sábado, 11 de abril de 2015

Sección de Cortometrajes

A continuación os dejamos una serie de cortos que consideramos que bien sea por su calidad o por la fama que han ido adquiriendo gracias a la cantidad de premios que han ido ganando merece la pena verlos y disfrutarlos. Esperemos que os lo paséis tan bien como nosotros viéndolos...



All you can eat de Tommy Groth


Los payasos siempre han sido fuente de inspiración en el mundo del terror. Desde "It" hasta la reciente "Clown" de Jon Watts han utilizado a este símbolo de la felicidad para meternos el miedo en el cuerpo. Tommy Groth nos presenta un mal rollero cortomejraje de solo tres minutos de duración donde el director y guionista vuelve a jugar con la idea del payaso malvado. A pesar de estar plantado como si de "Irreversible" se tratara (El cortometraje empieza con el famoso "The End" y cuenta la historia al revés, es decir del final al comienzo) la "novedosa" estructura no deja de ser un elemento mas llamativo que algo que justifique la historia en si misma. Si en la cinta de Gaspar Noe lo importante no era el final si no los hechos que llevaban a los protagonistas a ese final en "All you can eat" se pierde esta idea haciendo que el cortometraje no deje de tener una estructura clásica solo que narrado de una manera a la que muchos no estamos acostumbrados.




Burnt Grass  de Ray Wong


Como en el caso anterior "Burnt Grass" de Ray Wong parte de una premisa ya vista antes. Un extraordinario descubrimiento en un jardín hará que la vida de los protagonistas de un giro radical. Una idea parecida a esta ya se pudo contemplar en la notable "Die Tür" de Anno Saul que luego volvimos a ver en el fragmento "C is for Cyclo" de la película  "The abc's of the death". A pesar de que el corto de Wong como la cinta de Saul recorren caminos muy distintos, la idea del doble y de encontrar algo tremendamente misterioso en el jardín une a ambas producciones. Probablemente alguna idea resulte desarrollada incorrectamente lo que juega en contra del resultado final pero "Burnt Grass" resulta un muy simpático corto donde las interpretaciones no acaban por convencernos pero que se puede ver muy bien. 




Lot254 de Toby Meakins


Lot254 es uno de esos cortos que hay que ver. No por su originalidad (Volvemos a estar ante otra típica historia de fantasmas que nos hace acordarnos de, por ejemplo,  "Sinister" de Scott Derrickson) si no por su excelente factura y el soberbio uso de la música que va haciendo que el miedo se vaya metiendo poco a poco en el cuerpo del espectador. Lastrado por un final demasiado típico dentro de este tipo de obras, el corto escrito y dirigido por Toby Meakins resulta una obra ciertamente interesante que gustará a los aficionados al terror.