sábado, 14 de febrero de 2015

Crítica: Ugly

Título: Ugly 
Año: 2013
Género: Thriller - Drama
Duración: 128 min
Director: Anurag Kashyap
Guión: Anurag Kashyap
Música: G.V. Prakash Kumar y Brian McOmber
Interpretes: Rahul Bhat, Alia Bhatt, Surveen Chawla, Jayant Gadekar, Abir Goswami, Sandesh Jadhav, Siddhant Kapoor, Tejaswini Kolhapure, Girish Kulkarni, Murari Kumar
Nota: 7
Sinopsis: Cuando una niña de 10 años desaparezca del coche donde espera a su padre comenzara un historia de miserias, corrupción y venganzas personales.






Crítica:
"Cuando lo que menos importa es la propia víctima". Esta podría ser la frase publicitaria que acompañara al título de la película y que sería un fiel reflejo de todo aquello que nos vamos a encontrar en "Ugly" de Anurag Kashyap director de la enorme en todos los sentidos "Gangs of Wasseypur". La historia de esta película que comienza con un  demasiado habitual "inspirado en hechos reales"  no puede ser a priori más sencilla y típica: La desaparición y búsqueda de una menor hará que salgan a la luz todas las miserias de las que es capaz el ser humano y afloren todas las cuentas pendientes entre los personajes. Y es aquí donde Kashyap muestra todo el potencial de su historia  y lo que parecía que iba a ser una historia más de desapariciones se transforma en un complejo análisis de la naturaleza humana.


"Ugly" podría ser considerada como una metáfora o bien como una radiografía de un país: Trafico de niños, corrupción policial... Llama la atención que casi al principio de la película se muestre a un equipo de filmación protestando ante la policía por tener que volver a pagar para poder grabar, escena que nos remite a ese cine iraní que refleja gracias a sus imágenes una realidad social como ocurrió con "El espejo" ("Ayneh" de Jafar Panahi) o "El Sabor de las cerezas" ("Ta'm e guilass" de Abbas Kiarostami) donde en el primer caso Panahi utilizaba el juego entre realidad y ficción para rodar una cinta que acaba siendo un fiel reflejo de la vida diaria de una niña y donde en el segundo caso Kiarostami nos dejaba una extraña escena final sobre la que se ha escrito y mucho donde el director mostraba al equipo de filmación de la película. A pesar de esto con "Ugly" ocurre lo mismo que sucedía con la reciente "'71" donde según palabras del propio director la historia trascendía de la situación de Belfast lugar donde ocurren los hechos narrados en la película para hacer de la historia que cuenta la cinta algo universal. La película de Kashyap trasciende al propio país donde ocurren los hechos y esta cinta es un fiel reflejo de la falta de escrúpulos y la bajeza moral de las personas haciendo que esta historia sea extrapolable a todo tipo de personas y países. La desaparición de la niña será usada por Kashyap como un elemento disparador de toda esa suciedad que arrastran los personajes, para sacar a la luz todos los odios existentes entre los personajes y que harán de "Ugly" una película de venganzas personales mostrando cotas de egoísmo increíbles de ahí el claro sentido de su título. (Inevitable pensar en el "Old boy" de Park Chan-wook y toda su gama de personajes destrozados a nivel emocional. Aunque ha de quedar claro que las intenciones del director indio difieren mucho de las del surcoreano)


Resulta un tanto complicado situarse ante "Ugly" al principio de la misma. Un montaje con el que se nos van presentando a los personajes durante los títulos de crédito, donde al inicio de los mismos el director usa una música a lo Haneke en "Funny Games" (Y es que las cintas de Kashayp y Haneke aunque teniendo desarrollos muy distintos ambas exploran la maldad inherente al ser humano dejándonos mensajes e ideas ciertamente descorazonadoras) hará que el espectador se sienta un tanto desconcertado hasta que este sea capaz de ubicar a los personajes y la relaciones existentes entre ellos dentro de la historia (Mediante el recuso del flashback Kashayp irá reforzando ciertas ideas claves para entender las motivaciones de los personajes. Recurso usado con inteligencia que no satura y no hace que el espectador pierda el hilo de la historia principal) a lo que hay que sumar un uso excesivo del teléfono móvil un tanto agobiante (Algo que personalmente me resultó un tanto exasperante y que se mantiene a lo largo de toda la cinta. Resulta llamativo el uso que hace Kashyap del móvil durante la película: Elemento de comunicación entre los personajes que a su vez están demasiados aislados y cegados por sus odios y por sus necesidades personales)


Tras este arranque que puede descolocar a más de uno, Kashyap se muestra soberbio a la hora de dotar de ritmo a su historia. A pesar de alguna escena no desarrollada correctamente (Me viene a la cabeza por ejemplo la escena del hermano de la protagonista bailando en su casa, momento que podría casi ser definido como un Danny Boyle indio) el director y guionista sabe perfectamente a donde quiere llevar su historia y como desarrollarla para llegar a ese punto. Aunque la película posee una duración de poco más de dos horas en ningún momento tenemos la sensación de que sobra alguna escena o de que se haya intentado rellenar metraje absurdamente. Escrita en 1995 el director reconoce que esta es una historia profundamente personal (La idea de la cinta surgió de la reflexión de Kashyap sobre el poco tiempo que pasaba con su hija fruto de su primer matrimonio) y reconoce también que esta es su mejor película hasta la fecha tanto por la estructura de la historia, la forma de narrar las relaciones entre los personajes y de ponerlo todo junto sin que nada chirríe.


Definida por algunos como repulsiva por explorar de una manera tan clara y descarnada la miseria humana, ningún personaje se salva del análisis del director y es difícil que el espectador acabe sintiendo empatia por alguno de ellos. "Ugly" es una gran muestra de cine indio, de una industria que muchos asocian con Bollywood, con bailes exóticos y poco mas. Esta es una gran manera para que muchos descubran que en este país se hace mucho mas cine y de gran calidad. Todos los actores resultan perfectos interpretando sus respectivos roles en la película, cinta que nos deja algún momento hilarante como ese en el que los protagonistas tienen que explicar a los policías como funciona un móvil y donde llama la atención que ciertos personajes aparezcan fumando (Por todos es sabido que en la India durante las proyecciones en el cine si alguien sale fumando se muestra un incomodo anuncio antitabaco). "Ugly" es una notable muestra de cine, de como hay que rodar un thriller con pulso y ritmo y de como hacer una gran película. Muy recomendable.



Lo mejor: El pulso con el que el director plasma su historia en la pantalla.
Lo peor: Resulta imposible acabar empatizando con los personajes.