sábado, 8 de diciembre de 2012

Crítica: El Capital


Título: El Capital
Año: 2012
Genero: Drama
Duración:  114 min
Director: Costa-Gavras
Guión: Costa-Gavras, Karim Boukercha, Jean-Claude Grumberg según la novela de Stephane Osmont
Música: Armand Amar
Interpretes: Gad Elmaleh, Gabriel Byrne, Natacha Regnier, Celine Sallette, Liya Kebede
Nota: 6

Sinopsis:
Debido al cáncer que sufre el presidente de uno de los bancos mas importantes de Europa  Marc Tourneuil acabará ocupando su cargo, intentando hacer al banco mas rentable y luchando contra sus socios americanos cuyo único interés es hacerse con el control del mismo.


Crítica:
A diferencia de lo que le pasó a Costa-Gavras con "Arcadia", "El Capital" es una película que no pasará desapercibida debido a la actualidad de lo que cuenta y a que ahora estamos percibiendo esa realidad y planteándonos como llegamos a esta situación y como cambiarla. Llegamos a la situación en la que estamos por cosas como la que nos cuenta "El Capital": las ganas de enriquecerse por parte de los accionistas y directivos de los bancos (se puede extrapolar a muchos tipos de empresas) a costa de la gente, que al fin y al cabo son las verdaderas victimas de este sistema, tal y como le cometa a Tourneuil su tío en una de las mejores escenas de la película.


En "El Capital" la ironía es mucho mas sutil que la que encontrábamos en "Arcadia". Si en esta ultima esta ironía hacia que nos costase entrar en la película por no saber muy bien cual era el tono de la misma, en "El Capital" Gavras nos deja claro desde el principio de la misma el tono de esta. La mayor ironía en "El capital" es la que hace referencia al proceso de despido masivo al que Tourneuil tiene que someter al banco. Debido a presiones de sus socios americanos, este tiene que despedir a 10.000 empleados de forma que las acciones se revalorizarán y el sacará una buena comisión. Estando en la cama con su mujer, esta que esta leyendo un libro sobre el arte en la época de Mao, le comenta que para llevar a cabo ese plan puede seguir las enseñanzas de Mao, el uso de las bases contra los de arriba. Por supuesto Tourneuil seguirá el consejo de su mujer.


El enfrentamiento entre capitalismo y socialismo también queda reflejada en la conversación que Tourneuil tiene con su tío, este le echa en cara los despidos masivos, la descentralización de las empresas (tema que ya se tocó en "Arcadia") y como se jode por tres veces a los pobres: una por ser clientes de los bancos (masacrados a comisiones y estafas: véase participaciones preferentes), otra por ser trabajadores (despidos masivos) y otra por formar parte del pueblo (ajustes y recortes para poder así hacer frente a las deudas de los gobiernos). Tourneuil le reprocha a su tío si esto no era lo que cantaba en "La internacional", le echa en cara que el haya conseguido hacer sus sueños realidad, el y el sistema en el que nos encontramos han conseguido que nos hayamos agrupado todos en una lucha. Gavras critica la moral de los personajes de la película  no se anda con rodeos a la hora de presentarnos a los personajes interpretados por Elmaleh y Byrne, pero sorprende lo que hace con el personaje de la mujer de Elmaleh, interpretado por Regnier. No dejamos de tener cierta simpatía por este personaje, que ve como su marido acepta el cargo y cada vez pasa menos tiempo con ella. Simpatizamos con ella porque no se puede poner un vestido que cuesta miles de euros simplemente porque es la mujer del director, "no puedo acostumbrarme a eso" dice "siendo que hay tantos despidos". En este momento la ira de Gavras sale en todo su esplendor y pone en boca de Elmaleh las palabras que muchos dirían si no estuviéramos eclipsados por cierta simpatía que este personaje nos transmite, Elmaleh le echa en cara que no se pueda acostumbrar a llevar un vestido caro, pero si a que su marido gane 150.000 euros al mes, a su lujosa casa, a sus coches...a su vida diaria..

"El capital" habla de la perdida de valores, de dejarnos de preocuparnos de los demás para centrarnos en nosotros mismos. En una escena Tourneuil va a visitar a su familia, los críos están jugando fuera. El como triunfador que es les regala videojuegos. Cuando se vuelve a ver a los crios estan todos en una sala jugando cada uno con su videojuego, sin hacer caso al resto de críos y un cuatro en raya aparece en la parte inferior derecha abandonado. Ese es el claro reflejo de la sociedad en la que estamos.


Como en "Arcadia", "El capital" esta plagado de diálogos mordaces siendo este su gran punto a favor. Pero por desgracia creo que Gavras ha perdido un poco el pulso, la película levanta el ritmo hacia el final de la misma pero hay una parte central, aquella en las que aparece la modelo interpretada por Liya Kebede que no nos aporta absolutamente nada, es un personaje que parece apuntar maneras pero todo se queda en fuego de artificio, siendo un personaje vacuo que lo único que hace es frenar el ritmo de la película y desviar la atención de lo que realmente nos importa. Tampoco acabo de entender el cameo de el ex-jugador de fútbol Lizarazu en la fiesta del Louvre. Por cierto, ¿es John Landis la persona con la que se cruza Tourneuil en Nueva York?


"El capital" es una película muy interesante, con un gran Gad Elmaleh en su papel protagonista. Lastrada por el personaje de la modelo y porque puede hacerse un poco árida para cierto tipo de publico que no este acostumbrado a este tipo de películas donde, obviamente, hay mucho dialogo acerca de como funcionan los bancos y puede hacer que no se acaben de entender todos los tejemanejes que llevan entre manos tanto Tourneuil como sus socios americanos, eso si es mucho mas asequible que "Demonlover". Como curiosidad,  la casa donde Tourneuil se encuentra por primera vez con el personaje que interpreta Gabriel Byrne es la misma de "Intocable" donde Omar Sy cuidaba de Cluzet.



Lo Mejor: El gran trabajo de Gad Elmaleh. Su demoledora critica.
Lo Peor:  El personaje de la modelo. Su temática puede hacer que no sea asequible a todo tipo de publico.