lunes, 24 de junio de 2013

Crítica: Sightseers - Turistas

Título: Sightseers - Turistas
Año: 2012
Genero: Comedia Negra
Duración: 88 min
Director: Ben Wheatley
Guión:  Alice Lowe, Steve Oram y Amy Jump
Música: Jim Williams
Interpretes: Alice Lowe, Steve Oram, Eileen Davies, Jonathan Aris, Monica Dolan, Tony Way, Richard Lumsden
Nota: 7,5
Sinopsis: Chris quiere compartir sus aficiones con su novia Tina, pero lo que empieza como una bonita aventura romántica acabará derivando en unas macabras vacaciones




Crítica:
Junto con "Holy Motors", "Sightseers" fue una de las grandes ganadoras del pasado festival del Sitges haciéndose con los galardones a la mejor actriz y al mejor guión. Ahora llega a las pantallas esta película de la mano de Edgard Wright ("Shaun of the dead") como productor y de Ben Wheatley ("Kill List") como director, así que el resultado final puede ser todo menos sorprendente: nos vamos a encontrar con un gran cóctel de humor negro y violencia. Ben Wheatley se dio a conocer internacionalmente gracias a "Kill List" una cinta que guarda bastantes parecidos arguméntales con "A Serbian Film" de Srdajan Spasojevic. Sin llegar a mostrar o insinuar las escenas de la película del serbio y que tantos problemas dio al director del festival de Sitges con denuncia del foro de la familia incluida, Wheatly nos cuenta la historia de Jay (Neil Maskell) que tras estar ocho meses en paro aceptará un trabajo que lo llevará a conocer el lado mas oscuro de las personas. "Kill List" y "A Serbian Film" comparten tanto la idea fundamental de la película (una persona aceptará un trabajo que lo arrastrará a una espiral de violencia) como su clímax final, por momentos excesivamente parecido. Pero dejando de lado todas las posibles coincidencias entre ambas peliculas, Weathley nos demostró su gran hacer como director regalándonos una gran película, fácilmente disfrutable para todos aquellos amantes de los thrillers y de la violencia pero posiblemente un tanto lastrada por un ritmo excesivamente lento por momentos.


En el festival de cine de Sitges del 2012, Wheatley participó por partida doble, por un lado con "Sightseers" y por otro con el corto  "U is for Unearthed" que formaba parte de "The abc's of the death", donde Weathely nos ofrecía una muy interesante visión de la caza de un vampiro desde el punto de vista de este. Los escasos minutos rodados para este proyecto dejaron un muy buen sabor de boca y mas después de haber disfrutado de una película como "Sightseers" proyectada días antes. Y si  en la notable "Safety not Guaranteed", Colin Trevorrow usaba la excusa de los viajes en el tiempo para hablar de las relaciones de pareja, en "Sightseers" Wheatley utiliza un en principio idílico viaje, un humor negro, muy negro y mucha violencia para analizar también las relaciones de pareja. Pero mientras "Safety not Guaranteed" es una película blanca, bienintencionada, "Sightseers" explora el lado oscuro de toda relación tanto con la pareja como con el resto de la gente que nos rodea mediante el uso de un negrisimo sentido del humor que puede hacer que los espectadores menos informados sientan un rechazo frontal ante la propuesta del director inglés.


El viaje de los protagonistas, plagado de amor, de reproches y de muertes, no es mas que un oscuro reflejo de las relaciones. Que después de matar a varias personas el le eche en cara a ella hacer lo mismo no es si no un ejemplo, muy tétrico, de todo aquello que hacemos y no toleramos en el otro. Weahtley y los guionistas, los propios protagonistas, muestran de esta manera todas las hipocresías que se pueden dar dentro de una pareja. El director se beneficia del trabajo de una excelente Alice Lowe y también de un no menos excelente Steve Oram (solo por su media sonrisa tras la primera muerte esta mas que justificada la presencia de este actor en la película) haciendo que nos sea del todo imposible pensar en otros actores como protagonistas. Es una lastima que los dos protagonistas no se llevaran ambos un premio, ya que el trabajo de Lowe se complementa con el de Oram y viceversa. Ambos actores son los que dan identidad a sus personajes, pero Oram tenía enfrente a un gran Vincent D'onfrio y a un tremendo Denis Lavant. (Aunque ganó el primero, a nadie le hubiera extrañado que ganara el premio el protagonista de "Holy Motors")


Pero el exceso de humor negro puede hacer que mucha gente se quede en la superficie de la película y no se adentre en lo que Wheatley nos quiere contar. Ademas nos encontramos otra vez con el fallo que viene siendo habitual últimamente, un trailer que cuenta si no todo, demasiado, dejándonos a nosotros como espectadores demasiado dirigidos ante lo que vamos a ver, haciendo que la capacidad de sorpresa sea un lujo que no nos permiten. "Sightseers" es una gran muestra de lo que es capaz el humor inglés más negro, una película en la que es necesario profundizar y si nuestro sentido del humor coincide con el del director y los guionistas, disfrutaremos de unos excelentes gags. Aunque suene raro, es muy fácil salir con una sonrisa o una media sonrisa en la boca después de ver esta película.


Lo mejor:  La historia del perro de la protagonista.
Lo peor:  El trailer cuenta demasiado, no deja mucho a la imaginación.