martes, 16 de abril de 2013

Crítica: The House I Live In


Título: The house i live in
Año: 2012
Genero: Documental
Duración:  108 min
Director: Eugene Jarecki
Guión: Eugene Jarecki
Música: Robert Miller
Interpretes: Nannie Jeter, David Simon
Nota: 9
Sinopsis: Análisis sobre como afecta de forma individual y colectiva la guerra contra las drogas en Estados Unidos







Crítica:
Gran documental de Eugene Jarecki acerca de la guerra contra las drogas en Estados Unidos. Tomando como punto de partida la experiencia personal de la que fue su niñera, Jarecki explora la complejidad de esta lucha en su país. A pesar de que en su arranque pensamos en que vamos a estar ante una extensión de "End of Watch" o "The Wire", nos encontramos con un documental muy elaborado, dirigido con pulso certero, donde el director analiza como empezó la guerra contra las drogas, como afecta a las personas y si esta guerra y todo el sufrimiento que conlleva esta sirviendo para algo.


La guerra contra la droga en Estados Unidos empezó a finales de los 60 principios de los 70 de la mano de Richard Nixon, considerando la rehabilitación parte de la solución, la fue dejando de lado para endurecer las leyes, tal y como hicieron el resto de presidentes.Un voto vale más que una lucha eficaz contra las drogas. El documental de Jarecki cuenta esta lucha, no solo desde la era Nixon sino desde mucho antes, para que así tengamos una visión lo mas completa posible de las causas y de las consecuencias de la misma. Es obvio que no se puede resumir un problema tan largo y complejo en casi dos horas, pero el esfuerzo del director por hacerlo resulta encomiable. Jarecki no se conforma con la reciente historia de Estados Unidos, si no que profundiza en las raíces del problema: la criminalización del uso de las drogas se usó para alejar a todos aquellos que suponían una amenaza: Los chinos con el opio en el oeste, los negros al principio del siglo veinte con la cocaína  los mejicanos con la marihuana y mas recientemente varones blancos que viven en caravanas con la meta-anfetamina. El problema racial de las drogas esta pasando a un segundo plano y tal y como se comenta en el documental: "El capitalismo es daltónico", en el momento en el que el sistema no te necesita ya no eres útil.

En un país donde poseer crack conlleva penas mas duras que poseer cocaína (El crack no es mas que un derivado de la cocaína que se obtiene de esta mezclando con bicarbonato de sodio), una condena cierra las puertas al presente y al futuro: sin posibilidad de conseguir trabajo, sin posibilidad de conseguir ciertos seguros médicos  sin posibilidad de optar a pisos de protección oficial.. La condena no solo es para el traficante o consumidor sino para toda su familia. Jarecki muestra el sufrimiento de las familias de los que han sido condenados y muestra la situación de aquellos que han sido condenados mediante unas leyes excesivamente duras. A través de las vivencias de su niñera, Nannie Jeter, y del resto de personas entrevistadas, el director muestra que no solo aquellos que consumen son solo los perjudicados por las drogas. El director incide en la idea del entorno familiar como motivo para acabar metido de lleno en el mundo de las drogas. Con solo ver a los recién nacidos ya puedes ver quien acabará mal. La desestructuración de las familias (en muchos casos sin figuras paternas que les guíen , el entorno viciado en el que crecen los chicos donde los traficantes son vistos como héroes son factores de riesgo. La proliferación de guetos consiguió que muchas familias se vieran condenadas a traficar con drogas para salir adelante. Pero no tenemos que ver esos barrios como algo típico americano, en  España se edificaron barrios como La Mina en Barcelona, barrios en los que muchos de los jóvenes que vivían allí también acabaron tomando el camino de la delincuencia y la droga.


Jarecki analiza en profundidad los factores involucrados en la guerra contra las drogas: las familias, los barrios, la policía,  la evolución de la lucha contra las drogas. Estamos ante un gran ejercicio de síntesis  basándose en  las entrevistas y las imágenes de archivo y no en un abuso de estadísticas y gráficos usados para recalcar la idea del director. Jarecki, como otros directores, tiene su propia visión sobre la guerra contra las drogas pero no fuerza que el espectador simpatice con su causa o con su opinión sobre la misma, simplemente va guiando al espectador para que este acabe con simpatizar con su causa. Y esto puede ser considerado una manipulación  como sucede en muchos documentales. Y "The house i live in" no va a ser una excepción  nos encontramos con mas opiniones indicando que la lucha contra las drogas es un fracaso (Incidiendo en la lucha de clases, de razas..) que con gente que opine lo contrario, por lo que si somos objetivos notamos que el resultado no esta lo equilibrado que nos gustaría  Siempre he defendido que como espectador adulto podemos crear una opinión acerca de lo que se nos esta contando si hay un cierto equilibrio entre la gente que opina una cosa u otra, pero por desgracia no suele ser muy habitual.


"The house i live in" es un documental que aborda el problema acerca de que no solo los traficantes se benefician de la droga, también lo hacen los políticos para ganar elecciones o empresas privadas llevando el mantenimiento de las cárceles. La película de Jarecki esta plagada de frases memorables ("Pagan por nuestro miedo no por su delito", la ya citada "el capitalismo es daltónico") y excelentes comparaciones, la mas clara aquella que compara la lucha contra la droga con un enfermo de pulmonía  quitas la tos y ya esta solucionado el problema, pero el pulmón continua enfermo. Personalmente creo que estamos ante un documental de obligatoria visión, que, a pesar de guiarnos, nos hace pensar sobre las drogas y todos aquellos involucrados de manera directa o indirecta. "The house i live in" tiene suficiente elementos para verla y para recomendar a la gente que la vea. Un grandisimo documental


Lo Mejor: Lo impecable de su dirección
Lo Peor:  Nos guia demasiado hacia las tesis del director