sábado, 27 de octubre de 2012

Crítica: Excision



Titulo: Excision
Año: 2012
Genero: Drama
Duración:  81 min
Director: Richard Bates Jr.
Guión: Richard Bates Jr.
Música: Steve Damstra
Interpretes: AnnaLynne McCord, Traci Lords, Ariel Winter
Nota: 6


Sinopsis: 
Pauline sueña con ser cirujana y perder la virginidad mientras tiene la regla. Una madre obsesionada con la religión y una hermana con fibrosis quistica harán que se replantee su realidad





Critica:

Durante toda la película no he podido quitarme de la cabeza "Donnie Darko" ni "Vagina Dentata". Lo puntos en común con "Donnie Darko" son claros: un adolescente con problemas mentales cuya familia no sabe como tratarlo y la situación les supera. Si en "Donnie Darko" al protagonista se le aparecía un conejo que le decía cuando iba a ser el fin del mundo, en esta la protagonista tiene como objeto de su obsesión sus rezos a Dios.


En las dos películas los padres de los protagonistas recurren a ayuda externa para sus hijos, en el caso de "Donnie Darko" a una psicóloga, en el caso de "Excision", y debido a la obsesión de la madre de la protagonista, a un reverendo interpretado por John Waters. Son tantos los puntos en común de ambas películas que en las dos hay una escena prácticamente calcada en la que suena una canción y se nos va mostrando con pequeños fundidos en negro que esta haciendo cada personaje.


La otra película que no me podía quitar de la cabeza era "Vagina Dentata" por lo que prometía  no llegó a ser. "Vagina Dentata" prometía mucho pero se iba apagando poco a poco hasta llevar al espectador al tedio, en el caso de "Excision" ese tedio parece que se empieza a apoderar de la película pero consigue remontar el vuelvo, sobre todo con el final, que es dese ya uno de los mejores momentos del año. También me recordó a "Vagina Dentata" por el tono, por la atmósfera  ese rollo de película independiente, con una gran idea, buenos actores pero en algunos momentos sin punch.



"Excison" es una película irregular pero que se sigue con mucho interés  gracias sobre todo a la interpretación de la protagonista, del humor negro que hay a lo largo de todo el metraje (impagable el momento en el que la protagonista pregunta en clase si uno se puede contagiar de una enfermedad de trasmisión sexual si te acuestas con un cadáver , los sueños quirúrgicos de la protagonista y los cameos de John Water haciendo de reverendo, Malcolm Mcdowell haciendo de profesor de Matemáticas y Ray Wise que es el director del instituto.




Lo mejor: Sin duda, el final.
Lo peor: A pesar de su corta duración  hacia la mitad de película  esta sufre un bajón y parece que no va hacia ningún sitio.