sábado, 5 de diciembre de 2015

Crítica: La mirada del Silencio - The Look of silence

Título: The Look of Silence
Año: 2014
Género: Documental
Duración: 103 min.
Director: Joshua Oppenheimer
Guión: Joshua Oppenheimer
Música: Seri Banang y Mana Tahan
Fotografía: Lars Skree
Nota: 9,5
Sinopsis: Tras el acercamiento que hizo Oppenheimer al genocidio llevado a cabo en Indonesia durante los años sesenta, el director vuelve a explorar la magnitud de la masacre desde el punto de vista de los familiares de las víctimas.






Crítica:
En un momento de 'The look of silence' una de las personas que llevaron a cabo la matanza del río Snake, ante las constantes e incisivas preguntas que le hace el hermano de una de las víctimas, le echa en cara a este que le hace preguntas mucho mas profundas de las que Joshua Oppenheimer le hizo nunca. Fui muy crítico con la anterior película del director, 'The act of killing' ya que me resultó un muy curioso y llamativo análisis sobre la locura humana (El hecho de que el nombre de Werner Herzog estuviera presente en los créditos de la película como productor ejecutivo ya hacia presagiar algo acerca de ante que tipo de documental estábamos) pero que en el fondo era una obra que no dejaba de ser un perfecto producto para que los protagonistas vieran agrandado su ego (Recordemos que estos fueron los encargados de llevar a cabo una brutal matanza donde fueron asesinadas cerca de medio millón de personas por el simple hecho de ser comunistas o ser acusadas de serlo). La forma elegida por Oppneheimer y los protagonistas del documental para recrear los crímenes que llevaron a cabo (Considerándose protagonistas de películas clásicas de Holllywood sin importar el género: Desde cine negro pasando por el western y llegando incluso al musical) resultaba como mínimo exótica pero relegaba el análisis de la culpa a un segundo plano. Aunque en ciertos momentos se tocaba el hecho de las pesadillas que alguno de los protagonistas tenían, no existía o no parecía existir ningún intento por parte Oppenheimer para llevar a estos al extremo e intentar llegar a analizar como les afectan los actos que cometieron. Las palabras de ese genocida dichas al hermano de una de sus víctimas refuerzan esta idea. Oppenheimer parece que se mostró demasiado agradable (Idea con la que volveremos a encontrarnos casi al final de 'The look of silence', esta vez en boca de los familiares de un asesino ya fallecido) para conseguir lo que quería. A pesar de mi reticencia inicial para ver este documental decidí verlo y he de reconocer que Oppenheimer expía todos sus fantasmas y su culpa (A pesar de jugar de forma tramposa con el espectador y hacer que el protagonista parezca justificar al principio del documental la forma elegida por Oppenheimer para rodar 'The act of killing' al decir que los asesinos tal vez actúan de esa manera porque se sienten culpables de lo que hicieron) y nos deja uno de los más impactantes documentales que podemos ver actualmente y que por desgracia trasciende a Indonesia haciendo que muchas las frases e ideas que se dicen en el documental para justificar lo que se hizo sean extrapolables a otros genocidios y otras guerras, algunas de ellas demasiado cercanas a nosotros.


Tras su aproximación a los asesinos, Oppenheimer hace justicia con las víctimas, con aquellos a los que les fue arrebatado de su lado un ser querido de la forma mas salvaje y cruel acercándose a su dolor, para ello el director americano nos presenta a un hombre de cuarenta y cuatro años cuyo hermano mayor, al que no llegó a conocer, fue asesinado acusado de ser comunista. Este no solo hablará con sus padres acerca de lo que supuso para ellos la perdida de uno de sus hijos en tan crueles circunstancias (Dejándonos impactantes momentos como ese en el que su madre reconoce abiertamente que de no haber tenido otro hijo se hubiera vuelto completamente loca) si no que también lo hará con los encargados de llevar a cabo las matanzas en las que acabaron con la vida de miles de personas entre ellas su hermano. El resultado no puede ser más impactante y desgarrador. Todas aquellas preguntas que queríamos que se hubieran puesto encima de la mesa las hace el hermano de una de las víctimas algo que vista la situación actual de país, aquellos que llevaron a cabo las matanzas tienen cargos políticos de relevancia y socialmente son respetados y temidos hace que este documental tenga un valor añadido debido a la exposición pública no solo de este si no de toda su familia incluidos sus hijos (Tal y como se puede observar en 'The look of silence' la justificación de los asesinatos de los acusados de ser comunistas se explica en las escuelas lo que hace que luchar contra ciertas ideas sea realmente muy difícil ya que socialmente están bastante aceptadas por la mayoría)


'The look of silence' esta plagado de impactantes revelaciones y conversaciones que hace que este documental no sea de fácil visionado. El hecho de que Oppenheimer haga que su protagonista vea varias grabaciones que hizo con las personas que llevaron a cabo tan brutal genocidio demuestra el valioso material que el director americano tenía entre manos y refuerza la idea que hubiera sido el y no el protagonista de este documental el que hubiera tenido que ser mas incisivo a la hora de tratar ciertos temas (El hecho de que los asesinos cuenten que los comunistas acudían a ellos para pedirles que los mataran daba para un análisis profundo y demoledor). Por desgracia Oppenheimer parece que vuelve a caer (Al menos en ciertos momentos) en el mismo fallo que su anterior documental: Si en 'The act of killing' el director parecía mas interesado en que los asesinos se mostraran como estrellas de Hollywood, en 'The look of silence' a este parece que le interesa mucho, tal vez demasiado, la idea de que estos creyeran que beber la sangre de sus víctimas evitaba que se volvieran locos. En una sociedad tan espiritual y con tantas creencias hubiera sido bueno que el director, vista la importancia que este da a esta idea, hubiera explicado porque los asesinos creían que al beber la sangre de sus víctimas no se volverían locos, algo que para todos los que desconocemos la cultura indonesia queda simplemente como algo extravagante.


Oppenheimer se toma su tiempo para situarnos dentro de la historia que nos esta contando, la forma pausada elegida por el director hace que como espectadores podamos pensar que al documental le cuesta un tanto centrase en aquello que nos quiere contar, algo que podría jugar en contra de este pero que hace que la brutalidad acerca de lo que nos van a hablar se haga algo mas digerible gracias a que el director sabe dosificar lo que nos esta contando. Igual que ocurre con el cine del tailandes Apichantong Weerasethakul que nos ha dejado otra de las mejores cintas del año 'Cementery of splendour', como espectadores tendremos la sensación de que 'The look of silence' posee gran cantidad de metáforas (Las pruebas de vista que se realizan a algunos de los entrevistados, la escena del padre del protagonista casi sordo y ciego perdido en una habitación sin poder encontrar la salida....) algunas de las cuales igual no llegamos a entender debido al poco conocimiento que tenemos de la cultura indonesia. 'The look of silence' es sin ningún tipo de dudas uno de los mejores documentales del año, una de esas obras de obligada visión y que se tendría que ver en los institutos para analizar con los alumnos como afecta la violencia y la manera en la que ciertas personas son capaces de justificar brutales asesinatos.



Lo mejor: La valentía del protagonista para enfrentarse a las personas que participaron en el asesinato de su hermano entre ellos su propio tío en una de las escenas mas impactantes de la película.
Lo peor: La benevolencia con la que Oppenheimer parece que trató a los asesinos de su anterior documental.