lunes, 29 de octubre de 2012

Crítica: Get the Gringo


Titulo: Get the Gringo
Año: 2012
Genero: Acción Carcelaria
Duración:  96
Director: Adrian Grunberg
Guion: Adrian Grunberg, Mel Gibson y Stacei Perskie
Música: Antonio Pinto
Interpretes: Mel Gibson, Kevin Hernandez, Daniel Giménez Cacho
Nota: 6

Sinopsis: 
Un criminal americano es detenido en México  Será llevado a la cárcel donde tendrá que aprender a sobrevivir. Su amistad con chico mexicano el ayudara a entender el funcionamiento de la cárcel pero le complicará su estancia en la misma.



Crítica: Sinceramente no me apetecía mucho ver esta película, ni por el horroroso título en España "Vacaciones en el infierno", ni porque últimamente Mel Gibson ha sido noticia mas por los excesos de su vida personal que por su trabajo. No, no me apetecía porque leí de que iba y cuando vi que se establecía una relación entre un convicto y un chico pensé: Otra vez, la enésima vuelta al mismo tema, que me puede aportar nuevo esta película que no me hayan aportado ya otras?


Puedo decir que afortunadamente me enfrenté a mis prejuicios y ví "Get the gringo" y la verdad es que la disfruté mucho. No es una gran película  pero da lo que promete, acción, humor negro y la vuelta del mejor Mel Gibson. La película que se publicita con un: "de los productores de Apocalyto y Braveheart", esta escrita entre otros por el propio Gibson y dirigida por Adrian Grunberg, asistente del director en películas como "Braveheart", "Jarhead" o "Master and Commander". Aunque el propio Grunberg es coautor del guión, este no deja de tener en las manos un producto fabricado para el lucimiento de Gibson, pero demuestra oficio y consigue filmar escenas de acción muy buenas: el tiroteo a cámara lenta en la cárcel o la escena inicial de la persecución.


Es de agradecer que la relación entre Gibson y el crío no caiga en lo ñoño, aunque obviamente Gibson acaba por ser el padre ausente, la relación no es tan empalagosa como uno podría pensar y la historia de amor (siempre tiene que haber una) aquí se toca de refilon. La película hay que verla en versión original, solo así se puede apreciar la dificultad de un gringo para moverse en una cárcel mexicna y para poder escuchar a Gibson chapurrear el castellano.


 A pesar de la dureza de la historia, la película derrocha bastante humor negro y gracias a ello podemos ver uno de los momentos mas divertidos y/o curiosos que hemos visto últimamente: Gibson haciéndose pasar por Clint Eastwood. Una película recomendable para todos aquellos a los que les gusten las películas de acción y Mel Gibson.



Lo Mejor: Mel Gibson haciéndose pasar por Eastwood. La Banda Sonora.
Lo Peor:   El final no esta a la altura del resto de la película.