sábado, 16 de febrero de 2013

Crítica: Antiviral


Título: Antiviral
Año: 2012
Genero: Thriller - Ciencia Ficción
Duración:  108 min
Director: Brandon Cronenberg
Guión: Brandon Cronenberg
Música: E.C. Woodley
Interpretes: Caleb Landry Jones, Sarah Gadon, Malcolm McDowell, Douglas Smith,  Joe Pingue
Nota: 8,5
Sinopsis: La obsesión por los famosos ha llegado a niveles insuperables: los fans se inoculan virus que han tenido sus ídolos para así poder estar "conectados" con ellos a nivel celular. El intento de Syd de traficar con un virus de una superestrella hará que se involucre en un mundo todavía mas oscuro.



Crítica:
Podemos estar tranquilos, el apellido Cronenberg esta en buenas manos. Despues del giro a lo comercial de  David Cronenberg con dos grandes películas como son "Una historia de violencia" y "Promesas del Este", su mas que decepcionante visión de la relación de Freud y Jung con "A dangerous method" y su árida "Cosmopolis", necesitábamos que el apellido Cronenberg volviera a estar unido a ese cine enfermizo que tanto disfrutamos, especialmente, durante los años setenta y ochenta con títulos como: "Rabia", "Vinieron de dentro de...", "Videodrome" o "Cromosoma 3" (No.. no es la tercera parte de ninguna película!) entre otras..


En su opera prima, Brandon Cronenberg nos presenta una historia que nos puede resultar exagerada: los fans veneran a sus ídolos de tal manera que desean padecer las mismas enfermedades, compartir algo a un nivel profundo, tener una "conexión especial", llegando a niveles absolutamente enfermizos (si, todavía mas) como nos muestra Cronenberg con la tienda. (Este detalle es mejor descubrirlo). Este punto de partida nos puede excesivo pero tenemos que planteárnoslo como una critica sobre donde estamos y hacia donde vamos. Hace un tiempo se corrió el rumor de que Justin Bieber tenia cáncer y miles de fans se raparon el pelo para apoyarle, luego se descubrió que todo era una broma. Lady Gaga va a actuar a una ciudad y la gente hace cola durante días para tener el mejor sitio y si es posible poder ser el primero de la fila para subir al escenario. Se llegaron a pagar 36.000 euros por tres radiografías del torax de Marilyn Monroe, se subastó un mechón de pelo de Elvis Prestley por 18.3000 euros... Por lo que no es tan descabellado pensar que si a un fan de Bieber, Lady Gaga, Marilyn, Elvis o de muchos mas, se les vendiera una gripe, un herpes que ha tenido su fan y le ha sido extraído directamente, este no solo se lo pensarían si no que es posible que aceptase pagar por ello..


Cronenberg se maneja a la perfección entre blancos y negros, entre virus y enfermedades, pero se pierde cuando se adentra en los tejemanejes de las rivalidades de las distintas empresas o de porque y quien modificó y creó un virus potencialmente mortal. En esta parte de "Antiviral" es donde la película tiene un bajón de ritmo y de interés, a pesar de la presencia de McDowell, de esa Sarah Gadon interpretando a una superestrella en fase terminal y a pesar de notar que las escenas, los encuadres, están perfectamente planificados, parece que la chispa de la historia se perdió por momentos, pero Croneberg logra superar este bajón y consigue recuperar el ritmo y volver a plantearnos una parte final donde vuelve a engancharnos.


Cronenber tiene otros dos fallos aunque esta vez menores. Uno de ellos son los dos personajes que hacen fila con Syd March para salir de Lucas Clinic, se supone que tienen que ser dos personajes simpáticos y/o graciosos pero resultan harto cargantes y deseamos que no vuelvan a aparecer en pantalla. El otro fallo que veo, y aunque es menor tiene mas calado que el anterior, es acerca de Lucas Clinic y sus controles. Aceptamos que estamos viendo una película de ciencia ficción donde una serie de fans se inyectan virus que ha tenido sus ídolos por lo que no podemos esperar ver cine realista ni una especie de documental, pero, aceptando esta premisa y permitiendo al director jugar libremente con la palabra ficción, si que esperamos que el conjunto tenga una lógica  Y esa lógica falla, por ejemplo, en los controles de la Lucas Clinic. Tras la jornada laborar, los trabajadores son sometidos a un "exhaustivo" control mediante un  detector y un par de preguntas para intentar averiguar si los estos están robando los virus. (Ante tal nivel de fanatismo, un virus en el mercado negro se paga muy bien). Pero..¿ a nadie en esa empresa se le ocurre pensar que si un trabajador esta día si día también enfermo, mas cerca del otro mundo que de este, con una apariencia física totalmente deplorable igual esta traficando de alguna manera con sus valiosisimos virus? ¿A nadie se le ha ocurrido hacer controles de temperatura a los trabajadores o de sangre o algo minimamente útil?


Caleb Landry Jones, al que ya vimos en "El ultimo exorcismo" o "X-Men: First Generation" borda el papel de vendedor de enfermedades que acaba enfermando y su físico resulta perfecto para mostrar esa degeneración que va sufriendo el protagonista poco a poco. De hecho se intentó recalcar la diferencia existente entre la blancura de su piel y la cantidad de pecas que tiene el actor, para crear mas énfasis a esa atmósfera enfermiza que hay en la película. Landry Jones es la película y toda gira entorno a el. El resto de los actores que van entrando y saliendo de la película están muy bien y por increíble que parezca Cronenberg consigue controlar el histrionismo con el que aveces nos deleita McDowell.


En diversas entrevistas Brandon Cronenberg ha comentado como se gestó y se desarrolló la idea de "Antiviral". Cronenberg habla de una entrevista que concedió Sarah Michelle Gellar estando enferma, esta comentó que en su estado podría contagiar a todo el publico. Y la respuesta de este dejó perplejo a Cronenberg ya que rieron y aplaudieron. Cronenberg se dio cuenta que su idea para "Antiviral" era muy, demasiado actual y tendría que estrenar la película antes de que pasara de moda. Pero deja claro que la idea de "Antiviral" no surgió de esa entrevista de Sarah Michelle Gellar tal y como se ha publicado en algunos medios de comunicación.


Preguntado por el uso del blanco en su película  especialmente en las escenas iniciales de la Clínica  Cronenberg reconoce que lo quería era de alguna manera controlar la mirada del espectador, impedir que su visión se centrara en cosas superfluas que no aportaban nada a la acción  así de este modo consigue que el espectador se fije en las caras de las celebridades porque básicamente no hay nada mas en lo que fijarse. Y este recurso es usado por Cronenberg con maestría, un simple fondo blanco consigue que nuestra visión se centre tanto en las caras de las celebridades como en el protagonista, vestido con un traje negro o de sus dos pacientes, vestidos también con colores oscuros.


"Antiviral" es un gran ejemplo de cine enfermizo marca de la casa. Por mucho que Cronenberg hijo diga que no vio las películas de su padre cuando era crío o que este no le echó una mano ya que estaba acabando "A dangerous method" y empezando "Cosmopolis" el sello de su padre impregna cada uno de los fotogramas. La obsesión por lo morboso que ya quedó patente en "Videodrome" o "Crash" vuelve a estar presente en la obra de su hijo. En "Crash" ante la fascinación morbosa que producen los accidentes de trafico, Ballard se lo reprocha a Vaughan y este le responde diciendo que cuando vemos un accidente todos miramos, todos reducimos la velocidad para ver que es lo que ha pasado, y eso es tan morboso como lo que hacemos. Y esa frase es la que define tanto a "Crash" como a "Antiviral", todos miramos cuando vemos un accidente, todos queremos saber que pasa, todos idolatramos a alguien y nos gustaría tener una foto, un autógrafo..algo de esa persona..el problema esta donde acaba ese interés y empieza el malsano morbo.. Y de eso habla "Antiviral" y lo hace muy bien.



Lo Mejor: El uso del blanco, Caleb Landry Jones, la idea...
Lo Peor:  El bajón que sufre la película a la hora de metraje