domingo, 28 de diciembre de 2014

Crítica: 20,000 Days on Earth - 20.000 Días en la Tierra

Título: 20,000 Days on Earth
Año: 2014
Género:  Documental - Musical
Duración: 97 min
Director: Iain Forsyth y Jane Pollard
Guión: Iain Forsyth, Jane Pollard y Nick Cave
Música: Nick Cave y Warren Ellis
Interpretes: Nick Cave, Warren Ellis, Ray Winstone, Blixa Bargeld, Kyle Minogue, Susie Bick, Martyn Casey, Jim Sclavunos, Kirk Lake, Lizzie Philips, Arthur Cave, Earl Cave
Nota: 9,5
Sinopsis:  El documental intenta reflejar los 20.000 días en la tierra de Nick Cave para ello a lo acompañaremos al cantante que nos enseñará que significa para el componer una canción y ser una estrella de fama mundial.




Crítica:
Alguien como Nick Cave se merecía un documental que mostrara a la persona detrás de la estrella y a la propia estrella sin caer en los tópicos, un documental que no idealizara al cantante y que no mostrara a la persona como lo que no es. Cave posee una arrolladora personalidad capaz de devorar todo aquello que se aproxima a el como si de un agujero negro se tratara. Esta idea queda perfectamente reflejada al principio de "20,000 Days on Earth" cuando el propio Cave reconoce que todo aquel que se acerca a el sufre un proceso de canibalización especialmente su mujer Susie Bick,. Aunque es una verdadera lastima que esta quede en un segundo plano a pesar de que Cave cuenta como se conocieron y lo que sintió nada mas verla, su figura adquiere una significación especial y profunda tras escuchar estas palabras y ver el dormitorio que comparten Cave y Bick lo que hace que veamos la portada del último disco de estudio del cantante australiano con otros ojos.


Iain Forsyth y Jane Pollard consiguen domesticar a la bestia y acercarse a el de manera soberbia, aunque habría que analizar hasta que punto es el propio Cave el que se ha dejado domesticar ya que la idea de invitar a Forsyth y Pollard a grabar mientras este se encontraba en el estudio dando forma a su último disco "Push the sky Away" fue del propio cantante lo que no deja de sorprender ya que Cave se muestra excesivamente celoso de su trabajo cuando se encuentra en el estudio de grabación. Pero Cave no solo es el protagonista y compositor de la banda sonora junto con Warren Ellis si no que ademas aparece como coguionista de su propio documental y se encarga entre otras cosas de escribir la voz en off que se oye durante gran parte del metraje. El cantante ha dejado patente su maestría a la hora de escribir cualquier tipo de historia y/o relato, bien sean las canciones de sus discos, sus libros "Cuando el burro vio al Ángel" ("When the ass saw the angel") o "La muerte de Benny Munro" ("The death of Benny Munro" - la portada del libro en España que tanto impactó en su momento, seguimos siendo un país excesivamente puritano, con una reproducción de "El origen del mundo" de Gustave Courbet queda como la mejor portada posible que aúna todo aquello que el cantante en su faceta de escritor quiere enseñarnos y muestra parte de su propia personalidad. Los espectadores mas atentos podrán ver en "20,000 days on Earth" una reproducción de la obra de Courbet) o los guiones que ha escrito para el cine como el de la soberbia "The Propositon" (Junto a su no menos notable banda sonora) o el de la muy notable "Lawless" por lo que un espectador mínimamente avispado se podrá preguntar eso de si Cave ha sometido a ese proceso de canibalización a Forsysth o Pollard.


"20,000 days on Earth" se mueve a varios niveles: Uno, el artístico y el otro el personal. En el plano artístico al que los directores dan bastante importancia aunque dejan de lado ciertos aspectos que muchos seguidores de Cave consideramos importantes sobre todo viendo el desarrollo de ciertas escenas y de ciertos diálogos del documental por ejemplo el trabajo del cantante con otra de sus bandas "Grinderman". Tras ver la aparición de Blixa Bargeld donde este habla con Cave acerca de los motivos por los que este dejó la banda haciendo hincapié en que mantener dos grupos y un matrimonio le exigía un esfuerzo para el que no se veía capacitado resulta extraño que los directores no profundicen en porque para Cave si que parece ser viable mantener dos bandas y un matrimonio de una manera mas profunda (Aunque siendo sinceros hay tantas cosas que nos gustaría saber que en lugar de hora y media de metraje Forstyh y Pollard se tendrían que haber ido hasta las tres o cuatro horas como mínimo. Según los directores solo de grabación con el psicoanalista hay unas 10 horas de metraje y estos comentan la alegría que les supuso no tener que grabar en 35 mm)


En el plano artístico, la figura de Cave se ve reforzada por ciertas conversaciones con personas que han colaborado con el durante su larga carrera. Desde el polifacético Warren Ellis que nos deja dos de los grandes momentos del documental: Uno, verlo hacer ejercicio mientras Cave toca al piano una canción y otro, conocer que guarda un chicle que Nina Simone pegó en el piano antes de una actuación (Desde estas líneas reivindicamos un documental propio para Ellis, por su enorme trabajo con Nick Cave and the Bad Seed siendo este capaz de eclipsar en directo al propio Cave, por sus colaboraciones con este a la hora de componer bandas sonoras para el cine y que tanto han influido si no basta con escuchar la música que estos compusieron para "El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford" - "The assassination of Jesse James by the coward Robert Ford" y la de "Stake Land" compuesta por Jeff Grace, sin olvidarnos del gran trabajo que hace con su banda "The Dirty Three"), pasando por Ray Winstone (Protagonista de "The Proposition" que como ya hemos comentado se basa en un guión del propio Cave y que también protagoniza el videoclip "Jubilee Street" en un papel que parece ser una extensión del Bunny Munro que finalmente se quedó en las páginas de un libro y no fue adaptado a la gran pantalla por John Hillcoat tal y como parecía que apuntaban los rumores) o Blixa Bargeld (Ex-componente de "Nick Cave and the Bad Seeds" y cantante de "Einstuerzende Neubauten", grupo del que también forma parte Alexander Hacke conocido por muchos por colaborar con Fatih Akin en el documental "Crossing the Bridge: The sound of Istanbul" donde nos descubrían toda una gama de grupos y composiciones de Estambul, idea que surgió a partir de la colaboración de ambos en la banda sonora de "Contra la pared" - "Gegen die Wand") llegando a una Kyle Minogue que a pesar de lo interesante y breve de su presencia lo que mas llama la atención es ese extraño silencio que se produce entre ella y Cave.


Tanto Forsyth y Pollard reconocen que no tenían una estructura prefijada para su película por lo que resulta  tremendamente sorprendente como han editado el documental dotándole de una personalidad propia (A la altura de la persona a la que quieren retratar) siendo bastante efectivo el modo en que Winstone, Bargeld y Minogue aparecen en el coche de Cave. (Parece que Minogue le ha cogido el gusto a eso de que la lleven en coche y se reencuentre con antiguos amigos, ahí está si no "Holy Motors").  Aunque los directores han intentado rodar un documental que acerque la figura de Cave a todo tipo de público dejando según ellos un par de guiños que solo entenderán los fans mas acérrimos del cantante, cualquiera que no este familiarizado con las letras de Cave o con por ejemplo su libro "Cuando el burro vio al Ángel" ("When the ass saw the angel") podrá sentirse un tanto fuera de lugar o ver como un mero chiste o una simple ida de la olla de un ex-drogadicto la relación entre sexo y religión (Y entre religión y drogas) de la que habla el cantante durante gran parte del metraje y que es necesario para entender quien o que ese ente superior que lo domina todo en sus composiciones y que es necesario para acceder a una parte fundamental del cantante. Pero si algo llama la atención sobre el proceso creativo y artístico de este es la forma que tiene de definir que significa para el componer una canción, algo que por mucho que seamos seguidores de Cave no deja de llamarnos la atención.


A nivel personal, Forsyth y Pollard intentan mostrar a la persona que hay detrás de la estrella, a la persona que hay detrás de aquel que finge ser otra persona encima de un escenario para ello los directores nos presentan una charla con un psicoanalista muy al principio del documental. Según Forsyth y Pollard la idea de mostrar esta conversación tan pronto donde Cave habla de aspectos tan personales como la relación con su padre o las cosas que echa en falta en la educación de sus hijos sirve para mostrar a la persona que hay detrás del cantante y así poder acceder a el conforme avanza el documental de una manera mas sencilla. Ese momento necesario para poder hacer evolucionar a la persona dentro del documental no deja de sorprendernos debido a la falta de originalidad del mismo hecho que no nos hace presagiar, a pesar de haber visto ya ciertas ideas y escenas que apuntan que estamos ante algo diferente, la originalidad de la propuesta de Forsyth y Pollard,


A pesar de tocar temas importante en la vida de Cave, otros un tanto desconocidos como la influencia del tiempo inglés en la obra del artista, a pesar de ver a este con sus hijos comiendo una pizza y disfrutando de "Scarface", ver el lugar donde escribió "Cuando el burro vio al Ángel" o conocer anécdotas de "The boys next door" o "The Birthday party" nos quedamos, al menos los mas fans del cantante, con ganas de saber mas (Echo de menos que por ejemplo no se profundice en la relación de este con Anita Lane y su famosa pelea ya que viendo la maestría de los directores podrían haber tratado el tema sin caer en el morbo barato). Aún así este "20,000 days on Earth" es una soberbia muestra de lo que tiene que ser un documental sobre un cantante y sobre la persona que hay detrás del mito. Forsyth y Pollard nos dejan sin lugar a dudas uno de los mejores documentales del año, uno de esos documentales que te hacen desear llegar a casa y ponerte a escuchar varios discos de Nick Cave, coger uno de sus libros, unas cervezas y pasarte toda la noche disfrutando de su trabajo. De obligada visión.




Lo mejor: Las apariciones de Winstone, Bargeld y Minogue en el coche de Cave
Lo peor: Para los mas fans hay demasiadas cosas que se quedan en el tintero.