viernes, 4 de octubre de 2013

Crítica: Fright Night 2: New Blood - Noche de Miedo 2: Sangre Nueva


Título: Frigth Night 2: New Blood - Noche de Miedo 2: Sangre Nueva
Año: 2013
Género: Terror
Duración: 88 min
Director: Eduardo Rodriguez
Guión: Matt Venne
Música: Luis Ascanio
Interpretes: Will Payne, Jaime Murray, Sean Power, Sacha Parkinson, Chris Waller, John-Christian Bateman, Liana Margineau, Alina Minzu, Adi Coutinho
Nota: 3,5
Sinopsis: Un grupo de estudiantes se traslada a Rumania con la intención de estudiar la cultura europea. Cuando uno de ellos vea por la ventana a una vampiresa comenzará otra vez la lucha por sobrevivir.




Crítica:
Recuerdo cuando era pequeño y me quedaba anonadado delante del cine mirando el cartel de "Noche de Miedo", recuerdo el impacto que me causó la primera vez que la vi, algunas escenas todavía las tengo grabadas en mi cabeza y por mucho que vuelva a ver la película todavía consigo sentir lo mismo que aquella vez (Lo mismo me ocurre cada vez que veo el primer episodio de "Twin Peaks", siempre que veo a la estudiante corriendo por el patio del colegio vuelve a mi el mismo sentimiento de angustia que sentí la primera vez). Y también recuerdo la profunda decepción que supuso ver "Noche de Miedo II" a pesar de una mas que seductora Julie Carmen que nos dejaba una gran escena con un crucifijo. Así que he de reconocer que igual no soy la persona más imparcial para hablar de esta película.


En el 2010 y en plena ola de remakes y reboots provocados por una mas que alarmante falta de ideas en Hollywood (Aunque esto merecería un profundo análisis: ¿hay falta de ideas o falta riesgo a la hora de abordar nuevas y valientes ideas?) llegó de la mano de Craig Gillespie y con un mas que solvente grupo de actores (Colin Farrell, Anton Yelchin, Toni Collette, Christopher Mintz-Plasse...) un muy entretenido remake de la película original de Tom Holland. Manteniendo ciertos puntos en común con la historia original, Gillespie fue capaz de marcar su propio terreno respetando al original. Ahora 3 años después llega directamente al mercado domestico la segunda parte de este remake, "Fright Night 2: New Blood", una mas que lamentable cinta donde cualquier atisbo de la frescura que tenia su predecesora ha desaparecido por completo haciendo de esta secuela una mas que prescindible cinta, bastante aburrida y donde solo se salva algún plano que para aquellos que no hayan visto por ejemplo "Crank" podrá resultar novedoso.


Otra vez nos encontramos con un grupo de estudiantes americanos que viajan a la oscura y perversa Europa para enfrentarse a la amenaza de una vampiresa. Y otra vez una furtiva mirada a través de una ventana hará que el protagonista descubra un terrible secreto. Para dar vida esta vez a Charlie, Rodríguez ha contado con Will Payne, un actor casi desconocido que tiene el difícil trabajo de hacernos olvidar a Ragsdale y a Yelchin, y ni que decir tiene que no lo consigue. Y no lo consigue no solo porque la sombra de los otros actores que han dado vida a Charlie Brewster es alargada sino porque su papel resulta demasiado hermético y simple. No ayuda para nada ese peinado que parece intentar evocarnos al protagonista de "Terminator 2" y que en ningún momento consigue hacernos pensar en que estamos viendo una pseudo copia del protagonista de dicha película si no que muchas veces parece que nos encontramos ante el padre de Marty McFly en "Regreso al futuro" ("Back to future"). Si hay que reconocer que el personaje del amigo de protagonista 'Evil' Ed Bates esta mucho mas cerca del Evil Ed original interpretado por Stephen Geoffreys que del amigo de Charlie interpretado por Christopher Mintz-Plasse en la película de Gillespie. Tanto el Evil Ed de Geoffreys como el de Chris Waller resultan excesivamente histrionicos, pero toda la simpatía que podía despertar en nosotros el primero se transforma en un mas que profundo rechazo ante el segundo ya que su interpretación acaba por saturarnos. Y es que Waller parece más interesado en imitar o parodiar al primer Evil Ed que en dotar a su personaje de cierta personalidad propia. Más lamentable es lo que ocurre con el personaje de Peter Vincent, el cual deambula de forma lamentable en esta secuela. Este Vincent no es ni un reflejo de aquel interpretado por Roddy McDowall... al menos hay que agradecer que sale poco.


"Fright Night 2: New Blood" no funciona como película de de vampiros, ni como comedia de terror. Tampoco el gore es algo que los fanáticos vayan a disfrutar, es escaso y no muy trabajado. Rodriguez, en varios momentos de su película, sitúa la cámara donde habitualmente esta no suele estar, estos planos son de lejos lo mas llamativo de la cinta, que no original, pero por lo menos consigue sacarnos del aburrimiento. Por desgracia estamos ante una muy floja película que disgustará a los espectadores mas exigentes y que tampoco colmara de satisfacciones a los menos exigentes, "Fright Night 2: New Blood" carece de ritmo haciendo tedioso su visionado. Una lastima que lo que podría haber sido un buen  relanzamiento de la saga se va a quedar en esto.


Lo mejor: La situación de la cámara en ciertos momentos (pocos..)
Lo peor:  Es floja, muy muy floja..