sábado, 26 de diciembre de 2015

Lo mejor del 2015





1 - 'The Lobster' de Yorgos Lanthimos


El año pasado desde 'La soledad del perro guía' consideramos que 'El gran hotel Budapest' ('The Grand Budapest Hotel') de Wes Anderson era la mejor película del 2014. El cine de Anderson no es apto para todo tipo de público, la especial sensibilidad del director unida a su peculiar sentido del humor puede hacernos disfrutar de sus películas pero también llevarnos a pensar que su cine es demasiado hermético y pedante. Algo parecido ocurre con el cine de Yorgo Lanthimos, todas sus propuestas sin excepción resultan herméticas y excesivas, haciendo que la opinión del público se divida de forma radical ante cada una de sus películas: Para algunos, el director griego utiliza de forma magistral el humor negro y el surrealismo para explorar y analizar a la sociedad actual, especialmente en todo aquello que hace referencia a las relaciones personales y la soledad, para otros, el cine de Lanthimos se sabe difícil y explota este hecho llegando a cotas de pedantería que juegan en contra del mensaje que tienen sus películas. Lo que es cierto es que ninguna de las cintas del griego dejan indiferente a nadie y esta 'The Lobster' no podía ser menos. Situando tal y como hizo Anderson, la acción de parte de su película en un peculiar hotel lleno de variopintos personajes, Lanthimos se acerca de forma magistral a la presión social para encontrar pareja. El director de 'Canino' se muestra del todo incisivo y no deja títere con cabeza (Si este plantea la idea de que las relaciones se construyen en base al egoísmo y la mentira, aquellas personas que deciden estar solos en contra a las normas establecidas tampoco quedan bien paradas) regalando a Colin Farrell (Que parece sacado directamente del 'Her' de Jonze) su mejor papel en años. Sin duda alguna Lanthimos nos deja una sorprendente y llamativa película que merece el puesto de honor en lo que a mejor cinta del año se refiere.





2 - 'The Look of Silence' de Joshua Oppenheimer



En el año 2012 y de la mano de Werner Herzog como productor, el director Joshua Oppenheimer nos dejó un sorprendente documental acerca del exterminio llevado a cabo por el ejercito indonesio entre 1965 y 1966 y que acabó con la vida de mas de medio millón de personas. La película recibió numerosos premios y fue elogiada por la prensa especializada pero desde este blog consideramos que el acercamiento que hizo Oppenheimer a los torturadores y asesinos que entrevistaba en su cinta estaba lejos de ser crítico con hechos que estos cometieron con total impunidad ya que al hacer que estos se interpretasen a si mismos como estrellas de cine, su documental servía casi exclusivamente para que el ego de estas personas alcanzase cotas difícilmente creíbles, lo que llevaba al espectador a plantearse una pregunta: ¿Para que yo, una persona alejada de la realidad indonesia sea consciente de la barbaridad cometida en aquel país es necesario que me muestren a los asesinos en todo su esplendor como si fueran estrellas?. Oppenheimer parece haber aprendido de sus errores o haberse dado cuenta de la injusticia cometida, ademas de la indulgencia con la que trató a los asesinos (Algo que queda demostrado en 'The look of silence' cuando de uno de los torturadores dice al hermano de una de sus víctimas que sus preguntas son mucho mas incisivas y profundas de las que le hacía Oppenheimer). El director americano enfrenta a los asesinos con las víctimas, haciendo que el hermano de uno de los torturados no solo vea la confesión de lo que le hicieron a su hermano si no que además este tiene la oportunidad de preguntar a las personas que lo torturaron por que lo hicieron y si se arrepienten. 'The look of silence' es un documental que es difícil de ver, por la brutalidad de aquello que habla, por ver como el odio esta profundamente enraizado en un país y alcanza a las propias familias y sobre todo y muy especialmente por que Oppenheimer nos muestra el sufrimiento de una familia cuyo hijo fue torturado salvajemente simplemente por no compartir ciertas ideas.




3 - 'Mad Max: Fury Road' de George Miller


Si este año Yorgos Lanthimos le regaló a Colin Farrell su mejor papel en años, el australiano George Miller hizo lo propio con Charlize Theron haciendo que esta diera vida en la gran pantalla a Imperator Furiosa que conseguía que Mad interpretado por Tom Hardy quedara relegado a un (muy digno) segundo plano. Imposible no acordarse de 'Indiana Jones y el templo maldito' ('Indiana Jones and the temple of doom') al comienzo de esta adrenalitica película que demuestra que se puede rodar una cinta de dos horas de duración que no de respiro al espectador pero que no le canse y le sature. Miller demuestra que para dar ritmo a una película no hay que cambiar de plano a cada segundo si no construir escenas con fuerza. 'Mad Max: Furia en la carretera' que parece un pseudo remake de '7 novias para 7 hermanos' ('Seven brides for seven brother') es sin duda alguna la cinta mas espectacular del año y que además se beneficia de la notable banda sonora de Junkie XL.





4 - 'Cemetery of Splendor' de Apichatpong Weerasethakul



El imposible nombre de Apichatpong Weerasethakul empezó a ser conocido por muchos gracias a su película 'Tropical Malady'. A pesar de que esta cinta se estrenó comercialmente en España, su siguiente cinta 'Syndromes and a century' no contó con el apoyo necesario para que llegara al público y fue relegada a verse solamente en diversos festivales. Fue en el 2010 cuando Weerasethakul dio su definitivo salto a la fama gracias a 'Uncle Boonmee recuerda sus vidas pasadas' (Cinta que en España tiene mitad del título en español y mitad en inglés) que se alzó con la Palma de Oro en el Festival de cine de Cannes. Ahora tras varios cortometrajes, proyectos conjuntos con otros directores y un medio metraje un tanto decepcionante titulado 'Mekong Hotel', Weerasetahakul nos deja otra soberbia muestra de cine cuyo tono pausado hace que tal y como ocurre con el resto de películas del director estas no sea accesible a todo tipo de público especialmente aquellos que sean un poco impacientes. El director tailandés vuelve a mostrarnos a una sociedad dividida entre la tradición y la modernidad, a una sociedad profundamente espiritual donde la presencia del ejercito esta demasiado presente. 'Cemetery of splendor' es una de esas cintas que hay que sentir, una de esas cintas con las que hay que dejarse llevar. Imprescindible.




5 - 'Una paloma se posó sobre una rama a reflexionar sobre la existencia' de Roy Andersson.



Desde hace tiempo pensaba que los premios no tenían capacidad ya de sorprenderme por desgracia este año me he dado cuenta de que estaba equivocado. Y es que la última película de Roy Andersson 'Una paloma se posó sobre una rama a reflexionar sobre la existencia' se alzo con el premio a la mejor comedia en los premios del cine europeo, algo que personalmente me preocupa por que si bien es cierto que algunas de las escenas que el director sueco nos muestra consiguen que se nos escape alguna risa, su película esta protagonizada por toda una serie de perdedores, de personas que deambulan sin rumbo que acerca a esta cinta mas al drama que a la comedia. La película de Andersson parece hermanda con el cine de Kaurismaki, siendo esta una cinta fácilmente disfrutable por los seguidores del director finlandés.'Una paloma se posó sobre una rama a reflexionar sobre la existencia' cierra la trilogía acerca del sentido de la vida que el director inició con 'Canciones del segundo piso' y continuó con 'La comedia de la vida', cintas que no son necesarias ver para poder disfrutar y entender esta película que aunque se centra (por decirlo de alguna manera) en la vida de los dos vendedores mas tristes de artículos de broma esta compuesta de diversas escenas sin aparente conexión ente ellas y que plantean situaciones a cada cual mas absurda. Notable, inteligente y diferente.