sábado, 25 de octubre de 2014

Crítca: The Canal

Título: The Canal
Año: 2014
Género:  Terror - Drama
Duración: 92 min
Director: Ivan Kavanagh
Guión: Ivan Kavanagh
Música: Ceiri Torjussen
Interpretes: Rupert Evans, Kelly Byrne, Antonia Campbell-Hughes, Steve Oram, Hannah Hoekstra, Calum Heath, Carl Shaaban, Paddy Curran, Alicja Ayres
Nota: 5,5
Sinopsis: David descubre que en la casa en la que vive con su mujer e hijo se produjo en 1902 un brutal crimen. Todo se complicará cuando este piense que su pareja le engaña con un joven.





Crítica:
En 1997 David Lynch dirigió una hipnótica cinta en la que el director americano mostraba todas sus obsesiones, esa película de título "Carretera Perdida" ("Lost Highway") se convirtió desde el momento de su estreno en un título de culto, tan bello como por momentos indescifrable que fue definida por algunos como un puzzle del desierto donde tras colocar todas las piezas descubres que la última de todas no encaja y tienes que volver a empezar de cero. La película con estructura de cinta de Moebius analizaba el efecto que producían en el protagonista (Interpretado por un excelente Bill Pullman en el que ha sido su mejor papel hasta la fecha) los celos al descubrir o creer descubrir que su mujer le es infiel con un amigo de esta.


Hoy Ivan Kavanagh parece querer hacer suyo el concepto que ya mostró Lynch en su película y rodar un remake en la sombra de la cinta de este pero con toques más propios de la iconografía del cine de terror asiático. Cualquier observador que haya visto "Lost Highway" verá en "The Canal" escenas e ideas que parecen sacadas directamente de la cabeza del creador de "Twin Peaks" (Momentos que nos llevan a pensar donde esta el limite entre hacer un homenaje, inspirarse o directamente plagiar ciertas escenas e ideas o si simplemente ya no hay nada nuevo que crear... esta es una reflexión sobre la que habría que hablar y mucho. Llegados a este punto me es imposible no acordarme de la notable cinta de Ben Wheatley "Kill List" donde este y sin llegar al extremo de lo mostrado por Kavanagh en "The canal", o al menos lo hacía de manera mas discreta, parecía tomar ciertas ideas de la brutal y salvaje cinta de Srdjan Spasojevic "A Serbian Film")


"The canal" arranca con lo que parece que nos va a llevar ineludiblemente a la clásica historia de fantasmas y casas encantadas: Un joven matrimonio entra a vivir en una gran casa. 5 años después el hijo de estos ante unos más que improbables baños públicos (Otros baños donde nunca entraríamos siguiendo la linea de los mostrados por Boyle en "Trainspotting" o David Wnend en "Wetlands") comentará a su padre que una compañera de colegio dice que ahí vive un fantasma. Pero todo aquello que nos hace pensar que vamos a encontrarnos con un tipo de cine de terror especifico es abandonado temporalmente por el director y guionista para acercarse mucho, demasiado a la cinta de David Lynch. Aquí no estamos ante unas misteriosas cintas vhs que van mostrando la casa del matrimonio protagonista si no ante una antigua grabación que enseñará a este que en la casa donde vive se produjo un atroz crimen, si bien es cierto que el tono perturbador que mostró Lynch con sus cintas de vídeo, esa amenaza de alguien o algo que entra en tu casa, el lugar a priori mas seguro en el que puedes estar para espiarte y acosarte no es transmitido por Kavanagh de la misma manera a pesar de querer de algún modo volver a tratar la idea de la amenaza dentro de tu casa y sobre todo a pesar de que las reacciones de los protagonistas de ambas cintas resulte, al menos en apariencia, bastante similar (Recordemos también que esta misma idea fue usada también por Haneke en "Caché")


Si el momento donde acabar por prender la chispa de los celos en "Lost Highway" es la fiesta a la que acude Fred (Bill Pullman) y Renee (Patricia Arquette)  en casa de Andy un amigo de esta (Michael Massee, recientemente visto en "Home" de Nicholas McCarthy), en "The Canal" volvemos a encontrarnos exactamente no solo con la misma idea si no casi con la misma escena donde la esposa del protagonista (Que curiosamente se llama Alice como el personaje en el que se desdoblará Renee) al acercarse a un hombre en una fiesta hará que se despierte el monstruo de los celos. No hay un hombre extraño que se acerca justo en este momento a nuestro protagonista, no hay un momento tan terrorífico y espeluznante como el que nos dejó Lynch con el personaje interpretado por Robert Blake en su cinta, pero Kavanagh sigue demasiado obsesionado con la cinta del director americano y esta presencia, ese hombre que representa lo peor que uno lleva dentro vuelve a aparecer en "The canal"....


...si bien es cierto que el hombre misterioso de "Lost Highway" era una clara representación física de la locura que solo va donde es invitado, en la cinta de Kavanagh es en este punto cuando el director y guionista intenta alejarse de la cinta de Lynch ya que este se da cuenta de que un espectador minimamente avispado o que el potencial público al que puede ir dirigida esta cinta se puede dar cuenta de que ya ha visto esta película antes. "The Canal" acaba tomando elementos propios del cine de terror asiático intentando crear mas miedo en el espectador que generar en este una duda acerca de si todo aquello que ocurre es real o una paranoia del protagonista (Una autentica lastima que la idea de potenciar el enfrentamiento entre la presencia fantasmagórica y la paranoia del protagonista no acabe de cuajar correctamente). Tampoco cintas recientes como "Sinister" pasan desapercibidas al ver esta película, lo que nos lleva a pensar que Kavanagh ha cogido muchos, tal vez demasiados elementos de películas recientes para mezclarlas y ofrecernos otra vez lo mismo pero con distinto envoltorio.


"The Canal" es una interesante cinta donde por encima de estar ante una historia mil veces vista nos encontramos ante una película que a pesar de tener un ritmo pausado y donde su director se muestra incapaz de hipnotizarnos con sus imágenes y con aquello que nos esta contando tal y como hizo Lynch, se ve muy bien y entretiene. Kavanagh se muestra demasiado irregular a la hora de hacer avanzar a su historia especialmente en la segunda parte de la misma donde este se aleja de Lynch para intentar tomar su propio camino. "The Canal" se sustenta en el gran trabajo de todos los actores que son capaces de sacar adelante sus papeles con bastante solvencia a excepción de Calum Heath (Que interpreta al hijo de la pareja protagonista) ya que viviendo el drama que esta viviendo este parece por momentos despreocupado y demasiado tranquilo como para que nos resulte creíble. Entretenida pero carente de personalidad propia.


Lo mejor: La escena del protagonista en los baños públicos.
Lo peor: Ciertas apariciones del fantasma, totalmente fuera de lugar.