domingo, 25 de enero de 2015

Crítica: John Wick

Título: John Wick
Año: 2014
Género: Acción - Thriller
Duración: 101 min
Director: Chad Stahelski
Guión: Derek Kolstad
Música: Tyler Bates y Joel J. Richard
Interpretes: Keanu Reeves, Michael Nyqvist, Alfie Allen, Willem Dafoe, Adrianne Palicki, Omer Barnea, Daniel Bernhardt, John Leguizamo, Ian McShane, Lance Reddick
Nota: 7
Sinopsis: Tras la muerte de su esposa un grupo de gangsters rusos le arrebatan a John Wick todo aquello que le podía ayudar a superar su perdida. Este será el detonante de una terrible venganza personal.






Crítica:
Tras la muy decepcionante "La leyenda del Samurai: 47 Ronin" ("47 Ronin") que se vio lastrada por los innumerables problemas de producción que llevaron a admitir a la Universal Pictures que la película sería un fracaso en taquilla y tras el interesante debut tras la cámara de Keanu Reeves con "El poder del Tai Chi" ("The Man of Tai Chi") el actor (Uno de los más odiados de su generación) vuelve por la puerta grande a la primera línea cinematográfica gracias a su última película: "John Wick". Y es que a pesar de haber protagonizado cintas como "Mi Idaho Privado" ("My own private Idaho" de Gus Van Sant con quién también colaboró en "Ellas también se deprimen" - "Even the cowgirls get the blues"), "Le llaman Bodhi" ("Point Break" de Kathryn Bigelow) o la trilogía de "Matrix" de Larry y Lana Wachowski, Reeves ha sido acusado por muchos de ser un actor tremendamente limitado cuya falta de expresividad puede lastrar a toda una película. Uno de los ejemplos mas utilizados para reforzar esta idea es su interpretación de Jonathan Harker en la película "Drácula de Bram Stoker" ("Dracula" de Francis Ford Coppola), si a todo esto sumamos la mala puntería a la hora de escoger ciertos papeles ("Constantine", "La casa del lago" - "The lake house" o "Ultimátum a la Tierra" - "The day the Earth stood still" entre otras...) la imagen de Reeves no es muy apreciada por muchos cinéfilos algo que podría cambiar tras la que es por ahora su última película.


"John Wick" parte de una premisa a priori poco llamativa por su más que patente falta de originalidad: Tras perder a su esposa, unos mafiosos le arrebataran al protagonista todo aquello que más quiere y que le pueden hacer más llevadero el luto, lo que le llevará a vengarse por que... Oh! Sorpresa! el afligido y sensible Wick no es más que uno de los más temibles asesinos a sueldo de que dejó su trabajo por amor. Como ocurría en la reciente "El protector" ("Homefront") aquí nos volvemos a encontrar ante un viudo con un pasado violento que por una simple jugada del azar (Una pelea en el patio del colegio en el caso de la cinta de Gary Fleder o un encuentro en una gasolinera en el de la cinta de Chad Stahelski) se verá involucrado en una espiral de violencia. Tanto la cinta de Fleder como la de Stahelski no explotan el hecho del azar y la fragilidad de las tapaderas (Ambos protagonistas quieren y necesitan huir de su pasado) que se vienen abajo por un hecho aparentemente sin importancia si no que son meros elementos para hacer avanzar a la historia (Es una lastima sobre todo en le caso de la cinta de Fleder que daba juego para un mayor análisis de estas ideas, en el de "John Wick" el espectáculo, que es que para lo que esta concebida esta cinta, hace que nos olvidemos de elementos secundarios y nos centremos en la acción pura y dura). Pero las coincidencias no solo acaban en este punto, ambas películas tienen como protagonistas a actores cuya capacidad para interpretar papeles con solvencia en la gran pantalla ha sido puesta en duda en innumerables ocasiones (Jason Statham y Keanu Reeves) pero que por lo general nos dejan trabajos en cintas realmente entretenidas. (Y por mucho que le pese a mas de uno en el caso de Reeves películas que han pasado a la historia del cine), además tanto "El protector" como "John Wick" comparten la idea de un encuentro furtivo en una gasolinera aunque es de agradecer que ambas cintas desarrollen esas ideas de manera muy distinta. "John Wick" se aleja de "El protector" en su concepción de la acción y la violencia y a pesar de que ambas cintas cuentan con un malvado muy desaprovechado, "John Wick" en términos generales resulta muy superior. Tampoco la reciente "Tokarev" flojísimo debut en el mercado americano de Paco Cabezas, el mismo director que nos dejo la tremendamente divertida "Carne de Neón", se escapa a la comparación con "John Wick". Otra vez volvemos a encontrarnos con un personaje de oscuro pasado al que las circunstancias le obligaran a tomarse la venganza por su cuenta y otra vez nos volvemos a encontrar con un protagonista cuyo trabajo ha sido criticado en infinidad de ocasiones: Nicolas Cage. Como en el caso de "El protector", "John Wick" resulta superior a la propuesta de venganzas personales de Cabezas haciendo que en cualquier comparación la cinta del director español salga muy mal parada.


A la hora de hablar del cine de acción reciente hay alguien a quien hay que tener muy en cuenta: Gareth Evans. El director galés nos dejó en el 2011 una de las mejores cintas de acción (Si no la mejor) de los últimos años. En esa cinta titulada "The Raid" el director demostró con gran crudeza y alejándose de todo glamour como pocas veces habíamos visto en pantalla (O como ya no estábamos acostumbrados a ver en pantalla) como hay que rodar una escena de acción, su película marcó un antes y un después en lo que a la concepción de las escenas de acción y violencia en el cine se refiere. Tal fue el impacto de esta película (Los fans están  como locos pues han de esperar hasta el 2018 ó 2019 para ver la tercera parte de la trilogía) que su influencia se ha visto en muchas cintas de acción posteriores, de hecho si vemos la película de Pete Travis "Dredd" observaremos que esta no solo posee la misma historia que la cinta de Evans si no que además los edificios donde transcurre la acción tienen una estructurara similar lo que lleva a que "Dredd" y "The Raid" compartan exactamente la misma escena. "John Wick" y a pesar de que su director Chad Stahelski fue especialista en "Matrix" (De hecho fue el doble de Keanu Reeves) es una de esas películas que han crecido bajo la influencia de la película de Evans, algo que resulta bastante claro al ver y observar la crudeza con la que Stahelski ha rodado ciertas escenas de acción: Desde el uso del cuchillo por parte del protagonista interpretado por Keanu Reeves en la primera gran pelea pasando por la gran cantidad de tiros en la cabeza, a quemarropa y demás asesinatos que vemos en pantalla (De hecho por internet ya se pueden encontrar diversos vídeos con todas las muertes de la película). Pero ojo, a pesar de que "John Wick" va a sorprender muy gratamente a muchos amantes del cine de acción, esta no es "The Raid" y su prometedora forma de mostrar la violencia acaba diluyéndose para ir de mas a menos dejándonos una parte final ciertamente decepcionante y que no esta a la altura de lo esperando haciendo que el espectador se quede con una sensación un tanto extraña que lo lleva a pensar que si se hubiera trabajando un poco más la última parte de la cinta bien podríamos estar ante una especie de "The Raid" para un público mainstream.


Pero "John Wick" tiene otro gran fallo que acaba por lastrar cierta parte de la película especialmente durante la segunda parte de la misma y no es otro que ese aroma a "Red" de Robert Schwentke que desprenden ciertas ideas y ciertas escenas de la cinta que lleva al espectador de un posicionamiento inicial (Pensar que va a encontrarse ante una película que va tratar la venganza de un hombre que lo ha perdido todo) a otro totalmente distinto, a una cierta irrealidad sobre lo que nos están contando: Demasiada fantasía que nos hace pensar si vamos a estar ante una cinta de corte serio o ante una película que va a acabar por convertirse en una parodia de este tipo de cine (Igual que ocurría con la cinta de Schwentke). Esta ambigüedad en la historia hace que por momentos el espectador se sienta como un convidado de piedra, desubicado y un tanto ajeno a la película lo que deriva en que le cueste volver a entrar en aquello que le están contando. Resulta una lastima todo el desarrollo de ese extraño hotel donde el director utiliza a dos grandes actores como son Ian McShane y Lance Reddick y de los que no saca ningún tipo de provecho.


Pero si hay algo que sabe hacer Stahelski es dotar a su cinta de un gran ritmo a pesar de que el espectador pueda sentirse un tanto decepcionado por un arranque un tanto lento (Necesario para conocer al protagonista y los motivos de porque va a hacer lo que va a hacer). El director usa la música de manera soberbia y gracias al notable montaje (Aunque en algún momento puede resultar un tanto extraño) ayuda y mucho a que el espectador disfrute bastante de las escenas de acción. "John Wick" no solo nos trae a la cabeza "The Raid" por la forma de plantear ciertas escenas y la forma de mostrar la violencia en pantalla, también "Heat" de Michael Mann por la manera de ver a Keanu Reeve disparar metralleta en mano a los vehículos que circulan por las calles o incluso la soberbia "Carga Maldita" ("Sorcerer") de William Friedkin por el uso de las iglesias que se muestran en ambas cintas.


La aparente poca expresividad de Reeves resulta perfecta para el papel. Es una lastima el poco provecho que saca Stahelski a todos sus secundarios, los ya mencionados McShane y Reddick a lo que hay que incluir a John Leguizamo (En estos tres casos podemos hablar simplemente de cameos pero contar con tres actores como estos y relegarlos a simples cameos es francamente decepcionante), especialmente llamativo resulta el caso de Willem Dafoe que por momentos da la sensación de que pasaba por ahí y ya de paso empuñó un rifle (Resulta curioso el caso de este actor, en dos de sus últimas películas nos encontramos con su personaje acudiendo a un funeral donde parece que no es precisamente bien recibido, una de esas cintas es esta "John Wick", la otra "Bajo la misma estrella" - "The Fault in our Stars"). Pero hay algo que llama todavía más la atención y es ver al sueco Michael Nyqvist dar vida a un mafioso ruso. No es que Nyqvist esa mal actor que no lo es, es que el problema reside en que el físico del actor no da el pego como una persona de Europa del Este lo que hace que a muchos espectadores un tanto quisquillosos como es el caso les resulte bastante extraño y por ende del todo inverosímil.


"John Wick" es una muy entretenida cinta de acción en la que no hay que buscar una gran historia dramática ni un profundo desarrollo de los personajes, quién busque algo así ya sabe de antemano que esta no es su película. Stahelski consigue dejarnos una cinta fácilmente disfrutable por todos aquellos a los que nos gusta el cine de acción y a pesar de sus fallos y de que la cinta no resulte tan redonda como nos gustaría estamos ante una de esas películas que hay que ver y disfrutar. Muy recomendable.


Lo mejor: La primera pelea y la escena de acción en la discoteca
Lo peor: Ese aroma de la película a lo "Red" que no ayuda mucho