domingo, 4 de octubre de 2015

Crítica: Extinction

Título: Extinction
Año: 2015
Género: Drama - Terror
Duración: 110 min.
Director: Miguel Ángel Vivas
Guión: Alberto Marini y Miguel Ángel Vivas según la novela de Juan de Dios Garduño
Música: Sergio Moure
Interpretes: Matthew Fox, Jeffrey Donovan, Quinn McColgan, Clara Lago, Valeria Vereau, Eduardo Fedriani
Nota: 4
Sinopsis: Tiempo después de que un virus convirtiera a la gente en una especie de zombies, Patrick y Jack viven enfrentados por viejas rencillas del pasado. Pero el odio que sienten el uno por el otro no será su único enemigo..






Crítica:
Si algo deja claro 'Extinction' es que 'Secuestrados' fue un simple espejismo dentro de la carrera de su director, el español Miguel Ángel Vivas. La absolutamente brutal y salvaje cinta protagonizada por Fernando Cayo y Manuela Vellés entre otros y que se inscribe dentro del subgénero conocido como 'Home invasion', impactó no solo por la crudeza de sus imágenes sino también por la notable maestría mostrada por Vivas a la hora de rodar su película, grabada mediante una serie de planos secuencia para narrar el infierno que vive una familia que ha sido secuestrada por un grupo de ladrones. Sin llegar a lo que hizo Haneke en su 'Funny Games', Vivas conseguía que ningún espectador se quedara indiferente ante lo que nos estaba contando. Tan violenta propuesta se alejaba de forma radical de su primera y decepcionante película: 'Reflejos' ('I'll see you in my dreams') que se beneficiaba de un gran tráiler (Lo que hizo que la cinta despertara el interés del espectador) pero cuyo desarrollo dejaba bastante que desear haciendo de su visionado algo tedioso y bastante aburrido. Ahora nos llega la que es su tercera película, una ambiciosa 'Extinction' protagonizada por un Matthew Fox que será siempre recordado por haber sido el protagonista de la mítica serie 'Lost' al que acompañan un Jeffrey Donovan que no se sabe si esta sobreactuando o si el pobre no tiene ni idea de como interpretar a su personaje en ciertos e importantes momentos, una pequeña Quinn McColgan que devora a todos sus compañeros y una Clara Lago cuyo personaje parece estar metido en la historia para forzar a está a que avance mas que porque esta realmente lo justifique.


Desde hace ya un tiempo tanto el cine, la literatura en todas sus variantes o la televisión vive un resurgimiento de la cultura zombie que a día de hoy corre el riesgo de saturar al espectador. Son cientos los libros, los comics, las novelas gráficas, películas que se acercan al zombie desde diversas perspectivas y variantes, desde los muertos vivientes de toda la vida (Ahí están las últimas películas de Geogre A. Romero - 'Diary of the dead' y 'Survival of the dead' - que aún siendo de lo mas flojo de la filmografía del mítico director no dejan de ser cintas dirigidas por el conocido como el padre el género - al menos tal y como lo conocemos en la actualidad-, los comics de Robert Kirkman o las novelas, por ejemplo, de Carlos Sisi) hasta lo que podríamos definir como infectados (Un claro ejemplo es '28 días después' del tandem Boyle-Garland o los asesinos y violadores del 'Crossed' de Garth Ennis).


Ahora es Miguel Ángel Vivas el que se sube al carro para adaptar al cine la novela de Juan de Dios Garduño 'Y pese a todo' que aún manteniéndose fiel a ciertas ideas de la historia original (El enfrentamiento entre los dos protagonistas. Otra vez parece que volvemos a estar ante eso de que el hombre es un lobo para el hombre y por momentos casi la mas temible y salvaje amenaza) deja bastantes ideas en el aire (El proceso de locura que sufre el personaje interpretado por Matthew Fox representado por esa voz que se escucha en la radio, está mejor explicado en la novela de Garduño que en la cinta de Vivas. A pesar de que en ambos casos esta es una de esas ideas por las que tanto Garduño como Vivas parecen pasar demasiado rápido, con demasiada cautela, es en la obra de Garduño donde este profundiza en la juventud de dicho personaje explicando al lector el peso que la figura paterna tuvo en la educación de este. El hecho de que Vivas no profundice en el personaje de la misma manera en la que lo hacía Garduño deriva en que ese momento, esa conciencia que despierta, quede como una rareza dentro de la cinta, un brote psicótico del todo desaprovechado que parece mas una escena puesta en la película porque estaba en la novela original que porque esta tenga una evolución lógica dentro de la historia) y por demasiadas referencias a otras cintas lo que hace que 'Extinction' parezca mas una mezcolanza de ideas que una película que quiera encontrar su lugar propio y dejar su marca en el espectador.


En la introducción de la novela de Garduño, el escritor David Jasso, autor entre otras de 'Disforia', 'Día de Perros' o 'La Silla', habla acerca de lo difícil que es para los escritores no absorber ideas que se van encontrando en otras novelas, películas, etc.. reconociendo que en 'Y pese a todo' se pueden encontrar referencias a 'Soy leyenda'. (Algo que resulta como mínimo llamativo ya que si de alguna manera podemos pensar que la novela de Garduño esta influenciada por la obra de Richard Mattheson -Esos protagonistas aislados acosados por unas terribles criaturas- es la lamentable versión de Francis Lawrence hecha por y para la medida de Will Smith la que parece ser tomada por Vivas como referencia. La novela de Mathesson ha conocido varias adaptaciones a la pantalla grande, las mas remarcables por diversos motivos son 'The last man on Earth' de Ubaldo Ragona y protagonizada por Vincent Price -Recordemos que Mathesson adaptó al cine 'La caída de la casa Usher' de Poe para la película que dirigió Roger Corman y que protagonizó el propio Price-, 'El último hombre vivo' de Boris Sagal que aunque alejada de la novela de Mathesson resulta una muy entretenida cinta protagonizada por Charlton Heston y la ya citada cinta de Lawrence. Es sobre todo en el diseño de las criaturas donde Vivas parece tomar a la cinta de Lawrence y también a '30 días de la oscuridad' de David Slade como referencia algo del todo decepcionante. Si bien en la cinta de Slade tenemos a ese gran vampiro interpretado por Danny Houston, en la de Lawrence nos encontramos con esos seres creados digitalmente que hacen daño a la vista cada vez que estos aparecen en pantalla -El uso de efectos digitales en muchos casos esta matando la magia del cine, las películas de Vivas y de Lawrence son dos claros ejemplos de ello-. Tampoco debemos olvidar que en la novela de Mathesson los vampiros conocen perfectamente donde vive el protagonista y estos le acosan de todas las maneras posibles resultando una amenaza a todos los niveles -Es claro el componente sexual de algunas de las insinuaciones- mientras que tanto en la cinta de Lawrence como en la de Vivas las criaturas no dejan de ser una amenaza en lo que a violencia física se refiere. La carga psicológica viene derivada en el caso de 'Extinction' de los problemas personales que arrastran los dos protagonistas. Muy cogido por los pelos podemos encontrar cierto paralelismo entre la novela de Mathesson y la película de Vivas gracias a los personajes de Robert Neville y su vecino Ben Cortman convertido en vampiro que se enfrenta y amenaza al primero, aunque ninguno de los dos se ha convertido en una temible criatura, los vecinos Patrick y Jack viven su propio enfrentamiento particular), y a otras cintas como 'La carretera' de John Hillcoat (Por el ambiente apocalíptico y la relación entre un padre y su hijo) o incluso a 'Dos hombres y un destino' (Parece ser una constate hablar de la estructura de western que parece poseer tanto la novela como su adaptación al cine)....


... pero resulta sorprendente que Jasso haga mención a '28 días después' ('28 days later') en el prologo de la novela debido a que este 'paralelismo' esta mas presente en la película de Vivas que en la novela original de Garduño (Aunque en ambos casos el origen de la infección parece ser un virus manipulado por el hombre) y es aquí donde nos encontramos el problema entre los referentes, las ideas tomadas y prestadas de otros para modificarlas ligeramente (Y sin tan ligeramente también) para plasmarlas en otra película (Siempre podemos decir que es un homenaje que queda muy bien que si a Tarantino esa excusa le queda le sirve porqué no va a funcionarle a todo el mundo). Se ha dicho muchas veces desde aquí que la cinta de Danny Boyle fue una de esas películas que sirvieron para el resurgimiento del fenómeno zombie (A pesar de que esta cinta trata sobre infectados y una cepa del virus de la rabia) que con un planteamiento inicial muy intersante (Los comics de 'The Walking dead' de Kirkman toman el mismo punto de partida: Un joven se despierta solo en la habitación de un hospital en una ciudad asolada) acababa desinflándose de manera preocupante, dejándonos una parte final donde tanto Boyle como Garland daban la sensación de no saber como hacer avanzar a la historia de manera correcta. Es cuando Jim (Cillian Murphy) y sus compañeras llegan a una gran casa habitada por militares cuando la acción explota llevando a la película de Boyle a su clímax final. Es aquí donde Garland sitúa a un infectado que ha sido capturado por los militares con la idea de ver cuanto tiempo necesita para morir de inanición. No solo Vivas toma 'prestada' esa escena de la cinta de Boyle si no que además (Y a diferencia de la novela ya que este pasaje no esta) hacer avanzar a la historia hacia su clímax final (Resulta llamativo los sutiles cambios que se producen con el personaje interpretado por Clara Lago en la cinta de Vivas. Si bien tanto en la novela como en la película este personaje parece metido con calzador para hacer avanzar a la historia debido al estancamiento de la misma, algo que podríamos decir que ya hizo Garland con los militares en '28 días después'. Parece que ni Garduño ni Vivas sabían como hacer evolucionar el conflicto entre los dos hombres y el problema existente con esas extrañas criaturas que los acechan, es en la novela donde este personaje posee una mayor lógica y coherencia en base a los hechos que le han sucedido a este antes y los que sucederán después).


'Extinction' bien podría ser vista como una especie de spin off del 'Amanecer de los muertos' ('Dawn of the dead') de Zach Snyder, llevando las ideas de este un poco mas lejos, intentando dar respuestas a lo que podría ocurrir con los supervivientes de esa pandemia zombie después de un tiempo (Notable diferencia existente en lo referente al tiempo transcurrido entre el inicio de la pandemia en la novela y en la película. Si bien en la novela todo parece transcurrir un año después -algo que parece mas lógico y coherente en lo que a las reservas de alimentos se refiere- en la película ese tiempo se puede controlar gracias a la edad de la niña -lo que demuestra que en la cinta de Vivas ha pasado mas de un año- lo que hace prácticamente imposible que haya tantos alimentos sin caducar. De igual manera resulta sorprendente la forma que tiene Vivas de mostrar las casas en las que viven los protagonistas de su película. En un mundo congelado y con temperaturas extremas las dos familias no tienen ningún problema para tener electricidad y mantener sus casas calientes a pesar de que Garduño en su novela insiste una y otra vez en la necesidad de los protagonistas de no malgastar la electricidad y de mantener las casas calientes -hay parte de las viviendas de no usan justo por ese motivo- en la adaptación al cine este no parece ser un motivo de preocupación). Resulta imposible no acordarse del gran remake que hizo Snyder de la cinta original de Romero al ver el inicio de la cinta de Vivas, no solo por la forma de mostrar a estos infectados (o en este caso mutantes. Es una constante en el cine de zombies y/o infectados que no se expliquen las causas que han llevado que los no muertos vuelvan a la vida o que los infectados propaguen una terrible enfermedad -hay que ser honrado y reconocer que en algunos casos si que se explican dichas causas como es por ejemplo el caso de 'The return of the living dead' de Dan O'Bannon- y mientras Vivas pasa por alto todo tipo de explicación, Garduño explica con todo lujo de detalles cual es el origen de las criaturas algo que de alguna manera nos hace acordarnos de 'Paciente Cero' de Jonathan Maberry) si no también porque ambas cintas poseen una escena inicial (o parte de dicha escena) donde se utiliza el típico autobús americano escolar amarillo. Si no fuera porque Vivas sitúa a su autobús en medio de la noche a nadie le resultaría extraño que ese fuera el autobús detrás del que para Sarah Polley su coche justo antes de los títulos de crédito de la cinta de Snyder. Por desgracia esta es casi toda la acción que vamos a encontrar en 'Extinction' ya que Vivas parece más interesado en explorar los sentimientos de los dos protagonistas enfrentados por hechos ocurridos en el pasado que en rodar una cinta de terror. Por desgracia y a pesar de los flahsbacks que van explicando los motivos del enfrentamiento, Vivas transmite este enfrentamiento con el piloto automático puesto, sin, por desgracia, mucha pasión.


Es una lastima la forma en la que Vivas explora el conflicto existente entre los dos hombres enfrentados, es una lastima que Jeffrey Donovan no sepa como actuar en ciertos momentos lo que resta credibilidad a los hechos, es una lastima que la película este tan mal editada que lleve a que ciertos flashbacks rompan el ritmo de la cinta y alguno de ellos resulte demasiado forzado (No por el hecho de lo que cuenta si no por el momento elegido por Vivas para hacerlo) como también lo es el hecho de que Vivas parece que haya querido jugar a ser Spielberg (Si en 'Y a pesar de todo', Garduño llena su novela de referencias a Stephen King -aunque alguna de ellas pueda resultar un tanto despectiva por la forma de hablar del escritor-  uno de los grandes autores de novelas de terror que existe actualmente, Vivas parece querer llevar este homenaje de la literatura al cine y para ello este emula lo que hizo el director americano en 'La lista de Schindler' con la famosa escena de la niña con el abrigo rojo. Aunque 'Extiction' no esta rodada en blanco y negro esta tiene un tono oscuro y lúgubre lo que deriva a que como ocurría en la película de Spielberg, el abrigo rojo de la niña protagonista destaque por encima de todo y de la misma manera Vivas parece querer simbolizar la pureza, la esperanza y la inocencia de una niña en un mundo que no entiende y que intentará crear puentes entre su padre y ese extraño vecino, a la postre la única persona fuera de su núcleo familiar que conoce). No solo Garduño profundiza mas en las relaciones entre los personajes masculinos si no también en la de Patrick (Matthew Fox) con su perro -su única esperanza, lo único que le mantiene cuerdo- lo que hace que todo resulte mas redondo y creíble (El hecho de que este no viaje en el autobús para huir del pueblo hace que el lector tenga una mejor visión del enfrentamiento entre los protagonistas y la forma de afrontar los hechos) pero en el caso de la cinta de Vivas todo resulta mas forzado, menos coherente y sobre todo mucho mas aburrido.


No hay explicación en 'Extinction' del origen del virus que ha convertido a la gente en extraños mutantes, no hay explicación de porque el frío se ha adueñado de la Tierra (Creo que Jason Friedberg y Aaron Seltzer deben estar frotándose las manos con eso de rodar una nueva spoof movie que mezcle 'Extinction' y 'Snowpiercer') a diferencia de lo que ocurre en la novela donde de una manera mas o menos satisfactoria para el lector se explican los hechos. Resulta llamativo ver al personaje interpretado por Matthew Fox en medio de la ciudad asolada por un extraño virus, lo que hace que nos venga a la cabeza el inicio del '12 monos' ('Twelve monkeys') de Terry Gilliam o que si en 'El imperio del fuego' ('Reing of fire' de Rob Bowman) narraban 'Star Wars' como si fuera una obra de teatro, aquí cuentan 'E.T.' como si fuera un cuento. Vivas ha cambiado el original 'Juan sin miedo' por 'E.T.' (Spielberg aparece de nuevo) en lo que parece ser una concesión al mercado americano y un guiño al director. No hay nada en la parte dramática de la película que nos llegue, no hay nada en el enfrentamiento de los dos protagonistas que nos interese, solo la pequeña Quinn McColgan nos consigue sacar del tedio y el personaje interpretado por Clara Lago pierde el poco sentido que tenía en la novela original. Una cinta realmente decepcionante y prescindible. Para todo aquel que quería ver una historia que mezcle el drama con el cine de zombies recomiendo ver 'La Carrera' de Christopher Cartagena, una pequeña obra maestra que no dejará indiferente a nadie.



Lo mejor: Una voluntariosa Quinn McColgan.
Lo peor: Lo aburrido que resulta el conjunto. El diseño de las criaturas. Los flashbacks. La polémica creada por el propio director acerca de la decisión de la productora por no estrenar la película en versión original para cuando la taquilla respondió el primer fin de semana agradecer a la productora el gran estreno de su película.