viernes, 4 de mayo de 2012

Crítica: Ministry of Fear

Titulo: El Ministerio del Miedo (Ministry of fear)
Año: 1944
Genero: Cine Negro
Duracion:  84 minutos
Director: Fritz Lang
Guion: Seton I. Miiler y Graham Greene
Musica: Victor Young
Montaje: Archer Mashek
Interpretes: Ray Milland, Marjorie Reynolds, Carl Esmond, Dan Duryea
Nota: 6
Sinopsis: 
Después de 2 años en un Sanatorio, Stephen Neale se ve envuelto en medio de una conspiración donde nadie es lo que parece y donde probar su inocencia no será tan fácil como el piensa...




Larga es la sombra de "El hombre con Rayos X en los ojos", personalmente se me hace muy difícil ver a Ray Milland en otro papel que no sea el del Doctor James Xavier, siempre tengo la sensación de que en cualquier momento alguien va a decir eso de que si tus ojos te muestran el pecado...
También es larga la sombra de "Top Secret" y no pude evitar acordarme de esta película viendo "El ministerio del miedo". Huir de los nazis  escondiéndose en una librería me recuerda demasiado la parodia de los Zaz y por desgracia hace que tome con la pelicula de Lang una distancia que me fue difícil recortar conforme avanzaba el metraje.
La película tiene un arranque muy potente a pesar que se use un pastel como mcguffin, la salida del sanatorio, el encuentro con la vidente.. El uso de la fotografía en estas escenas recuerdan al mejor cine expresionista  alemán y probablemente este sea su fallo. Las expectativas son muy altas. El mayor problema radica en que el motivo que hace que el protagonista se vea en medio de la conspiración no resulta creíble: nadie nos bajaríamos de un tren a perseguir a un hombre que nos ha robado un pastel que hemos ganado en una feria por mucho que hubiéramos pasado dos años en un sanatorio, ni contrataríamos a un detective para ver quien era esa persona, simplemente aprovecharíamos para disfrutar de la recién recuperada libertad. Ademas el romance entre los dos protagonistas esta demasiado forzado y no se resulta creíble. Esto y lo antes mencionado me distanciaron mucho de lo que Fritz Lang me estaba contando y a pesar de otras escenas sublimes (las sesiones con la vidente o la visita al sastre) no conseguí engancharme a la película y aunque la creo que es una película muy interesante para ser de Fritz Lang esperaba mucho, mucho mas..


Lo mejor: La impresionante fotografia
Lo peor:   Se espera mas de Fritz Lang