lunes, 28 de abril de 2014

Crítica: The Kings of the Summer

Título: The Kings of Summer
Año: 2013
Género:  Comedia - Drama
Duración: 95 min
Director: Jordan Vogt-Roberts
Guión: Chris Galletta
Música: Ryan Miller
Interpretes: Nick Robinson, Gabriel Basso, Moises Arias, Nick Offerman, Erin Moriarty, Craig Cackowski, Megan Mullaly
Nota: 7
Sinopsis:  El difícil momento que atraviesa la relación entre Joe y su padre hará que el primero se junte con su mejor amigo Patrick y un extraño compañero de instituto para construir una casa en medio del bosque y poder disfrutar de libertad.




Crítica:
"The kings of the summer" se presenta como una historia mil veces vista, la historia de unos chicos que en plena adolescencia se sienten totalmente incomprendidos por sus padres y deciden huir para poder disfrutar de la libertad y de la independencia que de otro modo no tienen. La estructura de la película es del todo conocida (planteamiento con toques de comedia que deriva en diversos conflictos mientras los toques dramáticos se van haciendo cada vez mas presentes) por lo que desde este punto de vista no vamos a encontrar nada nuevo ya que la cinta se mueve mediante el uso de todos los tópicos que hay alrededor de las historias de adolescentes: El conflicto paterno, el primer amor, la importancia de la amistad...


A pesar la falta de originalidad de la historia, Jordan Vogt-Roberts consigue una película totalmente entretenida y sobre todo muy entrañable que a muchos de nosotros puede traernos de vuelta las sensaciones que tuvimos durante los años ochenta al ver algunas películas cuyos protagonistas eran niños o adolescentes y que trataban sobre todo de la amistad como "Cuenta Conmigo" o "El Club de los cinco". (La notable banda sonora de Ryan Miller que parece utilizar sonidos sacados directamente de juegos de ordenadores tipo Spectrum o Amstrad hace que la sensación de ver una película de aquella época se haga todavía mas patente). Un absoluto respeto y cariño por los personajes por parte de Chris Galletta como guionista y Vogt-Roberts como director consigue que en todo momento sintamos a los protagonistas de esta película como personajes cercanos, para nada extraños y cuyos sentimientos se pueden considerar como universales. Tanto Vogt-Roberts como Galletta no tratan a los tres protagonistas como los típicos adolescentes hormonados y descerebrados en busca de una oportunidad para perder la virginidad si no que se acercan a ellos, sobre todo a Joe y a Patrick, para expresar el desconcierto que puede suponer la adolescencia y no sentirse comprendido por tu familia (Bien sea por la perdida de la madre, por la sobreprotección paterna o por cualquier otro motivo) lo que les hace sentirse desplazados en un mundo que no les entiende y al que no comprenden.


Dos películas relativamente recientes como son "Supersalidos" ("Superbad") de Greg Mottola o "Super 8" del maestro de los destellos en pantalla J.J Abrams nos vienen a la cabeza al ver "The kings of the summer". La primera por centrarse en la historia de amistad de tres jóvenes amigos y por que tanto en la cinta de Mottola como en la de Vogt-Roberts nos encontramos con que uno de los protagonistas pone el punto cómico de la historia dejando lo que podríamos definir como el peso 'dramático' de la historia a los otros dos. Si "Supersalidos" ("Superbad") cuenta con un esplendido Christopher Mintz-Plasse que por mucho que haga grandes papeles como el de Red Mist en "Kick-Ass" siempre será McLovin, en "The Kings of Summer" es Moisés Arias como Biaggio sobre el que recae gran parte de la comicidad de la cinta pero que a diferencia de lo que ocurría con McLovin, Biaggio acaba por saturarnos ya que no dejamos de tener la sensación de que se ha forzado alguna escena llegando a pensar que se ha querido abusar de este personaje.


La cinta de J.J.Abrams para mi una de las mejores cintas del 2011 y que como la cinta de Vogt-Roberts también nos hace recordar todo el cine de los ochenta con el que muchos de nosotros crecimos viene a la cabeza no solo por la exaltación de la amistad si no también por que los personajes protagonistas de ambas (Que curiosamente se llaman igual: Joe) tras la muerte de su madre (En "Super 8" la muerte de la madre es al inicio de la cinta y en "The kings of summer" sabemos que ocurrió hace tiempo pero no sabemos cuanto) se sienten incomprendidos por sus padres o simplemente es que la situación, la incapacidad de los padres para superar el duelo y así centrase en sus hijos hace que los dos Joe se sientan totalmente aislados.


Jordan Vogt-Roberts combina a la perfección el humor con el drama y un punto de sensibilidad que nunca nos llega a molestar y que no deriva en un uso lacrimógeno de ciertas ideas y conceptos, hecho que suele ser bastante habitual en este tipo de cintas, un exceso de melodrama y de azúcar que hace que muchas de estas películas no sean aptas para diabéticos. Tampoco estamos ante una película que se regodee en la figura de la madre ausente de Joe o en la sobreprotección de los padres de Patrick si no que usa estos elementos para expresar los sentimientos de los protagonistas para afrontar su adolescencia. "The Kings of Summer" es una gran película sobre adolescentes y no necesariamente para adolescentes, esta es una de esas cintas hechas para ser disfrutada por un público muy amplio. Entrañable, gustará a muchos. Muy Recomendable.




Lo Mejor: La justa medida entre comedia, drama y sensibilidad.
Lo Peor:  La sensación de haber abusado en algunos momentos del personaje de Biaggio