domingo, 17 de enero de 2016

Crítica: El último cazador de brujas - The last witch hunter

Título: El último cazador de brujas - The last witch hunter
Año: 2015
Género: Acción - Fantástico 
Duración: 106 min.
Director: Breck Eisner
Guión: Cory Goodman, Matt Sazama y Burk Sharpless
Música: Steve Jablonsky
Interpretes: Vin Diesel, Rose Leslie, Elijah Wood, Ólaruf Darri Olafsson, Rena Owen, Julie Engelbrecht, Michael Caine, Isaach De Bankolé, Joseph Gilgun, Lotte Verbeek, Inbar Lavi
Nota: 4,5
Sinopsis: Durante mas de ochocientos años Kaulder ha conseguido que la frágil tregua entre el bien y el mal se mantenga pero una oscura amenaza se cierne sobre el y toda la gente que le rodea para conseguir que el mal se adueñe del mundo...




Crítica:
Decepcionante cinta protagonizada por Vin Diesel que por momentos parece estar mas cercana a 'El aprendiz de Brujo' ('The Sorcerer Apprentice') de Jon Turteltaub que a la gran película de acción y aventuras que muchos esperábamos de ella. Si Darren Aronosky centraba su 'La fuente de la vida' ('The Fountain')  en la búsqueda de el árbol de la vida, Eisner sitúa el comienzo de la historia que quiere contarnos en un tétrico árbol que bien podría denominarse 'el árbol de la muerte'. No solo su aspecto llevará al espectador a este pensamiento si no que además todos los acontecimientos que han tenido como epicentro dicho lugar reforzaran esta idea. Si Alex Garland cogió 'Horizonte Final' ('Event Horizon') y la llevó a la luz en 'Sunshine', Eisner toma el árbol de Aronosky y lo lleva a la más absoluta oscuridad. 'El último cazador de brujas' ('The Last witch hunter') se aleja de la pretenciosidad de 'La fuente de la vida' (Obviamente esa no es la intención de esta película. Por otro lado el alto concepto que tiene Aronosky de su película en particular y de su cine en general jugó en contra de esta cinta. Aunque en su momento fue repudiada por muchos 'La fuente de la vida' es una obra que merece la pena volver a ser vista y disfrutada) para adentrarse en un tipo de cine demasiado infantil haciendo de esta cinta una película que puede ser fácilmente disfrutada por un público adolescente pero cuya propuesta no resulta todo lo interesante y estimulante que el resto de espectadores podría esperar de una película como esta.


Tras matar a la malvada reina de las brujas, esta maldecirá (Como no podía ser menos) a su asesino con la vida eterna para que así este viva con el constante recuerdo de la perdida de su mujer y su hija (Kaulder al igual que Logan en 'Lobezno inmortal' - 'The wolverine' puede decir eso de: 'La eternidad puede ser una maldición'). Eisner traslada, tras los diez primeros minutos de película donde se nos muestra a un Vin Diesel con una casi constante cara de alucinado y una muy llamativa caracterización de una malvada reina bruja, a la época actual para desarrollar la idea de la frágil tregua existente para controlar el uso de la magia (Tema que con alguna variación es recurrente en el cine fantástico y que podemos encontrar por ejemplo en 'Guardianes del Día' y 'Guardianes de la noche' películas que dieron a conocer internacionalmente a Timur Bekmambetov). Kaulder al que da vida (eterna) Vin Diesel es el encargado de mantener la tregua ayudado por una extraña hermandad de sacerdotes que aunque no tienen un telar del destino que les indica el nombre de las personas a las que han de matar, si que tienen un artefacto metálico que da vida a una especie de árbol o roca gigante encargado de encarcelar a todos aquellos magos cuyos actos han  podido romper la tregua existente. (Si en 'Cronos' de Guillermo del Toro, su protagonista se hace una extraña forma de escarabajo que puede dar la vida eterna a su propietario, en 'El último cazador de Brujas', Eisner muestra a su maquina como una especie de bicho que  no da la vida eterna si no que 'la arrebata' manteniendo en prisión a todos aquellos que considera culpables).


Eisner parece seguir el ejemplo de 'Fringe' para presentarnos al personaje en la época actual. Si en el episodio piloto de la serie de culto un extraño suceso ocurría en un avión comercial en pleno vuelo servía para situarnos en la historia y conocer a Olivia Dunham, en 'El último cazador de brujas', el director y los guionistas vuelven a utilizar este medio de transporte para dar comienzo a la película tras lo que podemos considerar como un prologo situado en la Edad Media (Parece ser que el miedo que muchas personas reconocen tener a volar  sirve para que muchos autores sitúen parte de las tramas de sus historias fantásticas y de terror en los aviones. Al caso ya mencionado de 'Fringe' o de 'El último cazador de brujas', podemos sumar el de 'The Strain' trilogía de novelas escritas por Guillermo del Toro y Chuck Hogan que ha sido adaptada a la televisión con bastante éxito, pero sobre todo hay que mencionar a 'En los límites de la realidad' - ''Twilglight zone' donde la historia interpretada por John Lithgow y basada en la historia corta 'Pesadilla a 20.000 pies' de Richard Matheson parece ser homenajeada en la cinta de Eisner cuando el personaje interpretado por Vin Diesel en medio de una terrible tormenta al mirar por la ventana y echar su aliento no verá un monstruo destrozando el motor del avión si no una clara señal de la mala utilización de la magia por parte de una bruja).


En 'El último cazador de brujas', Eisner se rodea de un buen reparto sobre el que hay que hacer al menos tres consideraciones. La primera es acerca de lo desaprovechados que resultan Rose Leslie, Ólaruf Darri Olafsson e Issach De Bankolé. En el caso de Leslie volvemos a encontrarnos con ese personaje femenino construido simplemente para acompañar al héroe principal, resultando todo demasiado forzado e ilógico. La protagonista de la interesante 'Honeymoon' de Leigh Janiak (Otra de esas películas que vuelven a hablar, al menos en cierto modo, de la descomposición en vida como ocurría en el caso de 'Thanatomorphose' de Eric Falardeau y 'Contracted' de Eric England) da vida a un personaje plano y sin matices. El caso de Olafsson puede resultar más sangrante por el simple hecho de no encontrarnos ante el gran malvado que esta película necesitaba, siendo del todo decepcionante el enfrentamiento entre Belial (Olafsson) y Kaulder (Diesel). Si en el caso de Chole (Rose Leslie) nos cuesta entender los motivos por los que esta decide ayudar a la persona encargada de matar a las personas de su clase y causante de que su vida se desmorone, en el de Belial y su particular cruzada todo resulta demasiado esquemático. Tampoco podemos dejar de lado a Isaach De Bankolé, actor que ha trabajado varias veces con el icono del cine indie por excelencia Jim Jarmusch y que nos deja un personaje que parece sacado directamente de la muy decepcionante 'Dylan Dog: Los muertos de la noche' ('Dylan Dog: Dead of Night') película protagonizada por un Brandon Routh que intentaba hacer que su carrera despegara tras la floja 'Superman Returns' de Bryan Singer pero que solo consiguió hacer mas grande la tumba del actor. Por desgracia el aroma de la adaptación de los comics de Dylan Dog esta demasiado presente en 'El último cazador de brujas' haciendo que esto sea un lastre demasiado difícil de superar.


La segunda consideración es acerca del trabajo de Michael Caine en 'El último cazador de Brujas'. Si en el caso de Rose Leslie su función es simplemente la de acompañar al héroe principal (Aunque los guionistas jueguen con la idea de hacer de esta poco menos que una especie de mutante. A nadie le debería extrañar si en la próxima cinta de Singer sobre los X-Men viéramos a Chloe en plena acción), en el de Caine su función parece ser simplemente la de interpretar de nuevo a Alfred el fiel sirviente de Bruce Wayne. Si la cruzada contra el mal de Wayne empieza cuando sus padres son asesinados delante de el, la de Kaulder comienza cuando son su mujer y su hija las que mueren. La riqueza de la que hacen gala ambos (Bien sea por herencia familiar o por el apoyo de una facción religiosa sumado a todo lo que ha podido ahorrar o invertir en 800 años. Los dos cuentan con 'modestas' y humildes moradas) ayudan a sus propósitos y cuentan con una figura como Alfred o Dolan 36 que van mas allá de su función encomendada (Mayordomo o fiel ayudante) para ser poco menos que una nueva figura paterna. Desde este punto de vista, 'El último cazador de brujas' y la trilogía de 'Batman' de Christopher Nolan poseen demasiados puntos en común, algo en lo que probablemente nadie se hubiera fijado si Michale Caine no hubiera interpretado exactamente el mismo papel.


En el siguiente párrafo se habla de un fallo muy común en muchas películas, sobre todo en aquellas que nos llegan desde los Estados Unidos. Desarrollar esta idea lleva asociado un SPOILER, si no quieres leerlo te pedimos que saltes directamente al siguiente párrafo. COMIENZO DEL SPOILER. Muchas cintas americanas comenten un grave error que ya desde el principio de la película puede considerarse como spoiler y ese no es otro que el casting de la película. 'El último cazador de brujas' es publicitada con los nombres de Vin Diesel, Rose Leslie y Elijah Wood, la poca consistencia e importancia del papel de Wood nos hacen pensar que nadie va a contratar a un actor como este por un tema meramente publicitario y mas si se tiene en cuenta que el personaje que interpreta Wood tiene o debería tener una importancia capital dentro de la historia que nos cuenta la película, lo que nos pone sobre aviso sobre las intenciones de este. Esto se hubiera solucionado si los guionistas de esta cinta hubieran hecho que el personaje interpretado por Wood formara parte de la historia de una manera mas activa lo que podría desactivar el factor sorpresa (El personaje de Wood nos deja además lo que parece un muy decepcionante guiño a Harry Potter, ya que los guionistas de esta película parecen haber querido mostrar que hubiera sido de Potter si hubiera elegido el camino del lado oscuro).Toda película donde hay tres grandes actores y uno de ellos no hace gran cosa nos ha de poner sobre aviso y pensar que el personaje interpretado por ese actor tiene mucho que decir o hacer (El cine de Fincher debe ser estudiado por muy diversos motivos. El director americano supo que poner el nombre de Kevin Spacey en los títulos de crédito iniciales o en el póster de la película haría que el espectador estuviera esperando la aparición de este con la consiguiente perdida de la sorpresa con lo que el nombre del actor solo se puede ver al final de la cinta) FIN DEL SPOILER


La sombra de Richard Mathesson no solo esta presente en la escena del avión con la que Eisner abre la película en la época actual. La adaptación de la novela 'Soy Leyenda' que perpetró Francis Lawrence con una película hecha por y  para la medida de Will Smith también esta presente en 'El último cazador de Brujas' ya que ambas cintas comparten una misma escena (los protagonistas armados andando por ciudades desoladas que han sido presa de la vegetación y donde hay gran cantidad de vehículos abandonados) pero con desarrollos diferentes.



'El último cazador de brujas' es una cinta que a pesar de lo decepcionante que resulta en conjunto, se puede ver y su cerca de hora y tres cuartos de duración se pasan más o menos rápido. Para ver una cinta como esta hay que dejar de lado la imagen que muchos tenemos de Diesel como protagonista de la saga de 'The Fast and furious' y pensar que estamos ante una cinta destinada a un público mayoritariamente adolescente. Con un gran diseño de una reina bruja a la que Eisner parece no saberle sacar provecho y con un tufillo a 'Dylan Dog: Los muertos de la noche' e incluso a 'Constantine' por lo decepcionante de su propuesta (Cinta dirigida también por Francis Lawrence), 'El último cazador de brujas' no ofende pero tampoco es la película que muchos esperábamos.


Lo mejor: El maquillaje de la Bruja.
Lo peor: Esperábamos mucho mas de ella. El tono demasiado infantil de la película.