sábado, 12 de octubre de 2013

Crítica: Cabin Fever 2: Spring Fever


Título: Cabin Fever 2: Spring Fever
Año: 2009
Género: Terror - Gore
Duración: 86 min
Director: Ti West
Guión: Joshua Malkin, Randy Pearlstein y Ti West
Música: Ryan Shore
Interpretes: Noah Segan, Alexi Wasser, Rusty Kelley, Marc Senter, Guiseppe Andrews, Mark Borchardt, Michael Bowen, Judah Friedlander
Nota: 5,5
Sinopsis: El agua embotellada que se ha suministrado a un instituto esta contaminada por un extraño virus. El baile de graduación será la excusa perfecta para que el virus se propague sin problemas.




Crítica:
"Cabin Fever" supuso en el 2002 el debut en el largometraje de Eli Roth donde este dejaba patente su malsano sentido del humor y su pasión por la sangre y lo escabroso. Recuerdo haber visto "Cabin Fever" el día de su estreno en cines y recuerdo que la película no conectó con la poca gente que había en la sala, posiblemente porque el sentido del humor de Eli Roth es demasiado particular y no es lo mismo ver esta película en un festival tipo Sitges (donde igual se le sobrevolara demasiado) que en una sala con gente  que cree que va a ver la típica película de terror donde hay zombies o infectados. Si algo tiene Eli Roth es que desde sus inicios se ha sabido rodear de gente importante: detrás de su debut estaba tanto David Lynch como Angelo Badalamenti (la escena del policía parece sacada directamente del imaginario del director de "Corazón Salvaje") y su siguiente largo, "Hostel", fue producido por Quentin Tarantino. Personalmente no acabo de conectar con el cine de Roth como director, su "Cabin Fever" me dejo indiferente, sus dos partes de "Hostel" me parecen prescindibles y creo que su mejor muestra de talento fue el falso trailer "Thanksgiving" que rodó para el proyecto Grindhouse.


7 años después del debut cinematográfico de Eli Roth llegó la secuela de su película de la que este se distanció dejando claro que no tenia nada que ver con ella, que no había ningún tipo de disputa con Lionsgate y que pensaba que el guionista Randy Pearlstein con el que Roth escribió el guión de "Cabin Fever" conseguiría hacer de la secuela una gran película. Y si algo podemos decir de "Cabin Fever 2: Spring Fever" es que esta consigue llevar el humor zafio hasta limites insospechados, haciendo de esta película un festival de vómitos, sangre y escenas bastante desagradables (Poco tiene que envidiar alguna escena de esta película a lo que hizo Lars Von Trier con Willem Dafoe en "Anticristo"). "Cabin Fever 2: Spring Fever" no es una película apta para todo tipo de públicos, tanto por su peculiar sentido del humor como por el exceso del que se hace gala durante toda la cinta que puede provocar o mas bien dicho provocará el rechazo mas absoluto por parte de mas de un espectador considerándola un sinsentido sangriento y vomitivo sin nada que aportar. Hemos de ser honrados y reconocer que no hay mucha historia detrás de esta película: una planta embotelladora de agua suministrará agua infectada a un instituto justo antes de la noche del baile de graduación. Resulta curioso que un año antes en el 2008, Gregg Biship rodara "Dance of the dead" una película que argumentalmente guarda bastantes parecidos con la de Ti West, donde un baile de graduación se convertirá en una pesadilla cuando los muertos campen a sus anchas, aunque la película de Bishop resulta bastante entretenida y tanto su tono como su sentido del humor difiere y mucho de la propuesta de Ti West


Tras ver "Cabin fever 2: Spring fever" resulta sorprendente el tono sobrio que Ti West mostró en "The Innkeepers" y en su notable "The house of the devil". Aunque es de agradecer el tono de calidad que West nos ofreció con su intento de hacer cine clasico con "The house of the devil", ver algo tan gamberro como "Cabin Fever 2: Spring Fever" siempre resulta agradable. Un exceso de vomito, poca historia y un abuso del gag del policía tonto y cobarde (tan alargado el chiste pierde la gracia) puede acabar con la paciencia de mas de uno, para todo aquel que quiera ver una cinta gamberra, soez y asquerosa a partes iguales tendrá en esta película un gran entretenimiento.



Lo mejor: El malsano sentido del humor
Lo peor:  La propuesta de Ti West asustara y será rechazada por muchos