miércoles, 8 de enero de 2014

Crítica: Machete Kills


Título: Machete Kills
Año: 2013
Genero: Acción
Duración:  107 min
Director: Robert Rodriguez
Guión: Kyle Ward
Música: Robert Rodriguez y Carl Thiel
Interpretes: Danny Trejo, Mel Gibson, Demian Bichir, Amber Heard, Michelle Rodriguez, Sofía Vergara, Charlie Sheen, Lady Gaga, Antonio Banderas, Cuba Gooding Jr., Vanessa Hudgens
Nota: 2,5
Sinopsis: Tras la muerte de la agente Sartana, Machete será reclutado por el presidente de los Estados Unidos en persona para luchar contra un peligroso narco que tiene una bomba apuntando directamente a Washington. 





Crítica:
El proyecto Grindhouse volvió a reunir a Tarantino y a Robert Rodríguez para que cada uno dirigiera una película dentro de este género. El Grindhouse era como se conocían a ciertas películas de los años 50 y 60 en las que abundaba el sexo, el gore y escenas explícitamente violentas. Muchas de estas cintas a pesar de su en algunos momentos poca calidad cinematográfica adquirieron la etiqueta de cine de culto y se podía ver en sesiones dobles en muchos cines. La idea de tándem Tarantino-Rodríguez fue llevar el concepto Grindhouse a los cines modernos proyectando ambas cintas en una sola sesión pero por desgracia en algunos países esta idea no cuajó y tanto Tarantino como Rodríguez estrenaron por separado sus películas "Death Proof" y "Planet Terror" cada una con mas metraje del pensado inicialmente para la sesión doble. Uno de los elementos mas interesantes del proyecto fueron los falsos trailers que acompañaban a ambas cintas, estos trailers dirigidos por Rob Zombie, Edgar Wright, Eli Roth, Jason Eisener y el propio Rodríguez resultaban pequeñas obras maestras totalmente desquiciadas y que encajaban perfectamente con el espíritu de las cintas que Tarantino y Rodríguez querían rodar. Personalmente el falso trailer de Eli Roth "Thanksgiving" me pareció el mejor y con diferencia pero fueron los trailers de Jason Eisener "Hobo with a shotgun" (Ojo a esta película y a este director al que hay que tener muy en cuenta) y el de Robert Rodríguez "Machete" los que acabaron convirtiéndose en películas de verdad.


Mientras la transformación del trailer de Eisener en largo fue del todo satisfactoria convirtiéndose en una película desfasada llena de violencia gratuita e impregnada de la esencia de la serie Z más disfrutable y que contaba con un gran Rutger Hauer como protagonista, el largo que parió Rodríguez con Danny Trejo como protagonista resultó francamente decepcionante. Nada del metraje que este añadió conseguía hacerlos olvidar que lo mejor ya nos lo ofreció en el trailer y que los 105 minutos de duración acababan por resultar excesivos. Algún chiste bueno y ver a grandes actores con libertad absoluta para no tomarse en serio a si mismos resultaban elementos bastante agradables pero la sensación de lo que pudo haber sido y no fue quedaba patente a la hora de ver esta cinta. Ahora 3 años después nos llega la segunda parte "Machete Kills" en el que Rodríguez vuelve a contar con Trejo para dar vida a ese rudo mejicano que tiene mas vidas que un gato y que reclutado por el mismísimo presidente de los Estados Unidos tendrá que luchar contra un narco que tiene apuntando un misil directamente a Washington.


En "Shield of Straw" Takashi Miike adapta una novela de Kazuhiro Kiuchi en la que el abuelo de una niña que ha sido asesinada ofrece una recompensa multimillonaria a la persona que mate al asesino de su nieta a pesar de que este, el asesino, ha sido detenido por la policía. La propuesta de Miike intentaba analizar , desde mi punto de vista de forma fallida, los valores de las personas. ¿Cual seria nuestro precio para matar a alguien que ha violado y matado a una niña? ¿Realmente nos tendrían que pagar algo para hacerlo? ¿O simplemente lo haríamos por dinero y no por acabar con la vida de un monstruo que ha violado y matado a una niña y que probablemente lo vuelva a hacer? En esta película un incorruptible policía interpretado por Takao Ohsawa intentará proteger al asesino para que este llegue ante el juez y así sea juzgado. Rodríguez o mas bien el guionista de esta segunda parte, Kyle Ward, parece tomar como punto de partida la misma idea que Miike para su cinta, la idea de que un incorruptible agente, esta vez Danny Trejo, proteja la vida de un peligroso criminal mejicano que es bipolar o casi podríamos decir que tripolar pero no para llevarlo ante el juez si no para desactivar una bomba. Mientras Miike intentaba o parecía intentar crear en nosotros ciertas dudas morales, Rodríguez solo usa esta historia como una sucesión de cameos y chistes sin gracia. Hay tal saturación de chistes malos, de escenas absurdas junto con una historia tan mal hilvanada con personajes tan vacíos y simples que no parece que estemos ante un homenaje a las cintas Grindhouse si no simplemente ante un mal director y un mal guionista rodando una de las películas mas aburridas que he visto en mucho tiempo. Jamás pensé que el director de "Desperado", "The Faculty", "Abierto hasta el amanecer" o "Plantet Terror" iba a llegar a dirigir un despropósito como este. Por mucho que ciertas cintas Grindhouse adquirieran la etiqueta de cine de culto y por mucho que la calidad no fuera lo que les hacia destacar estas poseían cierta frescura y producían simpatía pero el intento de homenaje o mejor dicho el intento de exprimir mas el fenómeno Grindhouse por parte de Rodríguez llenando 107 interminables minutos con escenas insultas mas bien parece un intento por ridiculizar a este tipo de películas que un homenaje de alguien que creció viendo y sintiendo este tipo de cine.


Lo mejor de "Machete Kills" por desgracia es poco, ese falso trailer "Machete kills in the space" que se proyecta al principio de la película resulta magnifico y hace que esperemos lo mejor. Pero el espíritu gamberro de Rodríguez parece que esta domesticado y lo malo de "Machete Kills" es mucho, sobre todo el alto concepto que la cinta tiene de si misma. No, esta película no es lo que fue "El imperio contraataca" ("The Empire strikes back") a "Star Wars", tampoco los chistes a costa de la saga ideada por George Lucas consiguen arrancarnos una sonrisa (Si nos queremos reír con una parodia de "Star Wars" mejor ver "La loca historia de las galaxias"  ("Spaceballs") que al menos en un primer visionado hace bastante gracia). A esto hemos de sumar un exceso de frases donde Machete deja claro todo lo que no hace: "Machete no fuma", "Machete no tuitea", "Machete nunca falla", "Machete...." que acaban por saturarnos, una vez tiene gracia pero como siempre la repetición hasta el infinito y mas allá del chiste acaba haciendo que este pierda toda la gracia. Y esa es la tónica general de esta segunda parte, la repetición de chistes malos hacen que la cinta acabe perdiendo la gracia, haciendo de esta película un chiste malo que nos lleva a pensar que hemos perdido 107 valiosos minutos de nuestra vida.



Tema aparte son los cameos, resulta triste que el que fuera director y protagonista de "Braveheart" deambule por películas como esta. Resulta claro y meridiano que Mel Gibson no se toma en serio a si mismo ni a la película en ningún momento, se sabe en una fiesta y actúa como tal y probablemente sea el que mejor se lo haya pasado rodando "Machete Kills". Un sobreactuado Antonio Banderas, una como siempre excesiva Lady Gaga, chicas que están sobre todo para enseñarnos pechuga como Alexa Vega, un decepcionante Charlie Sheen... ¿De verdad con todo lo que ha vivido este tío no daba para hacer un presidente de los Estados Unidos todavía mas desfasado? hacen de esta cinta el Torrente americano, simplemente la vemos para ver quien es el próximo actor famoso que aparece en pantalla y en que extravagante papel. 


"Machete Kills" es una de las películas mas flojas y decepcionantes que he visto en mucho tiempo. En el pasado festival de Sitges la sensación general fue bastante parecida. Es una lastima que Rodriguez haya rodado algo como esto, sin gracia, sin ritmo, sin poder ser considerada un espectáculo festivo y agradable cosa que era de esperar de una cinta como esta. Ni el uso de guiños a otras cinta de Robert Rodriguez como puede ser el móvil en el que suena la canción que entonaba Antonio Banderas en "Desperado" o la pistola que usaba Sex Machine (Tom Savini) en "Abierto hasta el amanecer" y que aquí vuelve a hacer acto de presencia consiguen despertar en nosotros ni un halo de simpatía ante la ultima cinta perpetrada por el director mejicano.  Una verdades lastima y una grandisonara decepción.


Lo Mejor:  El falso trailer que se proyecta antes de la película.
Lo Peor: No tiene ni pizca de gracia y resulta muy aburrida.