermanos gemelos algo que difiere de los mostrado por Winslow en 'The death and life of Bobby Z', por Nabokov en 'Desesperación' ('Despair') o como en otros de los ejemplos mostrados por Fresan en su prólogo ya que se pierde la idea de la confusión entre dos persona sin ningún tipo de parentesco.


'Bobby Z' ('The death and life of Bobby Z') es una cinta francamente decepcionante. No por el hecho de no estar dirigida por alguien como Quentin Tarantino o los hermanos Cohen si no por lo flojo que resulta el conjunto. El tono de la novela original demuestra que el mejor director posible para adaptar la obra de Winslow hubiera sido Oliver Stone, ya que el ritmo con el que el director americano rueda sus películas, sus montajes y su sentido del exceso y el espectáculo, resultarían perfectos para la película tal y como pudimos apreciar en 'Salvajes' ('Savages'). Queda claro que Herzfeld intenta jugar a ser Stone (Aunque la cinta de Oliver Stone es posterior a 'Bobby Z', el cine del director americano ha influenciado a muchos directores) pero sin llegar a conseguirlo. Esa escena inicial donde conocemos a One Way cuya presencia queda relegada a este momento desapareciendo completamente de la película, algo que rompe completamente con la forma en la que Winslow desarrolla a este personaje en su novela, el uso de la pantalla dividida para intentar hacer que la película tenga mas ritmo o el frenético montaje inicial consigue que Herzfeld capte nuestra atención.


El director y los guionistas plasman en el inicio de la película lo verdaderamente importante para conocer a ese fracasado de nombre Tim Kerney (Herzfeld muestra el 'problema' de Kerney con los aspersores pero algo que en la novela es casi una constante obsesión aquí, al igual que ocurre con One Way, queda relegado a un segundo plano), lo que lleva a que el espectador que haya leído la novela en la que se basa la película piense que va a encontrarse ante una fiel adaptación y hasta la parte final de la misma eso es mas o menos cierto (A pesar, por ejemplo, de algunos cambios en lo que a algunos de los personajes se refiere. Si Brian Cervier, la C suena más como una K que como una S, es una persona obesa y gordo como un cerdo, en la película esta interpretado por Jason Flemyng actor que se aleja y mucho de esta descripción, es Kit el personaje en el que se observa una mayor diferencia. El personaje interpretado por J.K. Villareal pasa a doblar del chico de la novela, de 6 años que tiene en la historia de Winslow a los 12 que tiene en la película de Herzfeld lo que deriva en que la relación existente entre Kerney/Bobby Z y el chico resulte diametralmente opuesta en la novela y en la película. Es cierto que en la cinta de Herzfeld, Kerney/Bobby Z vuelve a plantear a Kit la idea de tomarse todo lo que esta ocurriendo como si de un juego o una aventura se tratase pero en ningún momento este pierde los papeles con el crío ni le chilla como lo hace el personaje interpretado por Paul Walker en la película. Kerney/Bobby Z intenta que Kit no se traumatice con nada por el bienestar del chico anteponiendo las necesidades de este a las suyas propias. La forma en la que el protagonista de la película trata al crío difiere en muchos momentos demasiado de la manera en la que Winslow mostró esta relación)


El mayor problema de la adaptación de la novela de Winslow al cine no son las licencias que el director y los guionistas se toman, algo que resulta inevitable en la mayoría de los casos (A las ya mencionadas hay que sumar la forma en la que estos muestran al personaje de 'El monje' -interpretado por Josh Stewart protagonista de la muy interesante 'The Collector' de Marcus Dustan y que en el año 2013 debutó detrás de las cámaras con la muy floja 'The Hunted'- y sus relaciones con el resto de los personajes o a Wayne LaPerriere, sumando al hecho de las grandes y vitales diferencias existentes entre la parte final de la película y la novela de Winslow), es lo cutre que resultan las escenas de acción lo que deriva en que el conjunto de la película transmita una extraña sensación de estar ante una cinta low-cost donde partiendo de un gran punto de partida (La novela de Winslow) se ha rodado una película sin fuerza y sin pasión. Son muchas las escenas de acción que dejan mucho que desear en esta película, tal es el despropósito que Herzfeld tiene que utilizar la táctica del casco para que no se noten los dobles. Uno de los momentos mas adrenaliticos de la novela, aquel en el que Kerney/Bobby Z y Kit se esconden en una roca en medio del desierto ante el acoso de los hombres de Don Huertero resulta de lo mas decepcionante, siendo una escena del todo aburrida y desaprovechada. Lo mismo ocurre con el encuentro de los protagonistas con Boom Boom y Johnson, momento que parece ser clave en el devenir de la película y donde el director y los guionistas parecen llegar a pensar que ya no hace falta seguir siendo fiel a la novela (Es inevitable pensar en las obsesiones de Winslow, igual que hizo con Nora Hayden y Sean Callan llevándolos a una cabaña aislada en medio de la nada, este vuelve a hacer lo mismo con Kerney/Bobby Z y Kit).


Pero si una escena se lleva el premio al momento más artificial y lamentable de esta película (Honor que hasta ahora tenáa la escena del intercambio de rehenes en la frontera) ese no es otro que el encuentro de los protagonistas en una caravana. Herzfeld no presta demasiada atención a los detalles (Si Johnson tiene 30 días para dar con el paradero de Kerney/Bobby Z en la novela, en la película solo tiene 3 días. Este detalle no dejaría de ser algo meramente insignificante si no fuera porque las terribles heridas de Elizabeth -Olivia Wilde- sanan misteriosamente en ese tiempo, al menos el vestido que esta luce al final de la película gracias al cual volvemos a ver su espalda nos muestra que ya no solo no hay heridas si no que tampoco cicatrices) lo que deriva en que la  escena de la caravana con el fondo artificial y esa decoración mas propia de una sitcom que de una película haga que el espectador establezca distancia con la película y se acabe de dar cuenta que a Herzfeld hace tiempo que su película se le ha ido de las manos. (La idea de estar ante escenarios que son claramente decorados no siempre juega en contra de la película. Un claro ejemplo de esto es 'White Bird in a Blizzard' de Gregg Araki donde ese sótano llama demasiado la atención del espectador ya que parece mas un escenario de una obra de teatro que de una película. Lo importante de la cinta de Araki que es este hecho no hace que el espectador se aleje de su propuesta si no que por el tono de la película este lo vea como un elemento mas para ambientar ese cuento pesadillesco que narra la manera en la que una joven afronta la desaparición de su madre)


'Bobby Z' ('The death and life of bobby z') es una cinta demasiado decepcionante, tanto si se ha leído la novela en la que se basa como si no se ha hecho, ya que el espectador tendrá la sensación de que se pasa de forma demasiado esquemática por muchas escenas (Algo parecido a lo que ocurre con 'La quinta ola' - 'The 5th wave'- aunque si  llegar al extremo de esta). La cinta de Herzfeld no deja de ser un producto fabricado a la medida de un Paul Walker que ya había protagonizado dos entregas de la saga 'The fast and the furious: A todo gas', 'Timeline' o 'Inmersión letal' ('Into the blue'), Acompañado por una Olivia Wilde que ese mismo año empezaría a ser conocida gracias a su trabajo en la serie 'House' y por unos muy desaprovechados Laurence Fishburne y Joaquim de Almeida, el espectador tendrá la sensación de que Herzfeld tuvo un gran reparto al que no supo sacar provecho. Todo en esta película acaba resultando desastroso: personajes a los que no se les dedica tiempo en pantalla e incluso escenas mal resueltas (Si el final de la novela de Winslow es de lo mas flojo de la historia, Herzfeld esta a la altura y nos deja una parte final que tendría que ser estudiada en todas las escuelas de cine para mostrar como no se debe rodar el clímax final de una película). Aunque se deja ver, 'Bobby Z' decepciona y mucho.


Lo mejor: El montaje inicial donde se nos cuenta la historia de Kerney
Lo peor:  Las escenas de acción, realmente flojas.